LIVE STREAMING
Un viejo coche pasa por delante del gimnasio de boxeo Rafael Trejo el 12 de mayo de 2015 en La Habana, Cuba.  (Foto de Ezra Shaw/Getty Images)
Un viejo coche pasa por delante del gimnasio de boxeo Rafael Trejo el 12 de mayo de 2015 en La Habana, Cuba.  (Foto de Ezra Shaw/Getty Images)

Una columna a cuatro manos

Cuba se usa constantemente para hacer campaña política, sobre todo en aquellos lugares de Estados Unidos donde viven cubanos

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“No hay nada que me moleste más que gente sin escrúpulos ni real interés usando mi isla sufrida y destruida por tanto y tantos como colofón político” afirma Romy Aranguiz, una doctora cubana residente en Miami.

Esa afirmación de Aranguiz la suscribo plenamente, al igual que muchas otras de sus afirmaciones y análisis sobre Cuba, los cubanoamericanos, el presidente Trump, la emigración etc.

Otro de sus pensamientos: “Cuba se usa constantemente para hacer campaña política, sobre todo en aquellos lugares de Estados Unidos donde viven cubanos: Miami y Nueva Jersey más que nada”. Muy acertada esta afirmación, que deja en claro la hipocresía de la política norteamericana hacia Cuba y de los despreciables políticos cubanoamericanos que afirman querer “ayudar al pueblo cubano” mientras apoyan cualquier medida que le haga la vida aún más dura a sus compatriotas.

“A mi no me engañan, sus empatías por Cuba y su gente, en la gran mayoría de los casos, son falsas” afirma Aranguiz. “Dejen a Cuba en paz. Cuba no es el único motivo para votar o no votar”

Y continúa: “Buena parte de los cubanos (en EE. UU.) no quiere que sea Bernie el candidato demócrata, vamos a afrontar otra realidad: la mayoría de ustedes tiene un pseudo trauma con el socialismo e incluso la social democracia y están agarrándose de cualquier excusa para atacarlo”. De esto no cabe duda, nada más absurdo y malintencionado que las críticas a Bernie Sanders por sus palabras, verdaderas y valientes, sobre Cuba y dichas nada menos que en Miami. 

Sobre esto dice Aranguiz: “¿Es malo que en Cuba se alfabetizara a la gente miserable y campesina? No, para nada, uno de los más grandes regalos que se le puede dar a un ser humano es la capacidad de leer y escribir. Cuando uno enseña a alguien a leer y a escribir le está de muchas maneras entregando la libertad. La libertad de pensar, la libertad de salir adelante, la Libertad de expresarse mejor. Todo el que piense lo contrario es un hipócrita”,

¿Qué queda por decir? Quizás amén.

00:00 / 00:00
Ads destiny link