LIVE STREAMING
Un grupo de estudiantes que se hace llamar la Coalición de Estudios Étnicos de Harvard en la Biblioteca Widener de la universidad. Vía NYT.
Un grupo de estudiantes que se hace llamar la Coalición de Estudios Étnicos de Harvard en la Biblioteca Widener de la universidad. Vía NYT.

Estudiantes latinos acusan a Harvard de utilizar la “diversidad” como una herramienta de marketing

El rechazo de Harvard a convertir a una profesora hispana en titular abre el debate sobre la falta de atención a los estudios étnicos. ¿Una universidad para la…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Un planazo de verano

Mayo 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

No retiene el talento, aunque defienda la cuota por raza en las admisiones. Esto es lo que aseguran los estudiantes latinos, asiáticos y afroamericanos después del rechazo de la Universidad de Harvard a conceder la titularidad a la profesora hispana Lorgia García Peña, una de las pocas profesoras de la institución especializada en estudios caribeños y latinos, en un centro donde solo un 12% de los docentes titulares pertenecen a minorías, según NYT.

El mes pasado, los estudiantes se manifestaron ocupando un edificio de admisiones de la institución y presentaron una carta exigiendo transparencia en los procesos de titularidad a los profesores, así como la creación de un departamento de estudios étnicos, y acusaron a Harvard de utilizarlos como símbolo de diversidad cuando no invierte lo suficiente en áreas académicas que aborden su historia y experiencias como personas racializadas.

Una noticia que sacude aún más los cimientos de la universidad, que aún sigue batallando contra una demanda que cuestiona su política de admisiones.

“Necesitamos más que sólo nos dejen entrar”, dijo Laura Veira-Ramírez (21), estudiante de último curso y colombiana indocumentada que trabajó a tiempo parcial la oficina de admisiones. 

"Necesitamos recursos una vez que lleguemos al campus y parte de esos recursos es un programa de estudios étnicos", concluyó.

¿Un profesorado diverso?

En tanto el presidente de Harvard rehusa dar explicaciones a los académicos de todo el país que han mostrado su consternación por la negativa de la universidad a conceder la titularidad a la Dr. García Peña, el profesorado de la institución no entiende tampoco este rechazo y exige una revisión del proceso para descubrir si existen más indicios de esta falta de diversidad en el cuadro docente. 

Algo que a tenor de los datos, parece ser cierto…

Solo 81 de los 2.490 profesores de Harvard son hispanos, según el Harvard’s Fact Book; mientras que un informe sobre la diversidad realizado el pasado año, señalaba que el 8% de cerca de mil profesores titulares pertenecen a minorías, que incluyen a personas de raza negra, latinos e indígenas americanos.  

Un 12% de los profesores titulares de Harvard pertenecen a minorías subrrepresentadas, según el NYT

A menor diversidad de profesorado, menor número de cursos sobre estudios étnicos… Y al revés.

Si bien la decana de la Facultad de Artes y Ciencias, Claudine Gay, aseguró a NYT que era su intención aumentar la oferta de este tipo de estudios e incluso crear un departamento para la especialidad, necesitan primero contratar profesorado. Cosa que llevan intentando hacer desde verano. También afirmó que revisaría el proceso de titularidad.

Como si hubiese preconizado el escándalo, la propia García Peña publicó un artículo el año pasado donde escribió que los programas de estudios étnicos hacen que las universidades  "sean un poco menos racistas, un poco menos blancas".

"Proporcionan a los estudiantes espacios para pensar y escribir sobre cuestiones importantes", añadía. "También proveen apoyo a los estudiantes de color a los que se les hace sentir en cualquier otro curso, como ciudadanos de segunda clase".

La lucha por la creación de un programa de estudios étnicos en Harvard no es nueva… En 2017 se consiguió que creasen un curso de estudios étnicos en historia y literatura -otro de menor importancia existía desde 2009-, pero ahora reclaman un departamento completo y la especialización. 

Una controversia que se suma a la de otras escuelas, como Yale, donde el pasado marzo 13 profesores se retiraron del programa de Etnia, Raza y Migración por falta de apoyo hasta que la universidad aceptó dedicarle más recursos. E igualmente, en 2016, en Dartmouth, se le negó la titularidad a un profesor de estudios asiático-americanos, lo que causó un gran revuelo por el trato que reciben los docentes especializados en raza, género y sexualidad. 

Los programas de estudios étnicos hacen que las universidades  "sean un poco menos racistas, un poco menos blancas", escribió García Peña

Con respecto a la Dra García Peña, Robert Reid-Pharr, profesor de los departamentos de Estudios de la Mujer, Género y Sexualidad y Estudios Africanos y Afroamericanos, declaró a NYT: 

"Necesitamos preguntarnos cómo es que a ciertos miembros del profesorado -en particular a las personas de color, sobre todo a las mujeres- se les pide que hagan todo tipo de trabajo extra, pero ese trabajo no es necesariamente juzgado adecuadamente, ni remunerado por ello".

00:00 / 00:00
Ads destiny link