LIVE STREAMING
Photo: Spencer Platt/Getty Images
Los activistas celebran la legislación como resultado de una "resistencia poderosa y organizada". Foto: Spencer Platt/Getty Images

Las cárceles de Nueva Jersey ya no pueden trabajar con el ICE, según la nueva ley

El gobernador Phil Murphy firmó el proyecto de ley el viernes 20 de agosto, lo que sitúa al estado junto a unos pocos en todo el país que han promulgado una…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Nudos andinos

Mayo 25, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El viernes 20 de agosto, el gobernador de Nueva Jersey, Phil Murphy, firmó un proyecto de ley histórico que prohíbe a las cárceles locales y privadas del estado firmar contratos para detener a inmigrantes. 

La nueva ley, el proyecto de ley de la Asamblea 5207 (A5207), prohíbe a las cárceles o centros de detención locales y privados "celebrar, renovar o ampliar acuerdos de detención de inmigrantes" con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos, también conocido como ICE.

Nueva Jersey es ahora el quinto estado de EE.UU. que limita o prohíbe estos contratos.

La A5207 no afecta a los contratos actuales del ICE, sino a los futuros. Actualmente, los condados de Bergen y Hudson todavía tienen contratos con la agencia, y una cárcel de propiedad privada en Elizabeth extendió recientemente su acuerdo con ICE hasta 2023. 

Parece que esta extensión podría haberse evitado, pero el proyecto de ley se quedó en el escritorio de Murphy durante 10 días mientras el gobernador estaba de vacaciones con su familia en Italia.

Sin embargo, según la nueva ley, el Centro de Detención por Contrato de Elizabeth no podrá renovar el contrato con el ICE, ni se le permitirá detener a más inmigrantes. 

Murphy firmó discretamente la ley un día después de regresar a casa de su viaje, y no hizo ninguna declaración sobre el motivo de su firma. 

En virtud de estos contratos, los detenidos esperan en las instalaciones locales para las audiencias judiciales mientras aguardan potencialmente la temida posibilidad de ser deportados. 

Según la legislación, los centros de detención y las instalaciones correccionales del estado "tienen un historial de malas condiciones, incluyendo una inadecuada atención médica y de salud mental, el uso de confinamiento aislado, y los incidentes de violencia y represalias contra las personas detenidas."

NBC News se puso en contacto con un portavoz del ICE en Newark, pero declinó hacer comentarios sobre la nueva ley. 

Los acuerdos han generado millones de dólares en ingresos para los gobiernos locales, que han cobrado al ICE hasta 120 dólares al día por detenido. 

Solo en 2018, el ICE pagó al condado de Essex una de las tarifas más altas de la nación por las camas: 124 dólares por detenido por noche. El condado acumuló casi 35 millones de dólares de la agencia ese año, en el que la población de detenidos del ICE se disparó a casi 800. 

Los líderes demócratas de los condados de Bergen, Hudson y Essex han defendido repetidamente los contratos. 

A pesar de su firme determinación de seguir deteniendo a los inmigrantes con fines lucrativos, los defensores progresistas y los grupos de derechos humanos llevan mucho tiempo oponiéndose a la existencia de estos centros, históricamente propicios a los abusos y a las violaciones de los derechos civiles. 

El impulso creció aún más cuando el número de detenidos aumentó bajo la represión de la inmigración durante la era Trump. Las protestas han incluido a menudo huelgas de hambre de los detenidos. 

A finales de junio, como informó The Guardian, unos 39 detenidos en la cárcel de Newark realizaron una huelga de hambre, poco antes de ser trasladados al Centro Correccional del Condado de Essex. 

Entre sus preocupaciones, la principal fue que les confiscaron sus tabletas de vídeo, lo que significa que no pudieron comunicarse con sus abogados y familiares sobre su posible traslado. 

Abolish ICE NY-NJ, una coalición de organizaciones que buscan cerrar las prisiones y los centros de detención de inmigrantes, dijo a The Guardian que era un acto de "resistencia poderosa y organizada." 

"La gente ha demostrado una y otra vez que está dispuesta a arriesgar sus cuerpos por la libertad. Estos traslados los ponen en riesgo de ser alimentados a la fuerza y, en algunos casos, deportados", dijo la coalición. 

Los grupos de defensa de los derechos de los latinos y de los inmigrantes celebran la ley y esta victoria más reciente en el amplio movimiento por los derechos, la justicia, la libertad y la dignidad de los inmigrantes. 

Amy Torres, directora ejecutiva de la Alianza de Nueva Jersey para la Justicia de los Inmigrantes, dijo que la nueva ley ha sido "una larga espera, no sólo para los inmigrantes en Nueva Jersey, sino para todas las familias separadas por la detención."

"Nuestro estado se une ahora al puñado de otros que están encabezando la lucha para poner fin a la detención del ICE en todo el país", dijo Torres en un comunicado. 

En un comunicado, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) dijo que durante demasiado tiempo, Nueva Jersey ha permitido y se ha beneficiado del "cruel sistema de detención del ICE que desgarra a las familias y las comunidades."

00:00 / 00:00
Ads destiny link