LIVE STREAMING
NUEVA YORK, NY - 4 DE ABRIL: Los activistas participan en un mitin de 'Lanzamiento del informe' en Times Square, el 4 de abril de 2019 en la ciudad de Nueva York. Los grupos activistas políticos demócratas MoveOn.org e Indivisible organizaron mítines en varias ciudades de los EE.UU. para pedir al Fiscal General que divulgue de inmediato el informe Mueller sobre la presunta intromisión rusa en la elección presidencial de 2016. (Foto por Drew Angerer/Getty Images)
NUEVA YORK, NY - 4 DE ABRIL: Los activistas participan en un mitin de 'Lanzamiento del informe' en Times Square, el 4 de abril de 2019 en la ciudad de Nueva York. Los grupos activistas políticos demócratas MoveOn.org e Indivisible organizaron mítines en…

¿Es el Reporte Mueller una cortina de humo?

El foco de la política nacional se ha mantenido estático sobre los resultados de la investigación Mueller, mientras el país parece sumido cada vez más en un…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Poder femenino al Congreso

Noviembre 25, 2022

Bolsonaro no se rinde

Noviembre 24, 2022

Esperanza luego de la COP27

Noviembre 22, 2022

Equipo tipo europeo

Noviembre 21, 2022

La igualdad en suspenso

Noviembre 21, 2022

La defensa de Infantino

Noviembre 19, 2022

Bienvenida a Panamá

Noviembre 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Mantenerse al tanto de lo que sucede día a día en Estados Unidos es casi imposible.

Entre una Cámara de Representantes que se mantiene activa en investigaciones simultáneas contra el presidente y una Administración que pareciera desconectada de la realidad, identificar exactamente las consecuencias de las decisiones políticas es un trabajo a tiempo completo.

Desde que el Fiscal General William Barr entregara un supuesto “resumen” de los hallazgos más importantes de la investigación Mueller sobre Donald Trump y su campaña electoral, la opinión pública está en punto de ebullición.

Según Barr, el abogado especial Robert Mueller no habría encontrado evidencia de colusión entre la campaña Trump y el gobierno de Rusia para hacerse con la presidencia del país, así como tampoco pudo llegar a una conclusión sobre si el presidente obstruyó o no el curso de la justicia al despedir al director del FBI James Comey.

El comunicado decantó en escándalo cuando tanto demócratas como la opinión pública exigieron la publicación entera del reporte para llegar a sus propias conclusiones, a sabiendas de que un informe de más de 300 páginas no podía ser resumido en tan sólo cuatro.

A esto se sumaron los comentarios de miembros del equipo Mueller quienes “filtraron” opiniones al respecto a medios como el New York Times y el Washington Post asegurando haber escrito múltiples resúmenes del informe y declarando que “el Sr. Barr debería haber incluido más de su material” y que su resumen “no presenta adecuadamente los hallazgos de su investigación” pues existen detalles que demuestran aguda preocupación por la conducta del presidente.

Si bien muchos insisten en hacer paragones con el escándalo Wattergate – que eventualmente derivó en la renuncia del presidente Richard Nixon – la masiva mediatización del llamado “Russiagate” ha avasallado los titulares, cegando al lector común de muchos asuntos que suceden tras bastidores.

Entre una tumultuosa carrera por la nominación a las primarias demócratas y los constantes asaltos del presidente a países del Triángulo Norte y a la frontera con México, graves situaciones como las inundaciones en Nebraska, Illinois y Dakota del Sur siguen sin aparecer en primera plana, permitiendo al gobierno marginar a las comunidades afectadas y seguir negando la crisis del cambio climático.

De igual manera, el gobierno ha aprovechado la revuelta del informe Mueller para derivar la atención de situaciones críticas como la que aún persiste en Puerto Rico, la cual no ha podido ser abordada coherentemente por el Senado pues el presidente insiste en gobernar desde el ego y se rehúsa a aprobar un alivio económico a la isla argumentando que “ya han recibido ayuda suficiente”.

El revuelo del asunto Mueller ha sido tal, que la positiva sorpresa de la victoria de Lori Lightfoot en Chicago pasó por los titulares como una estrella fugaz.

Lightfoot se transformó en la primera mujer afroamericana, y miembro de la comunidad LGBT+, en ser electa alcalde de la tercera ciudad más grande del país, y su discurso de victoria pasó desapercibido mientras el país se enfocaba en las citaciones judiciales hechas por los Comités en la Cámara para obtener las declaraciones fiscales del presidente.

De hecho, el único que parece estar al tanto del efecto real del informe Mueller es el mismísimo Trump, quien no olvida que su campaña por la reelección está andando desde la semana de su inauguración y que, como buen protagonista de la realidad televisada, sólo necesita un escándalo para subir en las encuestas.

00:00 / 00:00
Ads destiny link