LIVE STREAMING
John Leguízamo, Lin Manuel Miranda and George López are our “early Historians” piecing together  the suppressed chapter of the Great American History. They, of course, need help from the rest of us. Gettyimages
John Leguízamo, Lin Manuel Miranda y George López son nuestros “primeros historiadores” que reconstruyen el capítulo suprimido de la Gran Historia Americana. Ellos, por supuesto, necesitan la ayuda del resto de nosotros.  Gettyimages

La historia latina no es ninguna broma | OP-ED

Los humoristas empezaron el trabajo que ahora todos debemos terminar: La Enciclopedia Americana que debe incluirnos a todos. ¡Sí, todos incluidos!

SHARE THIS CONTENT:

Nota del editor: El siguiente texto son fragmentos del discurso de nuestro director y editor jefe, Hernán Guaracao, durante la gala de la Herencia Hispana celebrada el viernes pasado, en la Union League de Filadelfia
Comedians take first as their job the very subject that is gathering us here tonight.

Los humoristas fueron los primeros en abordar el mismo tema que nos une aquí esta noche. 

Es decir, la escritura de la historia, especialmente la que aún no está elaborada y puede ser ficcionada para hacer reír a la gente.

Tomemos por ejemplo al humorista, escritor y actor John Leguizamo, pionero en este sentido, quien  escribió recientemente la obra de Broadway Latino History for Morons (“Historia de los latinos para imbéciles”).

O George Lopez, gritando en la pantalla a todo pulmón, exactamente como lo hace Leguízamo en el escenario, para su programa We Will Do It For Half, también disponible en Netflix. 

Gritando ese humor amargo y oscuro sobre la experiencia de crecer como latino en América del Norte.

Leguízamo, criado en Nueva York por padres inmigrantes colombianos. López, un niño huérfano criado en California por su abuela. Costa Este o Costa Oeste, da lo mismo para un niño latino que crece en los EE. UU.

Lamento decir que las historias de Leguízamo y López me parecen bastante predecibles y más bien son el resultado del abuso infantil en el hogar y en la escuela.

Hoy en día son vengativos, desahogan sus frustraciones, lanzan gritos terapéuticos para arreglar sus traumas infantiles a través de las artes histriónicas, resultado del abuso pasivo por parte de adultos siguiendo los planes de estudio de un sistema de educación pública en el que la cultura hispana no existía.

Un sistema que indirectamente les estaba diciendo que eran inferiores porque sus apellidos eran Leguízamo o López.

Ambos crecieron avergonzados de su propia cultura, avergonzados de su lengua materna, que hablaban con acento inglés, o avergonzados de su propio apellido, que tenían que deletrear todo el tiempo... Avergonzados de sus propios padres porque su fuerte acento al hablar en inglés era el más evidente de su familia y su cultura: deficiencias inventadas que deben haber sido lo suficientemente traumatizantes.

Tomemos a Lin Manuel Miranda, otro gran humorista, escritor y actor estadounidense de ascendencia puertorriqueña, quien logró convertir en arte su drama personal, primero en In the Heights y luego en Hamilton.

Haciendo gala de su humorismo, intentó que Alexander Hamilton y el resto de los Padres Fundadores parecieran afroamericanos y puertorriqueños.

Veo a Leguízamo, López y Miranda como la clásica expresión cómica-ingeniosa de lo que aún está por escribir, la realidad aún no documentada de lo que primero podemos probar como una broma.

En realidad, son las manifestaciones actuales de la lucha desesperada de nuestra comunidad por articular nuestra historia hispana al resto de Estados Unidos, aún indiferente o ignorante a esta cara de la moneda. 

Es lo que yo llamo el lado aún por documentar de nuestra Historia, la Historia Latina de los Estados Unidos, el capítulo perdido de la Gran Historia Estadounidense.

Leguízamo, López y Miranda han logrado hacer reír a América al intentar contar sus historias individuales o reformular la historia de Estados Unidos a la manera del humorista, un arte que todos ellos dominan de manera magistral.

"Por muy serio que yo sepa que es hacer humor bueno, su versión de la historia pocos se toman en serio ..."

Por muy serio que yo sepa que es hacer humor bueno, pocos se toman en serio su versión de la historia.

Después de todo, es solo comedia y, después de todo, solo son humoristas.

Buenos humoristas, pero humoristas de todos modos.

No la versión creíble de PBS History de Ken Burns, ni las entrevistas en la BBC de Sir David Frost.

Si bien la historia es entretenida, no puede ser solo "entretenimiento".

Si bien la historia es entretenida, no puede ser solo "entretenimiento".

El trabajo de restaurar esta parte del libro de la historia americana —el capítulo latino suprimido —  ya no puede ser responsabilidad exclusiva de los humoristas.

"Como nación, no podemos permitirnos el lujo de esperar más para cambiar la narrativa en torno a los latinos", escribió en 2019 en la revista TIME  Eva Longoria, actriz latina, pero también emprendedora y activista.

¿Qué hay del resto de nosotros, los medios de comunicación, los periodistas, los escritores, los presentadores de televisión, los académicos?

¿Los profesores de departamentos de Historia tan fiables, como el de las universidades UPenn, Temple o Drexel?

O los curadores del Museo de Historia Latina en Washington DC, todavía por contratar, porque la idea de este nuevo Museo Nacional, situado junto al Smithsonian, el Museo Afroamericano y el Museo de Historia Judía, lleva décadas esperando recibir toda la financiación necesaria. 

Estamos hoy aquí juntos para lograr una cosa, una cosa muy simple:

Recordarnos a nosotros mismos que nuestra gran historia estadounidense está INCOMPLETA.

Cuando digo nuestra historia, no me refiero exclusivamente a la historia latina.

Más bien, a la historia de Estados Unidos que nadie escribió, principalmente porque carecíamos de los escritores capaces de escribirla y del editor para publicarla.

Sinceramente, creo que nadie andaba suprimiendo. Después de todo, quién hubiera tenido tiempo para hacer un trabajo tan completo...

En este honesto enfrentamiento con nuestro pasado que estamos llevando a cabo durante este Mes de la Herencia Hispana,  sabemos que hay que afrontar algunos hechos.

Por favor, no se ofenda por ellos porque, ciertamente, no me los inventé.

La Historia, al fin y al cabo, la escriben los vencedores.
  • HECHO 1: España perdió la guerra ante Estados Unidos —y Cuba, Puerto Rico y las Islas Filipinas, en el proceso— en 1898, tal y como se ratificó en el Tratado de París.

  • HECHO 2: México perdió la guerra ante Estados Unidos —y la mitad de su territorio, en el proceso— 50 años antes, en 1848, según lo ratificado por el Tratado Guadalupe-Hidalgo.
  • HECHO 3: La "Armada Invencible" de España fue derrotada por los británicos y los Elementos, dos  siglos y medio antes, en el año 1588.

  • HECHO 4: El Imperio español fue finalmente aniquilado en 1898, con los Rough Riders de Teddy Rosevelt subiendo por el cerro San Juan, en Puerto Rico.

Hay otros hechos más recientes: 

  • Anoche, un niño pobre puertorriqueño fue asesinado a tiros por un niño blanco pobre en la sección pobre de Kensington en Filadelfia.
  • Quizás ... Quizás no ... Dios no lo quiera, pero todos sabemos que puede suceder en cualquier momento ...

  • Esta guerra cultural, que es el resultado directo de nuestra ignorancia de la historia de los otros, continúa en las calles del norte y sur de Filadelfia, y en todos los grandes centros urbanos del país.

¿Qué podemos hacer todos al respecto?

En AL DÍA creemos que no hacer nada no es una opción. Todos tenemos el deber de hacer algo antes de que sea demasiado tarde.

Antes de que las ventanas se vuelvan a romper, como ocurrió el verano pasado en Walnut Street, aquí en el centro de Filadelfia, no lejos de esta prestigiosa casa club, cuando vimos bloques tapiados después de los disturbios por el asesinato de George Floyd.

Estas son tres preguntas simples que nos podemos hacer:

  • ¿Rabia resultante de nuestras diferencias raciales?
  • ¿O  ira como subproducto de nuestra ignorancia de la historia del otro?

  • ¿Falta de respeto como resultado de nuestra falta de conocimiento de la rica herencia de cada uno?

#ALDIArchetypes es la modesta contribución de AL DIA a lo que debe ser un esfuerzo común para el nuevo siglo.

Para escribir los capítulos de la Historia Americana que aún no se han agregado a nuestra gran Enciclopedia Americana.

Quizás lo que no encajaba en el famoso "todas las noticias que se pueden imprimir" del New York Times, el periódico oficial de nuestra nación. Lo que permanece en la Oscuridad, a pesar del fiable periodismo del Washington Post.

“El periodismo, recuerde, ha sido llamado el "primer borrador de la historia".

El periodismo, recuerde, ha sido llamado el "primer borrador de la historia".

Hoy les presentamos la historia de un hombre excepcional que vivió en Filadelfia hace 200 años. Un periodista que ningún periódico de Estados Unidos conoce.

Exiliado en Filadelfia durante 26 años, fue periodista, panfletista, empresario, columnista de un conocido periódico local llamado "Aurora", fundado en Filadelfia por el hijo de Benjamin Franklin, Benjamin Franklin Bache.

Hoy entregaremos un nuevo premio nacional al que decidimos ponerle su nombre —a propósito— para devolverle la vida.

El embajador Manuel Torres es la parte más seria de la Historia Americana que aún no ha sido documentada: la interpretada por líderes de ascendencia hispana.

Los estadounidenses de ascendencia hispana en América del Norte no podemos seguir siendo los "indocumentados", los desaparecidos, no cuando vamos en camino de convertirnos en un tercio de la población total de los Estados Unidos.

Así que mi última pregunta para todos ustedes hoy es la siguiente:

¿Por qué creen que la historia latina solo la cuentan los humoristas actuales,  y nosotros, los latinos en los EE. UU., somos más a menudo el hazmerreír contado por los bufones de la sociedad?

¿Qué hay de su creatividad, su espíritu empresarial y su ética de trabajo que NO son el hazmerreír (el PIB latino de EE. UU. ascendió a casi $2.6 billones de dólares en 2018), pero ciertamente puede afectar el mercado de valores de EE.UU. y ayudar a mantener el predominio de la economía estadounidense en el mundo en el siglo XXI.

Agradezco a los cómicos que han comenzado el trabajo: López, Miranda, Leguízamo, siendo los más notorios. Eva Longoria es la siguiente con sus propias empresas cinematográficas.

¡Para mí todo esto es una gran noticia!

Significa que el trabajo ha empezado.

Significa que estamos en camino.

En nuestro camino a completar la parte seria de la historia que queda pendiente de escribir.

¡Muchas gracias por venir esta noche!

¡Que Dios los bendiga, que Dios bendiga a Filadelfia y a esta gran nación nuestra!

¡GRACIAS!

 

TAGS
  • #ALDIAWritersGroup
  • #ALDIAThoughtLeaders
  • Hispanic Heritage
00:00 / 00:00
Ads destiny link