LIVE STREAMING
Foto de archivo: Trabajadores de la ciudad llevándose algunos estantes de periódicos en la sección del Jardín de Primavera en Philadelphia. Fuente: https://boxesofblight.tumblr.com/
Foto de archivo: Trabajadores de la ciudad llevándose algunos estantes de periódicos en la sección del Jardín de Primavera en Philadelphia. Fuente: https://boxesofblight.tumblr.com/

La doble batalla del periodismo ante el Coronavirus: ¿Cómo subsistiremos esta pandemia?

La crisis del COVID-19 es la mayor noticia en décadas y, sin embargo, los medios no tendrán fondos para cubrirla.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

ACLU tras Mayorkas

Septiembre 13, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Desde el fenómeno de los hermanos Cuomo hasta las incongruentes ruedas de prensa del presidente, el periodismo en Estados Unidos parece estar viviendo una profunda crisis de identidad.

En un momento en el que la información es crítica para salvar millones de vidas, los medios de difusión enfrentan, por un lado, la ardua batalla de cubrir una epidemia que cambia segundo a segundo; por otro, el efecto colateral de la crisis de salud pública en la economía.

Ante el cierre de los espacios públicos, periodistas en todo el país están siendo despedidos a la misma velocidad que otro tipo de empleados, mientras las empresas enfrentan recortes agresivos en ventas de publicidad, tanto en medios impresos como en digitales.

“Las cosas van a ser muy difíciles para los periodistas", dijo Tom Gibson, el principal defensor del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) en Bruselas, a EUobserver. Añadió que el "papel del periodista será crítico" en la pandemia para proporcionar acceso a información fiable y de alta calidad.

Gibson dijo que ciertos elementos que ya dificultaban la vida del periodismo se han visto agravados por la pandemia, como el hecho de estar en un sector económico débil, trabajar en condiciones aisladas y, en algunos casos, como en Hungría, estar bajo el ataque de los funcionarios.

"Tienen un importante papel de vigilancia, dando información a los ciudadanos, empujando a los gobiernos a la transparencia en cuanto a las medidas, los compromisos que asumieron", añadió Gibson.

Plataformas como el Portland Mercury, The Stranger y BuzzFeed han anunciado medidas para recortar sus plantillas, llegando incluso a reducir el salario de sus empleados en un 25%, según informó el CEO de Buzzfeed, Jonah Peretti, a USA Today.

"No sabemos cuánto tiempo durará esto, pero queremos actuar rápidamente para asegurarnos de que nuestro negocio siga siendo sostenible", escribió Peretti en un memorándum al personal.

La semana pasada, Gannett, que es dueño de USA Today y más de 250 periódicos locales, dijo a los empleados que comenzaría “una serie de reducciones de costos inmediatas”, incluyendo un programa de descanso en su división de noticias en abril, mayo y junio, como resultado de las presiones económicas provocadas por la pandemia. El CEO Paul Bascobert dijo a los empleados, "No aceptaré ningún pago hasta que estos permisos y reducciones salariales se hayan revertido".

Otros publicistas como McClathy, Lee Enterprises y Tribune también se encuentran batallando con deudas imposibles de saldar en las circunstancias actuales.

Para los medios locales, el panorama es aún más devastador

Dependiendo de redes comunitarias para su subsistencia, las pequeñas salas de redacción en todo el país se están viendo amordazadas por algo peor que la censura: la clausura de la economía de base.

Sin ingresos de la publicidad de empresas locales y con la cancelación de eventos públicos, el futuro de las publicaciones impresas de menor formato dependen ahora de una vertiginosa –y, frecuentemente, obstaculizada– transformación a lo digital que en otras circunstancias habría llevado meses.

Según reportó el New York Times, nuevos medios que comenzaron como publicaciones en línea han encontrado en la crisis una oportunidad de oro:

“Esos establecimientos obtienen la mayor parte de sus ingresos de suscripciones o donaciones, más que de anuncios para empresas locales, y los artículos de noticias urgentes de las últimas semanas han atraído a lectores dispuestos a pagar por las noticias,” explica el medio.

Según un estudio realizado por comScore de más de una docena de sitios web de noticias generales, desde que estalló la pandemia del Coronavirus “el número de minutos que los lectores dedican a los sitios de noticias aumentó un 46 por ciento con respecto al mismo período que finalizó hace unos días el año pasado, y las visitas en general aumentaron un 57 por ciento.”

Sin embargo, competir en este nuevo escenario contra medios como Politico, The Atlantic, The Los Angeles Times y el mismo The New York Times, es una batalla de David contra Goliath.

Mientras gigantes como Facebook parecen dar un espaldarazo a la industria del periodismo local, con una inyección de hasta 100 millones de dólares para “acercar aún más el mundo”, la realidad es que es precisamente la monopolización de la información lo que ha estrangulado nuestro pequeño ecosistema.

¿La solución? Apoyar a los periódicos locales

“Desde la protección de nuestra democracia, hasta el mantenimiento de la responsabilidad de las autoridades y, en el estado actual, la lucha contra la pandemia que asola nuestro planeta, la noticia siempre ha estado ahí para nosotros y, sin embargo, la gran tecnología sigue fallando”, escribió John Stanton, ex jefe de la oficina de BuzzFeed en DC, y cofundador del Save Journalism Project.

“Si bien Google, Apple y Facebook siempre han sido los villanos detrás de la desaparición de los medios de comunicación, esta pandemia está exacerbando e inflamando la realidad de los periódicos -los periódicos, a pesar de sus reportajes heroicos, están siendo privados de su dinero legítimamente ganado y todo está en los números.”

“Si queremos salir de esta crisis unidos, debemos fomentar una industria de la prensa próspera y eso comienza con la donación y el apoyo a sus redacciones locales,” concluyó. “Como una comunidad de consumidores, que dependen desesperadamente de este reportaje, debemos salvar el cuarto estado o de lo contrario una futura crisis no será reportada".

00:00 / 00:00
Ads destiny link