LIVE STREAMING
A memorial for those that died in the 1994 AMIA bombing in Buenos Aires. Photo: Liz Spikol
Un memorial para los que murieron en el atentado de la AMIA en 1994 en Buenos Aires. Foto: Liz Spikol

Latinos y judíos unidos piden justicia para la AMIA

Cuando los judíos y los latinos de Filadelfia nos reunamos en el aniversario de la AMIA, no sea solamente para preservar la memoria de los que murieron, sino…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hace veintiséis años, en el centro de Buenos Aires, Argentina, un potente coche bomba destruyó el edificio de cinco pisos del Centro de la Comunidad Judía AMIA. Entre los 85 muertos y los 300 lesionados figuraron judíos, católicos y otras personas de todas las edades.

"Este no fue un ataque contra la comunidad judía solamente, fue un ataque contra Argentina", dijo el presidente argentino Alberto Fernández a una audiencia internacional en el programa en línea Advocacy Anywhere del Comité Judío Estadounidense (American Jewish Committee, AJC) en vísperas del aniversario, el 18 de julio. "Muchas de las víctimas eran miembros de la comunidad judía. Pero antes que todo eran argentinos y nos duelen como tales".

En Filadelfia, judíos y latinos nos reunimos, como lo hacemos cada año, para conmemorar a las víctimas, aunque este año, a causa de la pandemia, la ceremonia organizada por la Coalición Latina-Judía del AJC de Filadelfia se realizó en forma virtual. Leímos los nombres de todas las víctimas, oramos y una vez más hicimos un llamado a la justicia. Hasta la fecha, ninguno de los que perpetraron el horrible ataque ha sido declarado culpable. 

A juicio de Daniel Schidlow, decano emérito y profesor de la Universidad Drexel y presidente de Al Dia Doctors, el atentado contra la AMIA es un asunto personal. Originario de Chile, dice que el ataque contra la AMIA repercutió en toda la región, despertando horror e incredulidad en las comunidades judías de otros países latinoamericanos. "No existe una violación más atroz de la soberanía latinoamericana que un ataque terrorista de índole política orquestado por un país extranjero", dijo Schidlow, quien también es miembro de la junta directiva del AJC en Filadelfia.

Para el juez Nelson Díaz, hijo de inmigrantes puertorriqueños y presidente fundador de la Coalición Latina-Judía del AJC, es un hecho justo y también pragmático que la comunidad latina exija justicia para la AMIA. "Es lo que se debe hacer", señaló. "Si nosotros no nos ocupamos de ellos, no habrá nadie que se ocupe de nosotros".

Es doloroso saber quién es el responsable y, aun así, ver que el camino para hacer justicia ha sido tortuoso. En 2007, Alberto Nisman, quien era entonces jefe investigador del gobierno argentino a cargo del atentado contra la AMIA, concluyó que Irán y su representante terrorista Hezbollah fueron directamente responsables del mortífero ataque. Su informe detallado indujo a la Interpol a publicar notificaciones rojas para el arresto de cinco funcionarios iraníes, uno de ellos ex ministro de defensa, y un operativo de Hezbollah. Trágicamente, Nisman fue asesinado en enero de 2015 y tampoco en este caso han sido encontrados los responsables. 

Las vueltas y revueltas de la investigación en Argentina han sido complicadas y deprimentes en general porque no se ha hecho justicia. Sin embargo, en un signo de progreso, hace un año, en el aniversario del atentado, el gobierno argentino incluyó a Hezbollah en el Registro de Organizaciones Terroristas de Argentina y ha tomado medidas para contener las actividades de las organizaciones terroristas en Argentina.

En un mensaje al Foro Mundial del AJC en Washington en 2019, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, denunció a “Irán y a Hezbollah, una organización terrorista que tiene una sólida base de operaciones en Sudamérica”. Dijo que el atentado contra la AMIA fue el "peor acto terrorista en la historia de Argentina, con el mayor número de muertes judías víctimas del terrorismo antisemita fuera de Israel desde la Segunda Guerra Mundial". 

Creada por Irán a principios de la década de 1980 y con sede en Líbano, Hezbollah es una amenaza mundial. Busca la aniquilación de Israel, amenaza a los países árabes en todo el Oriente Medio, tiene actividades en varios países europeos y latinoamericanos y ha llevado a cabo ataques terroristas en varios continentes.

Aunque la Unión Europea bifurcó erróneamente a Hezbollah en 2013 y reconoció su "ala militar" como una organización terrorista, pero no al "ala política", en una distinción que ni siquiera Hezbollah hace, está en marcha un esfuerzo concertado para presionar a los países, uno a uno, a fin de que reviertan esa acción.

El 30 de abril, Alemania reconoció a Hezbollah en su totalidad como una organización terrorista, siguiendo los pasos de los Estados Unidos, Canadá, Argentina, Israel, Honduras, los Países Bajos, Paraguay y el Reino Unido, así como los de la Liga Árabe y el Consejo de Cooperación del Golfo.

"Hezbollah no solo es enemigo de los judíos", dice el juez Díaz "Es un enemigo del mundo."

Se requiere un esfuerzo conjunto concertado para asegurarse de que el año próximo, cuando los judíos y los latinos de Filadelfia nos reunamos en el aniversario de la AMIA, no sea solamente para preservar la memoria de los que murieron, sino para señalar que se hizo justicia.

Marcia Bronstein es Directora del Comité Judío Estadounidense (AJC), región de Filadelfia y el Sur de Nueva Jersey.
00:00 / 00:00
Ads destiny link