LIVE STREAMING
The Mexican and U.S. flags fly at a makeshift memorial honoring victims outside Walmart, near the scene of a mass shooting which left at least 22 people dead, on August 7, 2019, in El Paso, Texas. Photo by Mario Tama/Getty Images
La bandera Mexicana y Estadounidense ondean en un monumento improvisado en honor a las víctimas en las afueras de Walmart, cerca de la escena de un tiroteo masivo que dejó al menos 22 personas muertas, el 7 de agosto de 2019, en El Paso, Texas. Foto de…

Ataque en Estados Unidos

Un ataque hacia todos nosotros, no solo hacia los Hispanos.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Fighting Sargassum

Abril 13, 2022

Community Colleges

Abril 12, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El asesinato a tiros de 22 víctimas inocentes a manos de un supremacista blanco en la ciudad de El Paso, Texas, es un ataque al país entero, y no solo a la denominada comunidad hispana, una comunidad de la cual la gente olvida que ha sido parte de los Estados Unidos desde sus inicios, incluso antes de la fundación del estado de Texas en 1845 como parte de la Unión.

Etiquetarlo como un ataque a la comunidad Latina y como “una respuesta a la invasión de hispanos en Texas” no es solo una distorsión grotesca, también es una interpretación que, adoptada por los medios tradicionales del país, minimiza a los ojos del público general un acto tan horrendo como este de terrorismo doméstico.

Un acto de terrorismo interno nunca antes visto en esta apacible ciudad de El Paso, Texas, donde las disputas entre diferentes grupos étnicos que conforman este país se resolvieron hace tiempo después de 150 años de historia.

Estos diferentes grupos se han convertido en el mayor activo de una verdadera comunidad bilingüe y bicultural, la cual es hoy un ejemplo para el resto de la nación de coexistencia pacífica y prosperidad conjunta entre razas y grupos étnicos diferentes.

Según dice la “Manifiesto” que habría sido escrita por el asesino, “la invasión de hispanos en Texas” lo impulsó a tratar de detenerla con la potencia de un rifle de asalto AK-47, con la cual sacrificó a las víctimas más inocentes, entre ellos varias mujeres y niños.

A Patrick Crusius, el hombre acusado de matar a las 22 víctimas en El Paso, probablemente nunca le enseñaron que “Tejas”, como se le conocía a este vasto territorio en el siglo XIX, fue invadido desde el norte y el este durante la primera mitad del siglo por colonizadores europeos, los  y estadounidenses del siglo 19, algunos de los cuales eran propietarios de esclavos que buscaban ocupar nuevas tierras en el sureste. 

El territorio de “Tejas”, que posteriormente se convirtió en el segundo estado más grande de la Unión, fue cercenado de México al concluir la Guerra México-Americana, acordada en el Tratado Guadalupe Hidalgo de 1848.

Estos datos básicos de la historia son desestimados en la narrativa actual de la noticia en relación con el triste episodio de la masacre en el Paso, y que desafortunadamente prevalece en los principales medios de comunicación.

Entre ellos está el New York Times, que ha sido fuertemente criticado esta semana por su ambiguo titular: 

“Trump exhorta a elegir unidad sobre racismo”.

El titular que se cambió rápidamente, después del disgusto que estalló en las redes sociales, por uno más neutral: “Atacar el odio pero no a las armas”.

¿Son estas “All the news that's fit to print" del prestigioso diario de Nueva York?

00:00 / 00:00
Ads destiny link