LIVE STREAMING
Tony Baday, propietario del restaurante Las Carnitas. Univision.
Tony Baday, propietario del restaurante Las Carnitas. Univision.

Un migrante hondureño regala comida a familias hispanas afectadas por el Covid-19

Cada día el restaurante Las Carnitas, propiedad del hondureño Tony Baday, regala 150 almuerzos gratuitos a familias con hijos en el sur de Florida.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Libros quemados en dictadura

Septiembre 23, 2022

J Balvin y su app de salud

Septiembre 23, 2022

Herencia Hispana en NYC

Septiembre 20, 2022

Premio para Penélope Cruz

Septiembre 19, 2022

Vicente Fernández ST

Septiembre 19, 2022

Premios CHCI 2022

Septiembre 19, 2022

Premios Verdes en Miami

Septiembre 16, 2022

Colombiana en Times Square

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Casi la mitad de los latinos residentes en Estados Unidos ha perdido su empleo desde que la pandemia de Covid-19 empezó a azotar el país.

En un contexto crítico, algunos pequeños empresarios y emprendedores hispanos se están revelando como vórtices de unión de la comunidad que más está sufriendo los golpes económicos y sanitarios del virus junto a la afroamericana

En Miami, donde se han producido ya 7.459 contagios, el propietario de un restaurante latino se ha responsabilizado del duro momento que están pasando sus compatriotas y ha decidido actuar. 

Hace un mes, Tony Baday, dueño de Las Carnitas, se ofreció a alimentar gratuitamente a niños de familias hispanas afectadas por la crisis. 

“Soy padre y vivo aquí hace 21 años y sé que, al estar cerradas las escuelas muchos niños se quedan sin el desayuno y el almuerzo”, dice Tony, quien también explica cómo al inicio “venía gente con niños, pedían trabajo o comida, o me preguntaban cuál era la comida más barata”.

Baday llegó a los Estados Unidos desde Honduras y sus comienzos, como los de cualquier migrante, no fueron fáciles. Conoce de primera mano lo que se siente cuando apenas le alcanza a uno para vivir.

“Me tocó lavar platos, recoger basura, no tener teléfono o tomar el autobús, dormir en el piso… Igual que a todos”, dice. 

Un menú gratuito

A Las Carnitas acuden familias como las de Emilio Fortín, que trabaja de forma intermitente como obrero en la construcción y está muy angustiado por el futuro de sus hijos en un momento tan incierto. También Melissa Belis, conductora de autobús desempleada, que tiene tres niños y cuida de dos más, y a quien los almuerzos gratuitos de Tony Baday la han sacado de un gran apuro y se siente muy agradecida por el apoyo. 

La mayoría de madres y padres latinos tienen empleos informales; muchas mujeres limpian casas o trabajan en construcción al igual que sus esposos, o trabajan en restaurantes, así que tienen que dejar a sus hijos solos o con la vecina. Algunas mujeres que llegan con 8 niños a llevar la comida me dicen que sus papás están trabajando y ella les está haciendo el favor de cuidarlos”.

Si bien los primeros días el restaurante solamente repartía unas cuarenta comidas, ahora ya sirve sin ningún coste unos 150 almuerzos a familias hispanas afectadas por la crisis generada por el coronavirus. 

Además, Tony ofrece los menús habituales a sus clientes que sí pueden costearlos y es gracias a  ellos que puede seguir poniendo Las Carnitas al servicio de su comunidad.

00:00 / 00:00
Ads destiny link