LIVE STREAMING
Photo: Getty Images
Photo: Getty Images

Fraude Pandémico, prueba A:Alimentar a nuestras familias en Minneapolis

En el estado de la Unión, el presidente Joe Biden prometió tomar medidas contra las organizaciones que cometieron fraude con las ayudas financieras

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una organización sin ánimo de lucro de Minneapolis que está en la mira de una importante investigación del FBI sobre fraude en los programas federales de comidas anunció el mes pasado que ha puesto fin a sus operaciones.

La investigación se informó por primera vez por The New York Times.

La directora ejecutiva de Feeding Our Future, Aimee Bock, creó la organización sin ánimo de lucro en 2016 para proporcionar comidas a niños de bajos ingresos a través de organizaciones asociadas.

Según las declaraciones juradas de la orden de registro descubiertas el mes pasado, el FBI alegó que una red de individuos relacionados con Feeding Our Future se aprovechó de las normas menos restrictivas durante la pandemia y utilizó una red de empresas ficticias para ocultar y malversar decenas de millones de dólares.

Este dinero se gastó supuestamente en vehículos, viajes y propiedades inmobiliarias, incluidos edificios comerciales en Lake Street, en Minneapolis, y un apartamento de lujo en Nairobi, Kenia.

Según las órdenes judiciales, Feeding Our Future recibió unos 307.000 dólares de los programas federales de nutrición infantil en 2018, y casi 3,5 millones de dólares al año siguiente. Para 2021, esa cifra aumentó a casi 198 millones de dólares.

Este rápido crecimiento llamó la atención de los funcionarios del Departamento de Educación de Minnesota, que supervisa la distribución de los fondos federales. 

La agencia estatal se puso en contacto con el FBI a principios del año pasado e informó a los investigadores de que ciertos centros estaban presentando documentos fraudulentos para recibir reembolsos, así como "inflando artificialmente el número de niños y personas de bajos ingresos que recibían beneficios." 

El año pasado, cuando el gobierno federal puso a disposición nuevas y enormes sumas de dinero para programas de alimentación de niños durante la pandemia, una organización sin fines de lucro llamada Advance Youth Athletic Development estableció una enorme operación de cuidado de niños en el noreste de Minneapolis que podía preparar 5.000 cenas cada noche de la semana. 

Basándose en las afirmaciones del grupo, Minnesota dio 3,2 millones de dólares de la ayuda alimentaria federal al programa. 

Pero en enero, el FBI llevó a cabo una serie de redadas antes del amanecer en toda la región, y comenzó a investigar a Advance Youth Athletic Development, y a otros grupos como éste, incluido Feeding Our Future, que se encarga de garantizar que el dinero entregado a los grupos más pequeños se gaste correctamente. 

Los funcionarios descubrieron un "esquema de fraude masivo" entre los grupos que Feeding Our Future se encargaba de supervisar, afirmando que el grupo desviaba decenas de millones de dólares cobrando a los contribuyentes por comidas inexistentes. 

En conjunto, según el FBI, estos 15 grupos -todos ellos supuestamente supervisados por Feeding Our Future- habían recibido más de 65 millones de dólares de los programas federales de alimentación durante la pandemia de coronavirus.

"Casi nada de este dinero se utilizó para alimentar a los niños. En cambio, los conspiradores se apropiaron del dinero y lo utilizaron para comprar bienes inmuebles, coches y otros artículos", escribió el gobierno en una presentación judicial.

Cuando un reportero visitó recientemente la dirección de Advance Youth Athletic Development, no había señales de una cocina o de un gran centro de cuidado de niños. Era sólo un apartamento en el segundo piso. 

Lul Mohamoud, una vecina del apartamento del otro lado del pasillo, dijo con confianza al reportero que nunca había visto a ningún niño entrar. 

Todavía no se ha acusado a nadie en el caso, y los dirigentes de Feeding Our Future, Advance Youth Athletic Development y otros grupos han negado haber actuado mal. 

Pero el caso ha puesto de relieve cómo la dependencia del gobierno de las organizaciones sin ánimo de lucro para llevar a cabo una amplia gama de programas puede aumentar la vulnerabilidad al fraude. 

En su discurso sobre el Estado de la Unión  la semana pasada, el presidente Biden dijo que se habían robado "miles de millones" en ayuda para la pandemia, y que tiene previsto nombrar un fiscal jefe para el fraude pandémico. 

"Cualquiera que haya participado en esta trama debe rendir cuentas. Es vergonzoso que los niños que luchan contra la inseguridad alimentaria hayan pagado el precio de las supuestas acciones de esta organización sin ánimo de lucro", dijo la diputada Ilhan Omar, en cuyo distrito se encuentra la sede de Feeding Our Future. 


 

00:00 / 00:00
Ads destiny link