LIVE STREAMING
Los trabajadores de Amazon dicen "basta" durante el Workers Day. Photo: Getty Images
Los trabajadores de Amazon dicen "basta" durante el Workers Day. Photo: Getty Images

May Day 2020: El espejo del malestar ciudadano por la terrible gestión de Gobierno de la crisis del Covid-19

Los 1 de mayo siempre suelen ser días moviditos, pero éste pasará a los anales de la historia por levantar a todo un país en plena crisis sanitaria, social y…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

El muro infame regresa

Enero 31, 2023

Hobbs sigue adelante

Enero 31, 2023

Ojos en Memphis

Enero 31, 2023

WFP para Gym

Enero 31, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Con la mitad de los estados levantando la cuarentena y los hospitales y morgues del país trabajando a pleno rendimiento, hay quien puede pensar que este 1 de mayo no es el mejor momento para reivindicaciones obreras. Pero lo es, vaya que sí. 

Sobre todo porque la gestión del Gobierno de la crisis sanitaria y económica ha puesto de relevancia las tremendas desigualdades de una nación que presume de ser la más poderosa del mundo.

Desde quienes han perdido su trabajo a causa del cierre por Covid-19 hasta quienes han visto su salud peligrar por falta de equipos regulados tanto en los hospitales como en las tiendas de alimentación y los negocios de paquetería y otras empresas esenciales, todos están hoy de huelga. Una protesta que se avecina “masiva” pese a la amenaza de contagio y al cansancio de la ciudadanía. 

Una coalición de empleados de compañías como Amazon, Whole Foods, Walmart o FedEx llevan ya tiempo preparando esta huelga o “sickout” con la que pretenden mostrar al mundo las políticas defectuosas de la Administración y el descontrol desde el inicio de la pandemia. 

Lo están haciendo de una forma nada sutil: llamando a sus jefes para anunciar que están enfermos o retirándose durante la hora del almuerzo. También se les han unido los sindicatos.

"Debido a los errores de la patronal, muchos de nuestros compañeros de trabajo han contraído este virus mortal y algunos han muerto", declaró Christian Smalls, que fue despedido de Amazon después de organizar una huelga en la instalación de Staten Island el mes pasado. 

Reclaman una paga por el riesgo que están asumiendo, vehículos de reparto limpios, el cierre de las instalaciones donde ha habido infectados y, sobre todo, más equipos de protección para poder seguir realizando su trabajo. 

También, al menos en Amazon, acusan a la empresa de no haber sido transparente con los casos de trabajadores enfermos de Covid-19.

Huelga en los hospitales

Parece una temeridad pero están en todo su derecho. Las enfermeras de decenas de hospitales en 13 estados están saliendo a la calle para protestar por la falta de equipos de proyección: más de 60 enfermeras en todo el país han muerto a causa de la enfermedad.

"Se hicieron enfermeras para cuidar de sus pacientes, no para sacrificar sus vidas en el frente de la pandemia de COVID-19", ha declarado Bonnie Castillo, de National Nurses United, a AP. 

Muchos de los mismos grupos que planean acciones laborales durante todo el día organizaron otras protestas más pequeñas en las últimas semanas.

No sólo los hospitales van a ser testigos de este clamor colectivo, sino también las carreteras, con congestiones de los camioneros independientes que están hartos de las bajas tarifas de flete en ciudades como Los Ángeles, Chicago o Washington. 

Trabajadores desempleados

Por si el día no estuviese poco complicado, los millones de estadounidenses que tan sólo la semana pasada solicitaron sus subsidios de desempleo también están disgustados y desesperados, y harán notar ambas cosas. 

Aunque según los datos se han reducido las peticiones de subsidios, en las últimas seis semanas han llegado a 30,3 millones, representando el 18,6% de la fuerza de trabajo del país.

Hoy los alquileres y los pagos de las hipotecas se vencen para millones de norteamericanos que no tienen manera de hacer frente a la crisis más que a través de estas ayudas y los expertos vaticinan que este panorama empeorará en los próximos meses pese a la prematura reapertura de comercios. 

Por otro lado, están los más vulnerables: los migrantes que no tienen derecho a los cheques estímulo que prevé la Ley Cares, y sus clamos también serán oídos, mientras los activistas instan a un “rescate popular” mucho más justo y humanitario. 

¿Fingirán la patronal y la Administración no ver estas protestas que van a paralizar aún más al país? Hoy no es sólo el Día del Trabajador, sino la mejor radiografía del descontento de toda una nación que hará historia. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link