LIVE STREAMING
Britney estuvo bajo la custodia legal de su padre por más de una década. Foto: Twitter
Britney estuvo bajo la custodia legal de su padre por más de una década. Foto: Twitter

Resumen 2021: El año de la libertad de Britney Spears

Durante los últimos 13 años, la vida de la cantante Britney Spears estuvo controlada por su padre Jamie Spears gracias a una custodia que le cedía el dominio…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Vicepresidenta en Time 100

Septiembre 30, 2022

Lanzan audios nativos

Septiembre 29, 2022

Maratón por Puerto Rico

Septiembre 29, 2022

Herencia Hispana en Madrid

Septiembre 28, 2022

Queman obra de Frida Kahlo

Septiembre 27, 2022

La Borinqueña mural

Septiembre 26, 2022

Libros quemados en dictadura

Septiembre 23, 2022

J Balvin y su app de salud

Septiembre 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Un hashtag, un documental  y un juicio mediático fueron la fórmula de la libertad para Britney Spears. Millones de personas de todas las edades redescubrieron a la superestrella del pop, no solo en su faceta de artista, sino en su dolorosa historia personal. 
 
Los seguidores de la cantante comenzaron a librar un movimiento bajo en hashtag #FreeBritney, donde buscaban presionar al sistema para liberar a la superestrella del pop de su padre. Además, se estrenó el documental “Framing Britney Spears”, que relata desde las voces de personas cercanas a la cantante, el drama de su vida bajo la tutela a la que fue sometida todos esos años.
 

En junio de este año, Britney declaró ante un tribunal que quería casarse y tener un bebé. “Ahora mismo me han dicho que en la custodia no puedo casarme ni tener un bebé", manifestó la cantante, haciendo énfasis en que sus tutores legales no le permitían quitarse el DIU para quedar embarazada.

Luego de las fuertes declaraciones frente a la corte, el Sr. Spears dijo que amaba a su hija "incondicionalmente", que ha "tratado de hacer lo mejor para ella" y que lamenta verla “sufriendo tanto dolor”.
 
El 12 de noviembre, luego de cinco meses en juicio, la jueza de la corte de Los Ángeles, Brenda Penny, ordenó el fin de la custodia de la cantante. 
 
La jueza Penny señaló en su orden que “la tutela de la persona y los bienes de Britney Jean Spears ya no es necesaria” y así la cantante fue liberada legalmente de la custodia de su padre luego de más de una década. 
2007, el año de la crisis
La custodia se estableció en 2008, después de que la princesa del pop, conocida por sus éxitos como ‘Oops I Did It Again!’ y ‘Toxic’, se enfrentara a una crisis de salud mental pública.
 
La cantante comenzó a comportarse de forma errática en 2007, luego de divorciarse de Kevin Federline con quien tuvo dos hijos sobre los que perdió también su custodia legal. 
 
Una serie de incidentes públicos suscitaron preocupación por su bienestar mental, y la estrella fue noticia por afeitarse la cabeza y golpear el coche de un fotógrafo con un paraguas.
 
En 2008, fue ingresada dos veces en el hospital para ser evaluada psicológicamente. Luego de esto, se estableció una custodia temporal que se volvió permanente un año después. 
 
Dentro de su custodia, Britney no estaba autorizada a cambiar de residencia, de estilo, a tener más hijos o casarse con su novio sin previa autorización de su padre.
 
Una custodia como esta se da a personas que son incapaces de velar por ellas mismas, sin embargo, Spears publicó tres álbumes, tuvo una exitosa residencia en Las Vegas y realizó numerosas apariciones en televisión, incluida una temporada como juez en el programa estadounidense X Factor durante los años que estaba bajo la tutela de su padre. 
El siguiente paso para Britney 
Después de todo lo que tuvo que vivir, Britney por fin podrá tomar decisiones por sí misma y sobre su fortuna de más de 60 millones de dólares.
 
Una de las primeras decisiones que ha tomado sobre su nueva vida ha sido comprometerse con su novio modelo de 27 años, Sam Asghari, luego de cinco años de relación. 
 
Además de casarse, la pareja ha manifestado que quiere dejar Hollywood atrás y empezar de nuevo en un nuevo hogar y tener un bebé, luego de haber estado bajo control familiar todos estos años. “Hawaii ha sido el paraíso personal de Britney”, dijo una fuente cercana a la revista Star. “Estar junto al océano y la naturaleza es lo que ella y Sam quieren”, agregó.
 
En términos financieros, Britney aún debe resolver el pago a una constelación de abogados, que según The New York Times, superaría el millón de dólares.
 
Además, es posible que la cantante emprenda acciones legales contra su padre, algo que insinuó tras ser liberada de su tutela, pero que aún no ha puesto en marcha.
00:00 / 00:00
Ads destiny link