LIVE STREAMING
Trabajadores limpian las calles de granizo el jueves 2 de noviembre de 2017, en una calle de Bogotá (Colombia). Una inusual granizada que cayó en gran parte de la capital cubrió de blanco y causó caos en varios sectores por las inundaciones, paralización del tráfico en la hora pico y cortes de electricidad. EFE/MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA
Trabajadores limpian las calles de granizo el jueves 2 de noviembre de 2017, en una calle de Bogotá (Colombia). Una inusual granizada que cayó en gran parte de la capital cubrió de blanco y causó caos en varios sectores por las inundaciones, paralización…

La realidad del Cambio Climático: de huracanes a migraciones masivas

Un reportaje importante en Estados Unidos ha demostrado que el Cambio Climático es cada vez peor, y esta semana podríamos ser el único país en estar fuera de…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Canelo, golf y su regreso

Febrero 02, 2023

Debut de Chef mexicano

Enero 23, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

No se puede tapar el sol con un dedo. La destrucción de Barbuda, la crisis en Puerto Rico, los implacables incendios en California y en Portugal, son sólo ejemplos que han llegado a los titulares sobre lo que realmente significa el Cambio Climático para la humanidad.

Y aún así, el gobierno de uno de los países más poderosos del mundo insiste en el negacionismo y en desacreditar décadas de estudios científicos.

En contra de todo lo que la Administración Trump ha insistido en vender, 13 agencias federales publicaron un reporte científico exhaustivo el pasado viernes, donde aseguran sin temor a equivocarse que “los humanos son la causa dominante del aumento de la temperatura global que ha creado el período más caluroso en la historia de la civilización”.

La causa es más sencilla de comprender de lo que pareciera y ha sido una letanía científica desde hace muchos años: el efecto invernadero es causado por las emisiones de gas producto de la actividad industrial humana.

El Climate Science Special Report cuenta con una publicación con más de 800 páginas de evidencias, que fue respaldada el día viernes por algunas agencias del gobierno y por académicos a nivel nacional, según reportó el diario The Atlantic.

Se trata de un reporte que se emite cada cuatro años por parte del National Climate Assessment a petición del Congreso de Los Estados Unidos.

“Este es el reporte más comprensivo de ciencia climática disponible actualmente en el mundo, y reafirma lo que ya sabíamos”, dijo Robert Kopp, uno de los autores principales del reporte y profesor de ciencias climáticas en la Universidad de Rutgers. “Si queremos hacer algo para mantener el calentamiento por debajo de 2 grados Celsius, la ventana para hacerlo se cerrará en las próximas dos décadas”.

Esto es conocimiento básico para la comunidad científica internacional. Las Naciones Unidas manejan el límite de dos grados Celsius como el punto en el que el cambio climático peligroso comienza.

A pesar de la amplia evidencia, el gobierno de Donald Trump – representado específicamente por Scott Pruitt, director de la Agencia de Protección Medioambiental – ha insistido en que los datos no son certeros y que el cambio climático podría ser un mito.

“La ciencia nos dice que el clima está cambiando y que la actividad humana afecta ese cambio de alguna manera”, dijo Pruitt durante sus declaraciones al ser nominado para dirigir la Agencia. “La capacidad humana para medir con precisión el alcance de ese impacto es objeto de debate continuo y de diálogo, como debería ser”.

Por su parte, y durante las mismas audiencias de confirmación como nominados al nuevo gabinete, el futuro secretario de estado Rex Tillerson aseguró entonces que “el riesgo del cambio climático existe. El aumento de los gases en la atmósfera está teniendo un efecto (pero) nuestra habilidad para predecir ese efecto es muy limitada”.

Lo que sucedería después era fácil de advertir: Trump y Pruitt desmantelaron las agresivas políticas instauradas por el presidente Barack Obama para reducir la contaminación por dióxido de carbono en Estados Unidos; rescindieron el Plan de Energía Limpia durante el mes de octubre y el presidente Trump retiró a Estados Unidos del Acuerdo de París.

Evidentemente, la Casa Blanca sostiene sus posturas: después de la publicación del reporte el pasado viernes, la administración emitió un comunicado en el que pareciera “restar valor” al grado de confianza en los descubrimientos de los científicos, según reportó el New York Times.

“El clima cambia y siempre está cambiando”, dijo el vocero de la Casa Blanca, Raj Shah. “Como establece el Reporte Especial de Ciencia Climática, la magnitud de los cambios climáticos futuros dependen en gran medida de ‘la incertidumbre restante en la sensibilidad del clima de la Tierra’ a las emisiones de gases de efecto invernadero”, agregó.

Según continúa el medio, la Agencia de Protección Medioambiental ha eliminado las referencias al cambio climático de su página web y ha prohibido a sus científicos a presentar reportes de investigación en torno al tema.

Pero aún así, los datos del reporte son lapidarios:

  • La tierra ha presentado temperaturas elevadas por tres años consecutivos, y los últimos 16 años han sido los más cálidos registrados en el globo.
  • Las catástrofes – como inundaciones, huracanes y olas de calor – que han costado a Estados Unidos hasta 1.1 billones de dólares desde 1980, se transformarán en un fenómeno constante.
  • Cada parte del territorio estadounidense se ha visto afectado por el calentamiento y las condiciones tan sólo empeorarán

El asunto vuelve a ser tema de debate y desencuentros cuando esta semana se lleve a cabo la Conferencia Internacional sobre el Clima en Bonn (Alemania), y donde Siria ha anunciado sus planes para unirse al acuerdo climático de París (un acuerdo creado en el 2015 en el que las naciones se unen para reducir las emisiones de carbón a nivel global, según explicó el Washington Post).

Si esto llegara a suceder, Estados Unidos se transformará en el único país en desacreditar el acuerdo, incluso por debajo de países como Siria que, aún enfrentando una de las peores guerras en su historia, sigue dejando espacio para la colaboración internacional.

Para agravar más el asunto, el Cambio Climático podría ser una de las causas más importantes en la migración, un término al que la Casa Blanca pareciera ser alérgico.

Como explica Reece Jones – profesora de geografía en la Universidad de Hawái y autora de Violent Borders -  en su columna para Undark.org, se estiman que 200 millones de personas serán desplazadas por catástrofes relacionadas al cambio climático para el 2050.

“El Huracán Irma destruyó por completo la isla de Barbuda y obligó a sus 1.600 residentes a ser reubicados, demostrando que la migración inducida por el clima ya no es una posibilidad futura, sino una realidad actual”, asegura la académica. “Una semana y media después, el Huracán María cortó la electricidad para los 3.4 millones de residentes en Puerto Rico y dejó a gran parte de la isla sin agua potable. El 15% de la población de Puerto Rico se estima que dejará la isla durante el próximo año”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link