LIVE STREAMING
A Texas death row cell. Photo: Andrew Lichtenstein/Corbis via Getty Images
Foto: Andrew Lichtenstein/Corbis via Getty Images

Nuevas presiones podrían frenar la ejecución de Melissa Lucio, la primera latina condenada a muerte en Texas

Fue condenada por el asesinato de su hijo de dos años, pero hay agujeros en todo el caso que finalmente salen a la luz.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una de las pocas mujeres condenadas a muerte en Texas acaba de recibir un raro rayo de esperanza en su caso: el fiscal de distrito que ordenó su ejecución dice ahora que si los tribunales no detienen su muerte, lo hará él.

Durante una reunión legislativa celebrada el 12 de abril, el fiscal de distrito del condado de Cameron, Luis Sáenz, dijo que intervendría para poner fin a la ejecución de Melissa Lucio. 

Saenz había declarado previamente que apoyaba el proceso que dio lugar a la condena de Lucio, así como los numerosos fallos judiciales que han confirmado su sentencia de muerte. 

Sin embargo, tras una hora de presión por parte de los legisladores, Sáenz accedió a intervenir.

"Si la acusada Lucio no consigue una suspensión antes de un día determinado, entonces haré lo que tenga que hacer y la detendré", dijo. 

Lucio, la primera latina en Texas en ser condenada a muerte, tiene prevista su ejecución el 27 de abril por el asesinato de su hijo de dos años. A pesar de haber confesado inicialmente el crimen tras horas de interrogatorio, la madre de 53 años ha mantenido su inocencia.

En 2007, la familia de Lucio llamó al 911 tras encontrar a Mariah, de dos años, sin respuesta en su habitación. La niña había dejado de respirar y su cuerpo estaba cubierto de moratones y lo que la policía creía que era una marca de mordedura. Según las radiografías, su brazo se había roto recientemente.

Los signos de maltrato infantil llevaron a la policía a creer que Mariah había sido golpeada gravemente y su muerte fue declarada homicidio. Como se creía que su madre era la que estaba más en casa, Lucio se convirtió en el principal sospechoso del caso.

La noche en que murió su hija, Lucio dijo a la policía que Mariah se había caído por las escaleras hacía unos días y que sólo había presenciado las secuelas. No sabía de cuántos escalones se había caído Mariah. Al principio, la niña parecía estar bien, pero con el paso del tiempo se volvió perezosa y se negó a comer. 

En el interrogatorio policial, Lucio negó enérgicamente y en repetidas ocasiones todas las implicaciones de que hubiera abusado de su hija. 

Pero al cabo de unas tres horas, parece que Lucio empezó a derrumbarse y comenzó a dar la razón al Ranger de Texas Víctor Escalón, que se inclinó hacia ella y le habló con voz suave y tranquilizadora, lo que se vio en las imágenes del interrogatorio. 

Finalmente, Lucio dijo "¿qué quieres que te diga? Yo soy el responsable". 

Se discute si el traumatismo craneal mortal de Mariah fue accidental y, si no lo fue, quién le infligió la lesión. El caso de Lucio se basó enteramente en una confesión vaga.

Además, el juez del juicio de Lucio se negó a escuchar el testimonio de un experto que podría haber arrojado luz sobre por qué admitiría a la policía cosas que no hizo. 

El caso de Lucio se ha convertido ahora en un movimiento internacional, y un grupo cada vez mayor de antiguos jurados, embajadores extranjeros, celebridades y más de la mitad de la Cámara de Representantes de Texas, ha instado a la junta estatal de libertad condicional a que saque a Lucio del corredor de la muerte. 

Las evaluaciones de salud mental muestran que Lucio sufre un trastorno de estrés postraumático debido a años de violencia doméstica, y cinco de los 12 jurados que la condenaron a muerte han expresado dudas sobre su culpabilidad.

Kim Kardashian, que acaba de aprobar el examen de primer año de Derecho en California, ha utilizado su plataforma para pronunciarse sobre la sentencia de Lucio.

Kardashian, que ha sido una defensora de la reforma de la justicia penal en los últimos años, ha instado al gobernador de Texas, Greg Abbott, a que conceda clemencia a Lucio.

"Hay muchas preguntas sin resolver en torno a este caso y a las pruebas que se utilizaron para condenarla", escribió Kardashian en un tuit el 6 de abril.

Kardashian, que tiene más de 72 millones de seguidores, también adjuntó una foto de una carta en la que los hijos de Lucio rogaban a Texas que perdonara la vida a su madre. La describió como "desgarradora".

"La muerte de nuestra hermana Mariah y el enjuiciamiento de nuestros padres destrozaron a nuestra familia. Las heridas nunca se curaron del todo. Probablemente nunca lo harán. Le pedimos que no vuelva a abrir esas heridas", decía la carta.

Melissa Quintanilla, la presidenta del jurado de Lucio, escribió en una declaración jurada a la junta de libertad condicional esta semana que al principio el juicio le hizo ver a Lucio como un "monstruo", pero su perspectiva ha cambiado.

"Ahora la veo como un ser humano al que se le hizo parecer malvado. La Sra. Lucio merece un nuevo juicio y que un nuevo jurado escuche estas pruebas", escribió Quintanilla. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link