LIVE STREAMING
Megan Rapinoe. Photo: Getty Images
Megan Rapinoe. Foto: Getty Images

Megan Rapinoe lideró la lucha contra la disparidad salarial entre hombres y mujeres en el Día de la Igualdad Salarial

La leyenda del fútbol femenino estadounidense estuvo en D.C. hablando con el presidente sobre su propia experiencia.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Las estrellas del fútbol femenino estadounidense Megan Rapinoe y Margaret Purce se unieron en persona al Presidente Joe Biden y a la Primera Dama, la Dra. Jill Biden, el miércoles 24 de marzo en honor al Día de la Igualdad Salarial. Decenas de jugadoras de la selección femenina de Estados Unidos también se unieron virtualmente para presenciar el acto. 

"Se me ha devaluado, se me ha faltado al respeto y se me ha desestimado por ser mujer. A pesar de todas las victorias, me siguen pagando menos que a los hombres que hacen el mismo trabajo que yo. Por cada trofeo, que son muchos, y por cada victoria, por cada empate y por cada vez que jugamos, es menos", dijo Rapinoe.

La campeona de fútbol también quiso reconocer que la falta de igualdad salarial de la selección femenina de fútbol es una parte minúscula del patriarcado mundial, pero que sigue siendo importante abordarla y solucionarla. 

"Sé que hay millones de personas marginadas por su género en el mundo, y que experimentan lo mismo en sus trabajos. Y sé que hay personas que experimentan aún más, donde las capas de discriminación siguen apilándose en su contra. Y yo y mis compañeras de equipo estamos aquí para ellas. Las integrantes de la selección nacional femenina estamos aquí gracias a ellas", afirmó Rapinoe. 

Anteriormente, Rapinoe testificó ante la Comisión de Supervisión de la Cámara de Representantes durante una audiencia centrada en las desigualdades salariales entre hombres y mujeres. Desde hace años, Rapinoe se ha manifestado a favor de la igualdad de género y racial, y en enero participó en una larga conversación en directo en Instagram sobre este asunto con el Presidente Biden. 

La selección femenina de fútbol de Estados Unidos ha cosechado un enorme éxito, pero sigue enfrentándose a la desigualdad salarial y a una frustrante falta de inversión.

Rapinoe ganó el oro para el país en los Juegos Olímpicos de Verano de Londres 2012, la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2015 y la Copa Mundial Femenina de la FIFA 2019. A pesar de sus constantes victorias y de su talento, la selección nacional de fútbol femenino aún no ha obtenido el aprecio y el apoyo generalizados que merece.

El miércoles, Rapinoe sostuvo que el mundo se está perdiendo realmente el "verdadero potencial del deporte femenino" debido a las desigualdades salariales y de condiciones de trabajo. 

Rapinoe se preguntó sobre lo alto que podría llegar su equipo, si se invirtiera adecuadamente. 

"Lo que sabemos es el éxito que ha tenido el deporte femenino frente a la discriminación, frente a la falta de inversión en todos los niveles en comparación con los hombres", dijo.

El testimonio de Rapinoe llega tras la indignación por las claras desigualdades entre los torneos de baloncesto masculino y femenino de la NCAA, que ella calificó de "completamente inaceptables".

El sábado 20 de marzo, la NCAA se vio obligada a mejorar las instalaciones de entrenamiento con pesas en San Antonio que utiliza el equipo femenino después de que salieran a la luz fotos y vídeos de las instalaciones en las redes sociales. Las imágenes revelaron una drástica disparidad entre las del evento masculino celebrado en Indianápolis.

Rapino llamó por su nombre al presidente de la NCAA, Mark Emmert, afirmando rotundamente que "tiene que hacerlo mejor". 

"Para una organización como la NCAA, similar a la Federación de Fútbol de Estados Unidos, que es una organización sin ánimo de lucro, es absolutamente inaceptable", dijo Rapinoe. "Decir que valoras a tus estudiantes-atletas y que tus jugadoras se presenten por un estante de mancuernas es simplemente inaceptable".

Rapinoe, en su discurso meticulosamente preparado, también pidió a los legisladores que se unan a la batalla para lograr la igualdad salarial. Citó las numerosas victorias del equipo, e hizo la afirmación de que "no se puede simplemente superar la desigualdad de cualquier tipo".

"Si eso [la desigualdad salarial] nos puede pasar a nosotras, a mí, con las luces más brillantes brillando sobre nosotras, puede pasar, y pasa, a todas las personas marginadas por su género. Y no tenemos que esperar. No tenemos que seguir siendo pacientes. Podemos cambiar eso hoy. Ahora mismo. Sólo tenemos que querer hacerlo", dijo. 

El jueves 25 de marzo, la presidenta de U.S. Soccer, Cindy Parlow Cone, agradeció y elogió la valentía y la defensa de Rapinoe. 

"Con nuestro nuevo liderazgo en U.S. Soccer y con tanto que esperar, mi esperanza es que las jugadoras acepten nuestra invitación permanente para reunirse y encontrar un camino que sirva al equipo femenino ahora y en el futuro", dijo Parlow Cone.

00:00 / 00:00
Ads destiny link