LIVE STREAMING
The U.S. Marshal’s Service is drafting a new law that would restrict their ability to hold undocumented immigrants for pickup.
El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos está elaborando una nueva ley que restringiría su capacidad de retener a los inmigrantes indocumentados para su recogida. Foto: Bonnie Cash-Pool/Getty Images.

Los U.S. Marshals ya no retendrán a los inmigrantes detenidos para el ICE

El Servicio de Alguaciles de Estados Unidos está elaborando una nueva ley que restringiría su capacidad de retener a los inmigrantes indocumentados.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Según el Washington Times, el Servicio de Alguaciles de Estados Unidos está elaborando una nueva política que restringiría su capacidad de detener a los inmigrantes indocumentados para que los recoja el ICE. 

Si se implementa, la política significa que en la autorización de una orden de detención de inmigrantes, o solicitud de detención, los alguaciles no se les permitiría retener a los inmigrantes indocumentados para que el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de EE.UU. los recoja. Cuando los alguaciles terminen de procesar a un inmigrante por razones de custodia, ese individuo será liberado aunque el ICE haya pedido una retención. 

Aunque todavía está en proceso de redacción, según un memorando dirigido a los empleados, la política ya se aplica en Fort Lauderdale.

"Según nuestro personal de dirección, con efecto inmediato, NO alojaremos a un preso basándonos únicamente en una retención administrativa de inmigración", dijo un adjunto. "Transmitiremos la razón por la que el recluso está siendo liberado de la custodia del USMS y que el USMS no puede retener al sujeto más allá del tiempo estándar de procesamiento de salida, ni podemos transportar al sujeto para el DHS". 

La oficina de Fort Lauderdale dijo que los marshals darían "una cantidad razonable" de preaviso para que el ICE pudiera enviar oficiales a los centros de detención para recoger a los detenidos. La oficina de los alguaciles maneja alrededor de 60.000 individuos en un día determinado, con algunos clasificados como migrantes deportables que el ICE quiere tomar en custodia cuando se les deja ir. 

Los agentes del ICE ya han declarado al Washington Times que la aplicación de la ley supondría una gran pérdida para ellos. La pérdida aumentaría si el Departamento de Justicia también sigue el ejemplo con una política similar en torno a los migrantes. 

Los U.S. Marshals eran los encargados de dar al ICE un gran número de detenidos junto con la Oficina Federal de Prisiones, pero eso ahora pende de un hilo.

En los días transcurridos desde que se conoció la nueva política, la sede de los U.S. Marshals en D.C. ha confirmado que está elaborando la política. En su declaración, no revelaron lo que exactamente

impulsó la nueva idea, pero mencionó que se consideraba una confirmación de una práctica estándar. 

"Las actualizaciones propuestas incorporan un lenguaje que aclara la práctica de larga data de la agencia de no retener a los prisioneros más allá de una orden judicial. El USMS no está autorizado a retener a los presos más allá de una orden judicial que exija su puesta en libertad o de la expiración de una condena impuesta", escribió la agencia. "No se han introducido cambios en la política que limita la cooperación con el ICE o con cualquier entidad encargada de hacer cumplir la ley". 

Sin embargo, desde su anuncio, antiguos y actuales agentes del ICE se han mostrado en contra. Dicen que la nueva política supondría un gran cambio. 

"La política del USMS siempre ha sido cumplir con las órdenes de detención de inmigrantes, desde que el USMS y el entonces ICE eran agencias del Departamento de Justicia. Hay que tener en cuenta que si alguien está bajo la custodia del USMS es porque ha cometido una infracción federal, y casi con toda seguridad un delito grave (o posiblemente varios)", dijo el ex alto funcionario del ICE y ahora miembro del Centro de Estudios de Inmigración, Dan Cadman, que pasó a criticar el liderazgo del Secretario del DHS Alejandro Mayorkas y del Fiscal General de EE.UU. Merrick Garland. 

Cadman también calificó la afirmación de los alguaciles de que no se trataba de un cambio de política - "un caso de giro político que se acerca a la mentira descarada"-, añadiendo también que la Oficina de los Alguaciles de EE.UU. habría tenido que discutir los cambios con Seguridad Nacional, lo que significaría que el ICE no se opuso totalmente a la nueva política. 

Según las cifras del ICE, emitieron 177.147 órdenes de retención en 2018 y 165.487 en 2019, pero sólo 122.233 en 2020, un descenso del 26%. Se negaron a publicar las cifras de 2021. Las deportaciones no son una sanción penal, sino solo un asunto civil y las solicitudes de retención las firman los agentes de deportación en lugar de un juez federal. 

Como el ICE no forma parte de los tribunales de ninguna manera y sus órdenes de retención no son federales, los alguaciles no pueden retener a un inmigrante en virtud de las órdenes de retención porque no puede ser contabilizado.

00:00 / 00:00
Ads destiny link