LIVE STREAMING
Ada Trillo, 2022 Pew Fellow. Photo by Carlos de la Sancha
Ada Trillo, 2022 Pew Fellow. Foto de Carlos de la Sancha

“La migración y la explotación son una realidad”

La fotógrafa latina Ada Trillo es una de los 12 artistas de Filadelfia premiados con una beca Pew de $75,000

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El mes pasado, el Pew Center for Arts & Heritage anunció sus subvenciones y becas para 2022 en apoyo de eventos culturales y obras artísticas que animarán y enriquecerán la región de Filadelfia y representarán diversas identidades, experiencias personales y relatos históricos. Las 42 subvenciones ascienden a 9,5 millones de dólares, de los cuales 900.000 se destinan a 12 artistas del área de Filadelfia como becas Pew. Entre ellos se encuentra Ada Trillo, artista y fotógrafa mexicano-estadounidense, cuya obra documenta la migración a través de Centroamérica y la frontera entre Estados Unidos y México.

"La beca Pew ha sido un hermoso honor para mí", dijo Trillo en una reciente entrevista con AL DIA News. Cada becado Pew recibirá 75,000 USD.

Nacida y criada en la región fronteriza entre Estados Unidos y México, Juárez y El Paso, Trillo supo desde el jardín de infancia que el arte era su camino y "lo he seguido como mi pasión a pesar de encontrarme con muchos obstáculos; empecé como pintora y pasé a la fotografía por el trabajo que requería", explicó.

Profundamente conectada con su experiencia vital en La Frontera, su trabajo se centra en cuestiones sociales que afectan a la frontera, como el tráfico sexual, la migración internacional relacionada con el clima y la violencia, y las antiguas barreras de raza y clase. 

"Sabía que si pintaba la realidad de la inmigración y la dificultad de cruzar las fronteras no sólo de Estados Unidos sino de toda Centroamérica y México, nadie lo creería. Así que la fotografía se convirtió en la respuesta", añadió.

Trillo estudió Bellas Artes en el Instituo Marangoni de Milán y luego se trasladó a Estados Unidos para obtener un B.A en la Universidad de Drexel, en Filadelfia, donde sigue viviendo hoy.  

"Mi comunidad, mis mejores amigos y mi vida están en Filadelfia", afirma. 

Un tema de familia

Aunque a su familia no le gustó que no siguiera el negocio familiar,  una inmobiliaria comercial, Trillo ha logrado consolidar su carrera como fotógrafa y sus proyectos han aparecido en publicaciones internacionales como The Guardian, Vogue, Smithsonian Magazine y Mother Jones. La obra de Trillo se encuentra en la Biblioteca del Congreso, el Museo de Arte de Filadelfia y otras colecciones institucionales y privadas.

"Mi interés por la fotografía comenzó haciendo fotografías durante mis viajes al extranjero que utilizaba como referencia para mis cuadros", recuerda. Sin embargo, también se vio influida por un sentido de la justicia social arraigado en su familia

"Mi abuelo era un médico que por las noches atendía gratuitamente a los pacientes sin recursos. Por eso, en la casa de mis abuelos siempre había un pollo o una cesta con verduras que alguien les había regalado", recuerda.

Su tía, Guillermina Valdes De Villalba, fue la fundadora de EL COMO, el Centro de Orientación de La Mujer Obrera, ayudaba a las trabajadoras de las maquiladoras a organizar huelgas para conseguir mejores condiciones laborales. "Guillermina también fue pionera en la investigación de los problemas de la frontera entre México y Estados Unidos en El Centro de la Frontera Norte y tuvo un "compromiso de por vida con la justicia social", recordó.

Otra tía, Guadalupe Valdés, es profesora de la Universidad de Stanford y se dedica a investigar  muchas de las cuestiones del bilingüismo relevantes para los profesores en formación, “incluyendo los métodos de instrucción, las tipologías, la medición del progreso y el papel de la educación en las políticas nacionales sobre inmigración", explicó.

Entre los proyectos más recientes de Trillo destaca "La Caravana del Diablo" una serie de fotografías en blanco y negro de una caravana masiva de migrantes hondureños que en enero de 2020 huían de la violencia y las malas condiciones económicas. Durante 8 ocho días, la caravana viajó a través de Guatemala hacia México, cruzando el río Suchiate, donde fueron recibidos por la recién creada Guardia Nacional. Los migrantes que intentaban entrar en México se dividieron en dos grandes grupos. El grupo más numeroso cruzó el río Suchiate y la Guardia Nacional les lanzó gases lacrimógenos. Se vieron obligados a retirarse y esperaron dos días en la orilla del río. Su segundo intento de cruzar el río (a las cuatro de la mañana) fue un éxito, pero sólo horas después la Guardia Nacional los rodeó, los metió en autobuses y los envió de vuelta a Honduras.

 "La migración y la explotación son una realidad; si la gente no es consciente, no se podrá cambiar", dijo Trillo. Para sus fotos siempre elige el blanco y negro "porque el foco está en la persona, no en los colores chillones que la rodean".

A pesar de su interés por las injusticias sociales, no le gusta que la confundan con una fotoperiodista.  "Mi formación es en Pintura y Bellas Artes, así que cuando compongo una fotografía, es natural que la formación y la práctica que he tenido durante más de 25 años tome presencia", afirma. Además, "la interacción que tengo con los refugiados es totalmente diferente a la que tiene un periodista. Viajo con ellos en tránsito, por lo que las fotografías son íntimas y personales. No son "sujetos", sino mis amigos, ese verdadero medio social con el que consigo mantener el contacto", concluyó.

 

Migrant caravan crossing the river that borders Guatemala and Mexico, 2020. Photo by Pew Fellow Ada Trillo
Migrant caravan crossing the river that borders Guatemala and Mexico, 2020. Photo by Pew Fellow AdaTrillo

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link