LIVE STREAMING
Across the nation instances of voter intimidation are fueled by the president’s words. Photo: AP
El grupo Proud Boyd en una manifestación en Portland, en 2019. Foto: Noah Berger/ AP

ANÁLISIS: ¿Cuándo se convirtió la intimidación de los votantes en la norma?

En todo el país, los casos de intimidación de los votantes son alimentados por las palabras del Presidente.  

MÁS EN ESTA SECCIÓN

La cruda realidad

Mayo 19, 2022

Homenaje a la cumbia

Mayo 18, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En pocas palabras, es el presidente quien ha hecho de la intimidación de los votantes lo que está en los últimos días de las elecciones de 2020. 

"Será mejor que votes por mí, Puerto Rico" o "Maldición, Minnesota, será mejor que votes por mí" son citas directas hechas por Trump en las últimas semanas, y llevan el mismo trasfondo: "o si no".

La represión de los votantes es una cosa, y lleva su propio bagaje de tácticas racistas, apenas reveladas por los funcionarios como un medio para evitar el fraude electoral.

Pero su voz es el combustible para aquellos antagonistas potenciales que se merecerían la opresión de las voces largamente reprimidas de las mujeres, los negros americanos, los latinos y más.

Y eso sin mencionar que "Puerto Rico" no puede votar en esta elección presidencial. Los puertorriqueños que viven en el territorio continental de los EE.UU. pueden, pero eso es otro tema en sí mismo.

En el fondo, las palabras del Presidente alimentan casos en todo el país de personas que se toman la justicia por su mano para intimidar a posibles votantes.

Aparte de las claras amenazas del Presidente a los votantes puertorriqueños en Florida y a los votantes de Minnesota, sus palabras también tuvieron eco desde Colorado hasta California, donde los partidarios republicanos están librando una guerra contra el proceso demócrata, y dejando claro que la violencia puede, de hecho, ser tolerada por ellos si les beneficia.

En Nuevo México, un grupo de defensa del derecho al voto está dando la alarma de que caravanas de partidarios con la bandera de Trump están intimidando a los votantes en un barrio predominantemente latino de la zona de Albuquerque. 

En Filadelfia, el asunto es claro. La campaña de Trump ha estado grabando en video a los votantes mientras depositan sus votos en buzones. 

El fenómeno obligó al Fiscal General de Pensilvania, Josh Shapiro, a advertir al público de las acciones de la campaña, diciendo que podría equivaler a una intimidación ilegal de los votantes. 

"No toleraremos la intimidación de los votantes. Estamos al tanto de los informes de disturbios en los buzones y la mayoría de las situaciones han sido manejadas por funcionarios electorales locales. Estamos trabajando con los funcionarios locales, estamos preparados para responder si es necesario, y estamos atentos a los patrones en toda la Comunidad", dijo Shapiro en Twitter

Es importante llevar la cuenta, especialmente cuando se trata de los votantes de Latinx. 

La escuela Julia de Burgos, el primer centro de votación bilingüe de Filadelfia, ha sido el centro satélite menos activo desde su apertura. El norte de Filadelfia, con una población mayoritariamente negra y latina, está viendo algunos de los números de participación más bajos de la ciudad. 

Mientras tanto, los defensores de Trump con sombreros de MAGA continúan haciendo las rondas, puerta a puerta en el norte de Filadelfia. 

Los votantes latinx ya son susceptibles a la supresión de votantes que se ve a lo largo del proceso de votación anticipada, con colas increíblemente largas para votar, la limitación de los sitios de entrega de votantes y la instalación de urnas ilegales en todo el condado de Los Ángeles.

Pero la intimidación de los votantes es un peligro en la medida en que desalienta a los votantes a acudir a las urnas o a las urnas en primer lugar. 

Y en cuanto a los votantes latinx, ya hay un sinnúmero de razones por las que no pueden presentarse a votar. 

Por ejemplo, la pandemia COVID-19, que ha tomado y enfermado desproporcionadamente más vidas latinx que cualquier otro grupo demográfico, ha hecho que muchos se refugien en sus casas, temerosos de contraer el virus.

La situación es grave para todos los potenciales votantes, pero para aquellos que históricamente no se han presentado a las urnas, lo es aún más. Una vez más, todo lleva de vuelta al presidente.

00:00 / 00:00
Ads destiny link