LIVE STREAMING
Gracias a las admisiones holísticas, la Universidad de Princeton es ahora amás diversa desde el punto de vista socioeconómico de lo que nunca ha sido, con casi una cuarta parte del alumnado de grado procedente de familias con bajos ingresos.
Gracias a las admisiones holísticas, la Universidad de Princeton es ahora más diversa, con casi una cuarta parte del alumnado de grado procedente de familias con bajos ingresos. Chip Somodevilla / Staff Getty

Los impactos de la anulación de la acción afirmativa

AL DÍA News escuchó diferentes perspectivas sobre el asunto y sus efectos en el país y en Filadelfia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

BHM para profesores

Febrero 03, 2023

TU en huelga

Enero 31, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El 31 de octubre, la Corte Suprema de Estados Unidos comenzó a escuchar los argumentos orales de las demandas contra la Universidad de Harvard y la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill. La primera institución ha sido acusada de discriminar a los solicitantes asiático-americanos, mientras que la segunda de violar la ley de derechos civiles y la Constitución.

Dirigida por el activista conservador Edward Blum, la organización legal antiafirmativa Students for Fair Admissions (SFFA) alega que esas escuelas dan demasiada importancia a la raza, favoreciendo a los negros y a los latinos, mientras que los solicitantes blancos y asiáticos estadounidenses cualificados son rechazados.

Teniendo en cuenta la mayoría conservadora-liberal de 6-3 en el alto tribunal, es muy probable que se anule la discriminación positiva, pero probablemente habrá que esperar unos meses para conocer la decisión. Las universidades y los expertos han tomado partido de diferentes maneras: mientras algunos sostienen que hay otras formas de promover la diversidad, las escuelas de la Ivy League del país han demostrado su aprecio por el mantenimiento de las políticas de discriminación positiva.

Instituciones de prestigio 

La Universidad de Princeton espera que el Tribunal Supremo reafirme su antiguo precedente de que los programas de admisión holística como el de Princeton son totalmente coherentes con los principios constitucionales, dijo Ramona E. Romero, vicepresidenta y consejera general de la Universidad de Princeton. Según su experiencia, un programa de admisiones holístico es la mejor manera que tiene Princeton de lograr la diversidad del alumnado y los beneficios educativos que genera. 

“Los programas de admisión holísticos se esfuerzan por comprender y evaluar a todos los solicitantes por sus propios méritos, con una apreciación completa de cada aspecto de la identidad, la experiencia y los logros de cada individuo, incluyendo el impacto de su raza o etnia”, añadió Romero.

Jennifer Lennings, profesora de Sociología y Asuntos Públicos en Princeton, mencionó la importancia de la discriminación positiva como sistema. Las personas de grupos infrarrepresentados que reciben oportunidades de crecimiento tienden a volver y a ayudar a sus comunidades, creando un ciclo de contribuciones”. Lennings destaca lo esencial, que es comprender cómo se benefician de su educación las personas que rodean a los estudiantes.

El factor económico en lugar de la raza 

Un liberal que ha trabajado con grupos de derechos civiles y líderes comunitarios en cuestiones raciales, pero que ha decidido ponerse del lado de los demandantes que están en contra de las admisiones basadas en la raza, es Richard Kahlenberg. Este investigador, escritor y autor de The Remedy: Class, Race and Affirmative Action cree que la diversidad racial en los campus es crucial, pero que puede lograrse dando una ventaja a los estudiantes socioeconómicamente desfavorecidos, de los que una parte desproporcionada son estudiantes de color.

Para él, los estadounidenses apoyan la idea de tener diversidad en los campus, pero se oponen a la idea de considerar la raza de alguien para decidir quién entra.

Para The Atlantic, Kahlenberg argumenta que las escuelas cuestionadas en los tribunales tienen una aristocracia multirracial, es decir, que aunque las universidades sean efectivamente diversas desde el punto de vista racial, los estudiantes proceden del grupo más rico de la población.  

Cuando se le preguntó cómo garantizar que una prohibición no represente una regresión en los derechos de los grupos subrepresentados en el entorno de la educación superior, Kahlenberg dijo que las simulaciones realizadas en los casos de Harvard y la Universidad de Carolina del Norte descubrieron que si esas universidades eliminaban sus preferencias por los estudiantes ricos y daban un impulso significativo a las admisiones de los estudiantes económicamente desfavorecidos, se podrían crear sólidos niveles de diversidad racial en el campus. “Si las universidades no hacen nada, la diversidad caerá, pero si aplican programas alternativos que beneficien a los económicamente desfavorecidos de todas las razas, las universidades podrán mantener altos niveles de diversidad racial y llegar a ser mucho más diversas en términos económicos de lo que son hoy”.

Los impactos en filadelfia

Al considerar las repercusiones de la anulación de la discriminación positiva en Filadelfia, la gran ciudad más pobre del país, Darin Toliver, director asociado del Centro de Recursos Afroamericanos de Pensilvania, dice que la decisión del Tribunal Supremo no parece demasiado prometedora. 

Para él, no tener en cuenta la raza en la admisión supone que las oportunidades se distribuyen por igual. En Filadelfia, los estudiantes de las minorías siguen careciendo de los recursos educativos necesarios no solo para participar, sino también para prosperar al igual que sus homólogos. La acción afirmativa ha permitido que los estudiantes de color tengan éxito y cuenten con un apoyo extra, a pesar de los malos resultados de los exámenes y de las escuelas de bajo rendimiento en las clasificaciones del estado.

Según Toliver, “Si se anula la acción afirmativa, va a ver un número significativo de afroamericanos y latinos pobres que se queden fuera y atrás”.

Está de acuerdo en que, en teoría, no se debería tener en cuenta el color, pero al hacer eso, no estamos viendo algunos de los desafíos y prácticas poco éticas que ha tenido Estados Unidos. Históricamente, las personas que entran en la categoría de hogares de bajos ingresos, por ejemplo, pertenecen a las poblaciones negra y marrón en su mayoría. Por ello, cree que priorizar la posición económica en lugar del color va de la mano.

“En términos de quién tiene acceso a la educación superior, la acción afirmativa era claramente algo necesario, y en el 2022 yo diría que todavía lo es”, añadió Toliver.
 

00:00 / 00:00
Ads destiny link