LIVE STREAMING
Grupos de migrantes centroamericanos continúan su recorrido por carreteras del estado Jalisco (México), para encontrarse con los cerca de cuatro mil que ya han arribado a la fronteriza Tijuana, donde prevén entrar a Estados Unidos. EFE
Grupos de migrantes centroamericanos continúan su recorrido por carreteras del estado Jalisco (México), para encontrarse con los cerca de cuatro mil que ya han arribado a la fronteriza Tijuana, donde prevén entrar a Estados Unidos. EFE

La ‘Caravana’ y el espíritu de Acción de Gracias

Los EE.UU. debe celebrar una acción verdadera de gracias y dar una bienvenida a las familias centroamericanas que están en la frontera. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Mañana es el Día de Acción de Gracias y la mayoría de los estadounidenses estarán de vacaciones. Naturalmente todos miran con agrado a celebrar con sus seres queridos reunidos alrededor de la mesa familiar. Hermoso.

Mientras tanto, miles de familias centroamericanas desesperadamente pobres, muchas de ellas con hijos pequeños, que huyeron de sus países para buscar refugio contra la violencia y la desesperanza en la nación más poderosa del mundo, no tienen comida deliciosa, ni mesa familiar ni nada por lo que estar agradecidos.

Vilificados y amenazados por el presidente Donald Trump, quien los ha calificado maliciosamente como “una invasión”, también han sido maltratados, insultados y rechazados por unos pocos mexicanos. Su deseo de una segunda oportunidad en la vida y un futuro seguro para sus hijos está, por decir lo menos, cargado de incertidumbre.

Todo el mundo sabe que la decisión de Trump de enviar 12,000 soldados a la frontera sur no es más que un intento cínico de manipular la realidad con fines electorales. El costo para los contribuyentes, la mayoría de los cuales nunca quisieron tal maniobra, es injustificable. Peor aún, tal acción también es ilegal, como Truthout ha dejado claro:

“La decisión de Trump de desplegar el ejército en la frontera para hacer cumplir la ley de inmigración de EE. UU. contra miles de migrantes de Centroamérica, que han emprendido el peligroso viaje de más de 1,000 millas a través de México hasta la frontera de EE. UU. para solicitar asilo, es una orden ilegal. ”

Gerry Condon, presidente de Veterans for Peace, le dijo a Truthout: “Enviar tropas a la frontera de Estados Unidos con México es tan inmoral e ilegal como enviarlos a invadir y ocupar tierras extranjeras. Donald Trump está llevando a cabo una guerra racista contra los solicitantes de asilo que huyen de la violencia extrema, que a su vez es causada por décadas de apoyo de Estados Unidos a regímenes represivos en América Central”.

Este Día de Acción de Gracias, rodeado (o rodeada) por el amor de la familia y las comodidades del hogar, tenga en cuenta a los niños, las madres y los padres centroamericanos. No se han embarcado en un viaje tan peligroso para aprovecharse de la generosidad de los vecinos ricos al otro lado de la frontera, sino para salvar sus vidas y buscar legalmente asilo en los EE. UU.

Y tenga en cuenta que, dado el enorme costo para América Central de largos años de explotación, intervenciones militares de los EE. UU., apoyo a regímenes corruptos, así como el tráfico ilegal de drogas que ha exacerbado la violencia aún más contra los pueblos de Honduras, El Salvador y Guatemala, para EE. UU. hacer lo correcto y acoger a las familias centroamericanas, no sería realmente un acto de caridad. En realidad, equivaldría a un pago inicial – un ‘down payment’-- sobre la gigantesca deuda económica y, más importante, moral, que este país tiene con la región centroamericana y su gente.

Pagar esa deuda, ese sería el verdadero espíritu de Acción de Gracias.

00:00 / 00:00
Ads destiny link