LIVE STREAMING
Leger Fernandez was born in Las Vegas, New Mexico. Her mother was a bilingual educator and her father, Ray Leger, served as a member of the New Mexico Senate.  Courtesy Teresa Legend Fernandez/Depositphoto
Leger Fernández nació en Las Vegas, Nuevo México. Su madre era educadora bilingüe y su padre, Ray Leger, fue miembro del Senado de Nuevo México. Teresa Legend Fernandez/Depositphoto

"Preséntate y participa", esa es la responsabilidad

Desde el aumento del acceso a los votantes entre las comunidades indígenas y la lucha contra las desigualdades climáticas, la nueva representante de Nuevo…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Incendios en Brasil

Agosto 18, 2022

DACA a los 10 años

Agosto 17, 2022

Quieren $35M

Agosto 17, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Hace cien años, Adeline Otero, una sufragista de Nuevo México, fue la primera latina en presentarse al Congreso. Después de presionar con éxito para que Nuevo México votara a favor de la 19ª Enmienda que permitía a las mujeres ejercer su derecho al voto, Otero se presentó como candidata al Congreso por su distrito.

La activista no ganó, pero 100 años después lo hizo la diputada Teresa Leger Fernández, transformándose en la primera latina que representa a su distrito del norte de Nuevo México en el Congreso.

“Ella no ganó, pero 100 años después, yo gané en este distrito y estoy representando al norte de Nuevo México. Y lo que significa es que tengo una gran responsabilidad -uso esa palabra porque es importante- tengo una gran responsabilidad de reflejar y representar verdaderamente a mi distrito”, dijo la diputada Teresa Leger Fernández en una reciente entrevista con AL DÍA. 

Mientras miraba por su ventana las montañas nevadas, habló de la belleza de su distrito, pero también de lo que necesita. “Mi distrito es hermoso, pero también tiene mucha pobreza”, dijo. 

La pobreza que ella ha pasado su vida tratando de combatir - ya sea a través de décadas de trabajo en su bufete de abogados de impacto social, como ella lo llama, o la lucha contra la supresión de los votantes entre los nativos americanos y los latinos en Nuevo México.

En las elecciones generales de noviembre, Leger Fernández derrotó al candidato republicano Alexis Johnson. Asumió su cargo el 3 de enero de 2021. En la foto: Teresa Leger Fernández delante de su despacho en el Congreso, rodeada de sus hijos..  Cortesía Teresa Leger Fernandez
Décadas de dedicación

“Sólo si tenemos esa infraestructura en esas empresas, nuestras comunidades pueden prosperar”, dijo Leger Fernández, “desde la construcción de escuelas a negocios y clínicas de salud rurales, hasta la banda ancha”. 

Son esfuerzos como estos los que han ayudado a que Nuevo México se ubique en el lugar 17 de la nación en cuanto a infraestructura. Sin embargo el estado se ubica en el lugar 48 en cuanto a oportunidades. 

“Esto significa que tengo que hacerlo. Debo crear oportunidades en este hermoso lugar que llamo hogar para mis comunidades increíblemente diversas.”

“Esto significa que tengo que hacerlo. Debo crear oportunidades en este hermoso lugar que llamo hogar para mis comunidades increíblemente diversas.”

Leger Fernández dijo que también ha trabajado en la preservación cultural para que no se olviden las historias de figuras históricas como Adeline Otero. Para ella, debemos recordar nuestra historia y contar nuestras historias. 

Esto lo aprendió de sus padres. 

Ellos fueron pioneros de la educación bilingüe y redactaron la ley que exigía que las lenguas indígenas como el navajo y el apache, además del español, se enseñaran en las escuelas para que no fueran olvidadas por las generaciones futuras. 

“Porque si pierdes tu lengua, empiezas a perder un poquito de tu herencia, un poquito de tu cultura, y un poquito de tu identidad. Y reconocieron que tener una base cultural fuerte te ayuda a ser fuerte como comunidad”, dijo.

Tras graduarse en el West Las Vegas High School, Leger Fernández se licenció en la Universidad de Yale y se doctoró en Derecho por la Facultad de Derecho de Stanford. En la foto: fila inferior (de izquierda a derecha): Rep. Deborah Ross, Rep. Marilyn Strickland, Rep. Nikema Williams, Rep. Leger Fernandez. Rep. Sara Jacobs, Rep. Frank Mrvan fila de atrás (de izquierda a derecha): Representante Kai Kahele y Representante Jake Auchincloss..  Cortesía Teresa Leger Fernandez
La tierra del encanto

“Represento a un distrito mayoritariamente de latinos y nativos americanos, pero luego tenemos toda la diversidad de etnias -negros americanos, asiáticos-, una mezcla maravillosa [...] Celebramos días de fiesta de los nativos americanos y fiestas latinas, y rodeos, ya sabes. Aquí lo hacemos todo”, dijo Leger Fernández.

Aunque son diversas, cada comunidad espera que ella les represente en los temas que les son importantes en el Capitolio.

En gran medida, son los mismos temas que son importantes para las comunidades latinas de todo el país, como la asistencia sanitaria, la inmigración y las oportunidades económicas.  

“En muchos sentidos, muchos de nuestros problemas coinciden. Y eso es lo que esperan que haga, es representarlos con un profundo conocimiento de estas comunidades, porque he trabajado durante 30 años haciendo que las cosas sucedan en estas comunidades, así que necesito tomar ese conocimiento y llevarlo a D.C.”, dijo.

Los latinos de Nuevo México demuestran su influencia

Especialmente en 2020, los políticos latinos de Nuevo México demostraron ser actores clave en el ciclo legislativo. Desde la ley Great American Outdoor’s Act de la ex congresista Xochitl Torres-Small hasta la respuesta de la gobernadora Michelle Luján Grisham al COVID-19 y su posterior consideración en el gabinete del presidente Joe Biden. 

El ex representante Ben Ray Luján también fue noticia cuando se presentó al Senado -y ganó- y la propia Leger Fernández se convirtió en la primera latina en representar a su distrito. 

Luego, a mediados de diciembre, la diputada Deb Haaland volvió a poner a Nuevo México en el punto de mira tras ser seleccionada por Biden para dirigir el Departamento del Interior. 

“Es maravilloso contar con un liderazgo tan diverso. Lo que hace es volver al hecho de que Nuevo México ha estado construyendo su liderazgo latino, indígena y latino. Y ahora ha culminado”, dijo Leger Fernández. 

Si la candidatura no es el objetivo, Leger Fernández dijo que el mero hecho de participar en el proceso político es una victoria para las comunidades subrepresentadas. 

“Aparecer y marchar en esas protestas, o aparecer e involucrarse en lo que sea que te atraiga... Es una cosa alegre. Hablas con ellos y tendrán una pasión interior que es hermosa de ver porque es un fuego que les da fuerza, y también les da propósito y determinación”, dijo.

Tras licenciarse en Derecho, Leger Fernández regresó a Nuevo México para trabajar como abogada, especializándose en la construcción de comunidades y la defensa de las tribus.   Cortesía Teresa Leger Fernandez
Un mes lleno de historia

No cabe duda de que el primer mes de la diputada Leger Fernández ha sido histórico, por muchas razones. Un abanico de emociones que describió a AL DÍA. 

“Jurar el cargo fue bastante alegre y un momento en el que te das cuenta de que realmente tienes esta impresionante responsabilidad de representar a tus comunidades y eso fue real”, dijo. “Cuando esto se hunde, es realmente tu punto de inflexión, ¿verdad? Cuando pasas ese umbral, ahora estás en ese lugar de responsabilidad”.

Pero una vez superado ese umbral, fue testigo de lo impensable en el Capitolio.

“Unos días más tarde, tuvimos la insurrección, y esa emoción - la emoción más fuerte que había era de ira. Pero la rabia es como la que sentiría una mamá osa si sus crías fueran atacadas”, dijo.

“Unos días más tarde, tuvimos la insurrección, y esa emoción - la emoción más fuerte que había era de ira. Pero la rabia es como la que sentiría una mamá osa si sus crías fueran atacadas”, dijo.

Dijo que fue el amor por la democracia lo que la hizo sentir así -por muy imperfecta que sea- porque quienes asaltaron el Capitolio eran supremacistas blancos que habían sido azuzados por el ex presidente Donald Trump, quien había estado atacando a los inmigrantes latinos desde que asumió el cargo.  

“Luego llegamos al impeachment, y eso fue solemne, porque fue reconocer que no podíamos permitir que un presidente incitara a la insurrección y dejarlo estar. Que no podemos empezar a sanar y a hacer el importante trabajo que esta nación necesita si decimos que no importa”, dijo.  

Entonces llegó el miércoles siguiente: el día de la toma de posesión. 

“Era pura alegría y alivio”, dijo Leger Fernández, “estaba silbando, estaba haciendo el tipo de gritos y chillidos que hacen en algunas de las comunidades aquí, que son muy agudos, porque sentí que mis aplausos, y mis gritos de felicidad y alegría, que tenía que representar a millones, y miles porque no podían estar en ese centro comercial, y así estaba tratando de canalizar la alegría y la emoción de todo el mundo”.

La gente de la tierra

La alegría de su gente y el amor por su tierra en Nuevo México es lo que Leger Fernández ha defendido no sólo en términos de infraestructura y oportunidades, sino también para su futuro bienestar. 

 “El agua es vida aquí”, dijo.

Sin embargo, señaló que si la nación no aborda adecuadamente el cambio climático, Nuevo México no será un lugar en el que su gente pueda vivir. 

Es un estado frágil con una ecología frágil. 

“Y eso requiere una acción colectiva. Hace falta que todos trabajemos juntos”, dijo.

Ese esfuerzo colectivo, en su opinión, debe dirigirse a la lucha contra el cambio climático. Si no se controla, no sólo perjudicará económicamente a la gente de color, sino también a la salud. 

“Los más perjudicados ahora mismo son nuestras comunidades latinas y BIPOC, que trabajan bajo la sombra de la industria de los combustibles fósiles y que han trabajado bajo las nubes de los pesticidas”, dijo Leger Fernández.

Se refirió a los proyectos de ley que abordará a lo largo de su mandato, que van desde la lucha contra el metano que se arroja al aire hasta la construcción de la red de energía renovable. 

Después de que el actual representante Ben Ray Luján anunciara que no se presentaría a la reelección en 2020 y se postularía para el escaño de Tom Udall en el Senado de los Estados Unidos, Leger Fernández anunció su candidatura para sucederle. En la foto: El senador de Nuevo México Ben Ray Luján y Teresa Leger Fernández..  Cortesía Teresa Leger Fernandez
Equidad en el primer día

Por supuesto, como la mayoría de los políticos en medio de la crisis sanitaria, hacer frente a la pandemia y a sus múltiples consecuencias económicas es la primera orden del día.

 “Pero la forma de abordarlos tiene que ser con justicia social y equidad económica y arreglando los problemas estructurales de fondo”, añadió Leger Fernández. 

 “Pero la forma de abordarlos tiene que ser con justicia social y equidad económica y arreglando los problemas estructurales de fondo”, añadió Leger Fernández. 

Además de eso, la congresista enumeró acciones más inmediatas en las que está trabajando, incluyendo algo en lo que ha trabajado toda su vida. 

“Soy copatrocinadora de la ley H.R. 1. Se llama For the People Act. Es la reforma de la financiación de las campañas electorales. Es algo en lo que he trabajado toda mi vida. Estoy en el comité que trabajará en ese proyecto de ley, voy a estar hablando de eso en todas partes, porque la democracia es la clave para conseguir todo esto”, dijo.

El proyecto de ley supondría una victoria para la reforma de la financiación de las campañas y para aumentar el acceso y la participación en el sistema electoral.

Mientras explicaba los pormenores de ese proyecto de ley, la diputada Leger Fernández sonrió.

“Para mí, mi trabajo siempre me ha dado alegría”, dijo. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link