LIVE STREAMING
Un hombre consume marihuana durante una celebración el año pasado frente al Museo de Arte de Filadelfia para conmemorar el segundo aniversario de la despenalización de la posesión de marihuana en la ciudad. La medida ha permitido ahorrar a la ciudad millones de dólares en arrestos y procesos judiciales.  Linn Washington
Un hombre consume marihuana durante una celebración el año pasado frente al Museo de Arte de Filadelfia para conmemorar el segundo aniversario de la despenalización de la posesión de marihuana en la ciudad. La medida ha permitido ahorrar a la ciudad…

[OP-ED]: Propuesta para descriminalizar a consumidores de marihuana

El senador de New Jersey Cory Booker propuso recientemente un proyecto de ley para legalizar el consumo de marihuana. El proyecto podría mejorar de forma…

SHARE THIS CONTENT:

La innovadora medida propuesta por Booker, demócrata y exalcalde de Newark, significaría la legalización de la marihuana a nivel nacional. La ley también prevé penalizar a los estados que lleven a cabo de forma persistente arrestos racialmente discriminatorios y encarcelamientos por delitos relacionados  con el consumo de marihuana. 

En particular, la ley propuesta por Booker supone la eliminación de condenas federales por marihuana. Booker también exige que los estados supriman las condenas por cannabis. Actualmente, los individuos condenados por delitos de marihuana -incluso por posesión de una pequeña cantidad- se enfrentan a restricciones de por vida, desde acceder a determinados puestos de trabajo a recibir subsidios federales para estudios universitarios. 

Eliminar los antecedentes penales supone un gran reto que cambiaría la vida de miles de latinos y afroamericanos sobre los que hoy pesa alguna condena por marihuana. Borrar los antecedentes por marihuana les permitiría acceder a la industria de la marihuana legal, un mercado lucrativo, que crece muy rápido.

Actualmente, la legislación relacionada con el consumo legal de cannabis en adultos o para usos médicos barra el acceso a personas con antecedentes criminales.

 El senador Booker aclaró por otra parte que el motivo por el que apoya esta medida es el racismo persistente de las autoridades a la hora de aplicar la ley sobre marihuana. El historial racista de las fuerzas del orden fue precisamente la justificación que utilizó en 2014 el entonces el concejal James Kenney, hoy alcalde de Filadelfia, para liderar la despenalización de la posesión de cannabis en la ciudad del Amor Fraternal. 

Kenney tuvo que enfrentarse en ese momento al alcalde Michael Nutter, un afroamericano que había dado la espalda a las evidentes disparidades raciales que revelaban los arrestos por marihuana: en 2012, afroamericanos y latinos representaban el 93% de los arrestos por posesión de marihuana en Filadelfia (el consumo de marihuana es el mismo entre blancos y no-blancos en todo el país). 

Hay que dar crédito a Kenney por haber tomado una firme posición a la hora de corregir un error racista que ningún miembro no-blanco del Concejo de la Ciudad pensó en corregir anteriormente, a pesar de la evidente discriminación racial en contra de los no-blancos cometida por las fuerzas policiales a la hora de condenar por delitos de marihuana. 

 En todo el país existe un infame historial de discriminación racial a la hora de aplicar la ley sobre marihuana, por mucho que lo nieguen el antiguo alcalde de Philly o el actual Fiscal General de los EEUU, Jeff Sessions. 

Un informe publicado por la alcaldía de Nueva York en 1944 confirmaba que los latinos y afroamericanos representaban el 76% de los arrestos por posesión de marihuana entre los años 1939 y 1940. En 2016, los arrestos por el mismo delito cometidos por los mismos en Nueva York representaban el 86%.

Igual que ocurre en Filadelfia, en Nueva York las detenciones por posesión de marihuana surgen de la política racista de “stop-and-frisk” llevada a cabo por la policía en las comunidades no-blancas. 

Las principales conclusiones del informe La Guardia de 1944, además, contradicen el reclamo de que la marihuana supone una grave amenaza. El estudio, elaborado por la Academia de Medicina de Nueva York, no halló evidencia alguna de que el consumo de marihuana fuera una puerta a las drogas duras o a la criminalidad. 

Las conclusiones del estudio de 1944 son coherentes con los resultados de una investigación sobre marihuana llevada a cabo por el gobierno británico en la década de 1890 y más adelante, por una comisión convocada por el entonces presidente de EEUU Richard Nixon a principios de los años 70. 

La propuesta de ley del senador Booker, encaminada a poner fin a la prohibición federal sobre la marihuana, es un claro indicador de que ya va siendo hora de acabar  con la tontería sobre el cannabis. n

TAGS
  • marihuana
00:00 / 00:00
Ads destiny link