LIVE STREAMING
El director técnico de México, el colombiano Juan Carlos Osorio. EFE
El director técnico de México, el colombiano Juan Carlos Osorio. EFE

[OP-ED]: Osorio guía a México a la cima de CONCACAF y a la Copa del Mundo

Dicen que el soccer no tiene memoria. Sin duda, lo vivido en México en los últimos dos meses es una clara muestra de esta aseveración. 

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 La controversia sobre la continuidad del entrenador colombiano, Juan Carlos Osorio, al frente de la selección llegó al país norteamericano cuando se cuestionaron ampliamente sus métodos, estilo de juego y rotaciones de futbolistas tras el infortunio en los dos últimos partidos (semifinal y encuentro por el 3er puesto) de la Copa Confederaciones y la derrota sufrida ante Jamaica en la antesala de la final de la Copa de Oro. El primer tropiezo es entendible, si tomamos en cuenta los duros rivales (Alemania y Portugal). El siguiente también disculpa al entrenador, pues México participó en la Copa de Oro con un segundo equipo, pues era imposible que los mismos jugadores que disputaron la Copa Confederaciones dirimieran otro torneo de envergadura sin tener días de descanso.

Aunque vio los partidos desde la tribuna, sancionado por su actitud en el duelo de consolación contra Portugal de la Copa Confederaciones, me sorprendió positivamente la apuesta de Osorio por el juego de toque. A diferencia de su predecesor, el controvertido Miguel Herrera, a quien sustituyó en 2015, el colombiano quería que su equipo tuviera la posesión de la pelota.

Para Osorio, el intento de jugar bien y mantener un sistema prevaleció en la Copa Oro por encima de los resultados, situación admirable después del chaparrón de críticas que le llovían en México. Así, su selección cayó eliminada. Muchos pidieron su cabeza, sin siquiera reparar en que los mexicanoslideraban el aspecto más importante del soccer de la CONCACAF: el hexagonal clasificatorio para Rusia 2018, en el que México se encontraba a solo una victoria de lograr su clasificación de forma matemática.

Y el trabajo bien hecho dio sus frutos. El pasado viernes México derrotó a Panamá, 1-0, gracias a un solitario tanto de Irving Lozano, consiguiendo la clasificación para la Copa del Mundo por decimosexta vez en su historia. Sin embargo, esta vez lo hizo con holgura y no tuvo que sufrir hasta una repesca para lograrlo, como hace cuatro años. De hecho, la última clasificación cómoda de la selección Tricolor para un Mundial se produjo hace doce años.

La mano de Osorio, se quiera o no, se vio desde el inicio del hexagonal definitivo, cuando México doblegó a Estados Unidos en Columbus, Ohio, con un gol del capitán, Rafa Márquez, en los últimos instantes. Los mexicanos abrieron una brecha insalvable con sus dos acérrimos rivales al doblegar a Costa Rica, en el legendario Estadio Azteca, por un contundente 2-0. Hasta firmar su clasificación, México obtuvo resultados inmejorables, con cinco triunfos, dos empates y cero derrotas, marcando diez goles y recibiendo solo dos.

La selección tricolor puede centrarse ahora únicamente en el Mundial de Rusia 2018. El entrenador colombiano seguirá haciendo pruebas, buscando encontrar el mejor equipo posible para intentar algo que México no consigue desde la Copa del Mundo que el propio país albergó en 1986: llegar a cuartos de feminal.

La fatídica ronda de octavos se ha atragantado a los mexicanos desde Estados Unidos 1994. En los últimos Mundiales, Bulgaria, Alemania, Estados Unidos, Argentina por partida doble y Holanda han sido los verdugos en la eliminatoria directa para México. Llegar a cuartos de final, como hiciera Costa Rica en Brasil 2014, es el reto de Osorio. Con su fuerte personalidad, el seleccionador colombiano no dudará en afrontarlo valientemente.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link