LIVE STREAMING
El gobernador de Tennessee, Bill Lee, en una visita a la Casa Blanca en abril de 2020. Foto: Mandel Ngan/AFP vía Getty Images.
El gobernador de Tennessee, Bill Lee, en una visita a la Casa Blanca en abril de 2020. Foto: Mandel Ngan/AFP vía Getty Images.

Tennessee prohíbe los medicamentos abortivos por correo

Aunque no se castiga a la mujer que lo toma, los proveedores pueden afrontar hasta 20 años de cárcel. Es la última legislación antiabortista que se ha dictado

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El jueves 5 de mayo, el gobernador de Tennessee, Bill Lee, firmó un proyecto de ley que penaliza los fármacos inductores del aborto que se suministran a través de la telesalud o por correo.

La medida, HB2416, establece sanciones penales para los infractores, pero no se aplicaría a la paciente a la que se le suministraron los fármacos abortivos. 

Los abortos con medicamentos se han convertido en un método cada vez más común para interrumpir embarazos de hasta 10 semanas. El año pasado, la FDA aprobó la distribución de los fármacos a través de la telesalud y la entrega por correo debido a la preocupación por el acceso durante la pandemia. 

Según el Instituto Guttmacher, un centro de estudios sobre el derecho al aborto, más de la mitad de los abortos en EE.UU. se realizan mediante medicación en lugar de cirugía. 

Tennessee ya cuenta con múltiples requisitos que crean barreras a la atención, como un periodo de espera de 48 horas, ecografías obligatorias en persona y asesoramiento antiaborto, y la prohibición de la cobertura del seguro para el procedimiento a través de la Ley de Asistencia Asequible. 

La legislación establece limitaciones estrictas en torno a los medicamentos inductores del aborto. Los medicamentos sólo pueden ser suministrados por un médico cualificado, y no pueden ser suministrados por "mensajería, entrega o servicio de correo".

El proyecto de ley también establece que las pacientes deben ser examinadas en persona y que la paciente debe ser informada de que puede ver los restos del feto no nacido en el proceso de interrupción del embarazo. El proveedor médico debe programar una cita de seguimiento en un plazo de dos semanas, y ninguno de estos medicamentos puede suministrarse en instalaciones de enseñanza primaria, secundaria o superior. 

"La persona que infrinja este proyecto de ley de forma intencionada, a sabiendas o por imprudencia, comete un delito de clase E y, en caso de condena, se le impondrá una multa que no excederá de 50.000 dólares, una pena de prisión que no excederá de 20 años, o ambas cosas", dice el proyecto de ley. 

Tennessee es uno de los varios estados con "leyes de activación" que podrían restringir inmediatamente el acceso al aborto si el Tribunal Supremo anula el caso Roe contra Wade, lo que es muy probable. 

Treinta días después de la derogación de Roe, todos los abortos en Tennessee estarían prohibidos, con la excepción de los que evitarían la muerte de la persona embarazada. En caso de infracción, los proveedores de servicios médicos podrían ser acusados de un delito grave. 

Kristen Moore, directora del proyecto EMAA, que busca mejorar la forma en que se dispensan los medicamentos inductores del aborto en EE.UU., dijo a Healthcare IT News que es "aterrador" ver cómo los legisladores siguen acumulando restricciones al aborto, especialmente una que afecta a los medicamentos aprobados por la FDA. 

"El efecto práctico de estas leyes será empujar a las pacientes a autoabastecerse de la medicación y luego negarles el acceso al apoyo de los proveedores de atención médica con licencia mientras gestionan su aborto", dijo Moore. 

Tras la reciente filtración del borrador de la opinión mayoritaria del Tribunal Supremo sobre la situación del caso Roe contra Wade, los expertos en salud advirtieron que la tasa de mortalidad materna, un problema que ya afecta de forma desproporcionada a las mujeres de color, aumentará en los estados con restricciones al aborto. 

Según los CDC, por cada 100.000 nacidos vivos en Estados Unidos mueren 20 madres. En Tennessee, 98 mujeres murieron durante el primer año de embarazo en 2020. 

Los datos de The Turnaway Study descubrieron que las personas a las que se les niega el aborto tienen más probabilidades de sufrir complicaciones importantes hacia el final de su embarazo y de experimentar una mala salud física en los años siguientes. 

A raíz de la noticia de Roe, varias empresas que ofrecen el aborto a través de la telemedicina informaron de un aumento del interés por sus servicios. 

Por ejemplo, la clínica abortista online Hey Jane, dijo a Politico que había notado un aumento del 24% al 34% en el número de personas que buscaban las píldoras en las últimas semanas, y que el tráfico general del sitio se había cuadruplicado. 

"El aborto con medicamentos por correo y telesalud ya estaba prohibido en Tennessee; esta nueva ley, que aumenta las penas, no es más que una estratagema del gobernador Lee para ganar atención en este momento tan tenso", dijo en un comunicado Ashley Coffield, presidenta y directora general de Planned Parenthood de Tennessee y el norte de Mississippi.

00:00 / 00:00
Ads destiny link