LIVE STREAMING
Paola Ramos was born in 1987 in Miami, Florida. She grew up in Spain. Her mother, Gina Montaner, was born in Cuba and her father is Mexican-American journalist Jorge Ramos.   Miguel Fernández-Flores/VICE News/SHOWTIME
Paola Ramos nació en 1987 en Miami, Florida. Creció en España. Su madre, Gina Montaner, nació en Cuba y su padre es el periodista mexicano-americano Jorge Ramos.  Miguel Fernández-Flores/VICE News/SHOWTIME

(OP-ED) La hija de Jorge: Paola Ramos

  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Gabo en Prime Video

Julio 01, 2022

Banda MS y Edén Muñoz

Julio 01, 2022

Gordita Chronicles

Julio 01, 2022

Homenaje a la champeta

Junio 30, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“De tal palo, tal astilla” en español, o “the apple doesn’t fall far away from the tree,” como se dice en inglés, son dos expresiones que hablan del vínculo inquebrantable entre padres e hijos.

El artículo de portada de la reportera Beatriz García en la edición de esta semana de AL DIA me hizo pensar en ambos refranes y en los versos de una canción de Joan Manuel Serrat, cantante catalán y compositor de preciosas letras que -en una de ellas que me viene a la mente ahora- habla de nuestro inadecuado papel como padres de esos “locos bajitos”- nuestros hijos.

Los niños que cada mañana “se incorporan con los ojos abiertos de par en par”.

Paola Ramos, una de estos “locos bajitos” en la familia de Jorge Ramos, viajó a la provincia de Darién, ese tapón selvático del continente americano ubicado en la frontera de Colombia y Panamá. Es la herida abierta y sangrante de la “aorta migratoria” que fluye hacia Estados Unidos, y que se extiende miles de kilómetros desde el Río Atrato, en el Darién, hasta el Río Grande, en la frontera sur de los EE.UU.. Ramos emprendió este peligroso viaje y superó la temeridad de su padre, el periodista Jorge Ramos, célebre personalidad del periodismo hispano y principal presentador de noticias de Univisión. 

Cuando Jorge visitó la redacción de AL DÍA, me confesó en una entrevista grabada que sentía que se estaba convirtiendo en un “dinosaurio” en el oficio del periodismo, hasta el punto, como me señaló, de que ni siquiera sus hijos veían sus noticieros, incluida quizás Paola.

¡No me extraña, Jorge!

Muchas veces nuestros hijos “se nos parecen”, como dice Serrat, y eso nos da la gran “primera satisfacción” a los padres. Sin embargo, nosotros, padres imperfectos que somos, no podemos hacer nada para protegerlos del inevitable sufrimiento que deben atravesar en el camino de sus propias vidas para completar su crecimiento hacia la plena edad adulta.

Una vez allí, están en condiciones de corregirnos y mejorarnos, Jorge, y esa debe ser nuestra gran “segunda satisfacción”.

La hija de Jorge, Paola, una joven periodista de ascendencia hispana y autora del libro “Finding Latinx” (Penguin Random House), está recorriendo su propio camino en la profesión periodística, haciendo un reportaje sobre el terreno que pocos se atreven a abordar hoy en día por el peligro que conlleva, pero sobre un tema urgente que Estados Unidos no puede seguir ignorando. 

Es la historia de un continente adolorido, que clama por justicia política y económica para sus hijos, desde Tijuana y Ciudad Juárez, hasta las selvas del Darién, y que se extienden hasta las calles de las principales ciudades de Colombia - hoy  teatro, nuevamente, de una confrontación sangrienta. El reporte peridístico de Paola Ramos, ensambla algunas de las piezas de una realidad atroz capturada en un viaje de varios días por El Darién, “The World’s Most Dangerous Jungle”, que hizo Ramos para VICE.  

“Lleno de serpientes y escorpiones”, como ella narra, y de cuerpos en descomposición masacrados por todo tipo de milicias que hacen presa de ese río de seres humanos desesperados que escapan de la persecución política, o son acosados por el hambre, en una búsqueda suicida a través de un moderno “Corazón de las Tinieblas” aún no documentado.

Son cubanos, haitianos, venezolanos, brasileños, colombianos, centroamericanos, así como personas procedentes de Bangladesh, en Asia, y de Camerún y Somalia, en África.

Miles de familias llevan literalmente a sus pequeños hijos a través de esas selvas, vadeando esos ríos, y atravesando esos desiertos, para llegar, en esa aspiración milenaria de todos los seres humanos, a “La Tierra Prometida”.

¿Y quién está haciendo ese reportaje original y urgente? “Los jóvenes periodistas latinos de los EE.UU.  que quieren volver a sus raíces de la manera que nuestros padres no quisieron”, aclara con énfasis Paola Ramos.

Ellos están aquí para corregirnos y mejorarnos, Jorge, y esa debe ser nuestra “segunda satisfacción”; te lo digo yo, padre de dos hijas inteligentes, bien educadas y voluntariosas, una de ellas ahora en camino a la escuela de posgrado de (¡adivinaste!) periodismo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link