LIVE STREAMING
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrece una rueda de prensa en Washington, Estados Unidos, el 21 de mayo de 2018. Pompeo dijo que su Gobierno no dará "carta blanca" a Irán en Oriente Medio y le impondrá "las sanciones más fuertes de la historia" para forzarle a "cambiar su comportamiento". EFE/ Michael Reynolds
El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ofrece una rueda de prensa en Washington, Estados Unidos, el 21 de mayo de 2018. Pompeo dijo que su Gobierno no dará "carta blanca" a Irán en Oriente Medio y le impondrá "las sanciones más fuertes de la…

Washington amenaza a Teherán

Las declaraciones del Secretario de Estado, Mike Pompeo, de este lunes marcan un nuevo tono en las amenazas de Estados Unidos contra Irán.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Terapia de la basura

Agosto 19, 2022

¿Cambio primario de PA?

Agosto 19, 2022

LATAM busca empoderarse

Agosto 19, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“Irán batallará para mantener su economía viva”, fue la amenaza del principal diplomático estadounidense contra el gobierno de Irán este día lunes.

Siguiendo la línea planteada por el presidente Trump al retirar a Estados Unidos del acuerdo nuclear con Irán, Pompeo aseguró que nuevas sanciones económicas serían impuestas al país y que serían “dolorosas si el régimen no cambia su curso”.

“Estas terminarán siendo sin duda las sanciones más fuertes en la historia cuando terminemos”, sentenció.

Dentro de la lista de concesiones que el gobierno estadounidense espera de Teherán, se encuentran: un nuevo pacto, el retiro de Irán de Siria y Yemen, la suspensión del enriquecimiento de uranio, admitir el verdadero alcance de su antiguo programa nuclear, la liberación de rehenes estadounidenses y aliados, y la suspensión del desarrollo de misiles nucleares, según reportó el Financial Times.

“Si Irán estuviera dispuesto a aceptar los términos de los Estados Unidos”, continúa el medio, “Pompeo dijo que Washington estaría dispuesto a poner fin a las sanciones, restablecer las relaciones diplomáticas y comerciales, permitir el acceso de Irán a la tecnología avanzada y apoyar la modernización y reintegración de Irán en el sistema económico internacional”.

65 años de intervencionismo estadounidense

Después de que Estados Unidos permitiera la intervención de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en el derrocamiento del Primer Ministro iraní Mohammad Mossadeq en 1953 – y en la campaña del Sha Mohammed Reza Pahlevi – el regreso del líder religioso musulmán Ayatollah Khomeini dio pie a la fundación de la República Islámica de Irán.

La crisis de los rehenes entre 1979 y 1981 aumentó la tensión entre ambos países, y finalmente explotó con la revelación de las maniobras militares estadounidenses llamadas “escándalo Irán-Contra”.

Un revés diplomático

Con la llegada de Mohammad Khatami al gobierno en 1997, Irán comenzó “un diálogo con el pueblo americano”, según recuerda la BBC, aunque los logros no fueron muchos.

Pero con la nueva administración de George Bush, cualquier intento de acuerdo con Irán se volvió imposible, en especial después de su discurso en el que calificaba a Irán, Irak y Corea del Norte como “el eje del mal”.

Ante el aislacionismo aupado por Estados Unidos, Irán decide dar rienda suelta a su programa nuclear, a pesar de negarlo públicamente.

La imposición de sanciones por parte de las Naciones Unidas y la comunidad internacional entre el 2006 y el 2010 sumen al país en una profunda crisis económica y política, tan sólo alimentada por el radicalismo del presidente Mahmoud Ahmadinejad.

Llegando a un acuerdo

La famosa llamada telefónica entre el presidente estadounidense Barack Obama y el nuevo presidente iraní, Hassan Rouhani, permitió dar inicio a la negociación de un acuerdo nuclear en 2015 entre Irán y Estados Unidos, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania, finalmente llamado Plan Conjunto de Acción Comprehensiva (JCPOA, por sus siglas en inglés) y que permitió el levantamiento de las sanciones económicas contra Irán a cambio de la suspensión de su programa nuclear.

Pero el 7 de mayo el presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos se retiraría del acuerdo, tras haber criticado la real cooperación de Irán y el planteamiento inicial del acuerdo.

Nuevas sanciones, nuevas repercusiones

El anuncio de Pompeo fue recibido con arduas críticas, no sólo por el gobierno iraní sino por expertos en política internacional.

“¿Quién se creen que son para tomar decisiones por Irán y por el resto del mundo?”, dijo el presidente iraní Hassan Rouhani, de acuerdo a la agencia de noticias nacional.

El ministro de relaciones exteriores del país respondió agresivamente diciendo que “la República Islámica de Irán percibe los duros comentarios del secretario de estado norteamericano como una flagrante interferencia en sus asuntos domésticos y como una ilegítima amenaza contra un estado miembro de las Naciones Unidas, y merece el derecho de tomar acciones legítimas”, continúa el Financial Times.

Asimismo, analistas como Barbara Slavin (experta iraní en el Concejo Atlántico) y Suzanne Maloney (especialista en el Brookings Institution), consideran que las demandas estadounidenses son “poco realistas” e “inalcanzables”, y que tan sólo pueden ser interpretadas como un “llamado a un cambio de régimen en Irán”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link