LIVE STREAMING
Brian O’Neill, concejal republicano de Filadelfia. Archivo particular.
Brian O’Neill, concejal republicano de Filadelfia. Archivo particular.

[OP-ED]: Miembros del Concejo de Filadelfia condonan el comportamiento intolerante del Sindicato de Policía

Brian O’Neill, el concejal Republicano que representa a la sección Noreste de Filadelfia (el Distrito 10) desde 1980, ha conseguido numerosas distinciones a…

SHARE THIS CONTENT:

O’Neill consiguió otra distinción recientemente, aunque fue una distinción algo dudosa. El concejal ha promovido la repugnante intolerancia racial.

El pasado agosto, Brian O’Neill se unió al presidente del sindicato de la Policía de Filadelfia, John McNesby, en una marcha de apoyo a un agente de policía que mató de un tiro por la espalda a un hombre negro. En la marcha, McNesby acusó a los activistas de Black Lives Matter de ser “una pandilla de animales rabiosos”.

 Calificar a los negros de “animales” es una práctica repugnante con profundas raíces racistas.

Está bien si O’Neill quería respaldar las fuertes críticas que McNesby echó sobre los manifestantes que salieron a protestar en contra de la violencia policial delante de la casa del agente responsable del fatal tiroteo.  En un momento de la marcha, titulada “Back the Blue” (Respalde a los Azules), O’Neill dijo que esos manifestantes eran una “mancha” para Filadelfia.

Lo que no está bien es que el concejal republicano permaneciese callado ante la verborrea racista de McNesby, incluso antes de que sus comentarios despertasen la indignación a nivel local y nacional. O’Neill no quiso responder a las repetidas peticiones de comentarios sobre si apoyaba o rechazaba los insultos racistas de McNesby

En el Concejo Municipal existe un apoyo bipartito a la última demostración de intolerancia de McNesby. El representante de la mayoría demócrata, Bobby Henon, también participó en la marcha “Back the Blue”. Igual que O’Neill, Henon no ha manifestado su preocupación ante la verborrea racista de McNesby ni ha querido responder a las peticiones de comentario. 

La semana pasada, el premiado escritor y locutor de radio Solomon Jones intentó contactar a O’Neill y Henon para comentar los ataques de McNesby. “Que los concejales O’Neill y Henon no hayan denunciado la retórica racista de McNesby es una muestra de desprecio hacia los contribuyentes negros que colaboran para pagar sus salarios”, escribió Jones la semana pasada. 

Jones recibió una respuesta del concejal demócrata Mark Squilla, otro participante en la marcha “Back the Blue”. Squilla dijo que “no había escuchado la verborrea racista de McNesby, pero [ahora] lo consideraba cuestionable”.

El silencio colectivo de los miembros del Concejo Municipal ante la manifestación de intolerancia de McNesby es despreciable, teniendo en cuenta el sórdido pasado de la Policía de Filadelfia en cuanto a abusos de violencia, un comportamiento inmoral que le cuesta a la alcaldía millones de dólares al año.   

Este silencio es especialmente sorprendente por parte de concejales no-blancos, cuyos votantes negros y latinos han sido históricamente las víctimas de la brutalidad de la Policía de Filadelfia. 

En 1977, por ejemplo, los agentes de policía negros se manifestaron en la entrada de la antigua sede del sindicato de Policía para denunciar las palizas propinadas contra policías negros y sus esposas en el bar de las instalaciones. En 1993, un agente borracho le propinó una golpiza al entonces fiscal latino de Filadelfia Víctor Ventura en ese mismo bar. 

El Concejo de la ciudad juega con ventaja. El Concejo podría reducir el presupuesto de la ciudad destinado al fondo de defensa legal del sindicato de Policía, fondo que McNesby utiliza a menudo para defender actos de brutalidad policial indefendibles. 

El sindicato de McNesby apoyó la candidatura presidencial de Donald Trump, a pesar de su demostrada intolerancia. En septiembre de 1968, el presidente del sindicato de Policía de Filadelfia, John Harrington, abrió un escándalo al manifestar el apoyo del sindicato al candidato presidencial George Wallace, conocido por su racismo.  

A finales de la semana pasada, el Departamento de Policía inició un proceso desalentador contra Ryan Pownall –el policía homenajeado en la marcha “Back The Blue”– por haber cometido múltiples violaciones del código policial en el fatal tiroteo cometido en junio de este año.

Hace siente años, Pownall también disparó a otro sospechoso de color por la espalda. Lo dejó paralítico.

TAGS
  • brian o'neill
00:00 / 00:00
Ads destiny link