LIVE STREAMING
Alejandro Mayorkas fue anunciado como secretario del DHS del presidente Joe Biden el 23 de noviembre de 2020. FOTOGRAFÍA: Getty Images.
Alejandro Mayorkas fue anunciado como secretario del DHS del presidente Joe Biden el 23 de noviembre de 2020. FOTOGRAFÍA: Getty Images.

Alejandro Mayorkas tiene una montaña de trabajo por delante como el primer latino en dirigir el DHS

Nacido en La Habana (Cuba), la familia de Mayorkas huyó de la Revolución Cubana para establecerse en Estados Unidos en la década de 1960.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

Lo nuevo de Coti

Junio 23, 2022

Bienvenidos a Oak Bluffs

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

En una audiencia de confirmación en el Senado el 2 de febrero de 2021, el abogado cubano-judío Alejandro Mayorkas no sólo se convirtió en el primer latino en dirigir oficialmente el Departamento de Seguridad Nacional sino también en el primer inmigrante en hacerlo.

Tras la victoria del Presidente Joe Biden en las elecciones de noviembre de 2020, Mayorkas fue uno de los primeros nombramientos del gabinete anunciados por el equipo de transición del presidente electo el 23 de noviembre.

Antes del nombramiento, Mayorkas era el cubanoamericano de más alto rango en la administración del Presidente Barack Obama con dos funciones. 

En primer lugar, fue director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU. de 2009 a 2013, antes de ascender a subsecretario del DHS y servir entre 2013 y 2016.

Durante su mandato, Mayorkas dirigió debates que dieron lugar a acuerdos sobre ciberseguridad con gobiernos extranjeros, coordinó la respuesta del DHS a los brotes de Ébola y Zika, ayudó a establecer la infraestructura de ayuda en respuesta a los terremotos de 2010 en Haití y desarrolló enfoques para combatir la trata de personas en todo el mundo.

Con Biden, Mayorkas está en primera línea de lo que muchos activistas de derechos humanos y líderes progresistas esperan que sea un cambio "radical" del sistema de inmigración del país.

El presidente ha firmado una serie de órdenes ejecutivas en sus dos primeras semanas en el cargo para deshacer gran parte de lo que su predecesor hizo para deshumanizar a los inmigrantes, especialmente a los que cruzan la frontera sur. 

Sin embargo, las acciones hasta ahora no han sido más que una vuelta a la era pre-Trump, que tampoco era buena para los inmigrantes, especialmente los indocumentados.

Las medidas de la era Trump y los nombramientos judiciales también parecen ser obstáculos para los esfuerzos de reforma migratoria de Biden.

Mientras que Biden recibirá el calor de la prensa y de sus partidarios en la elección presidencial es Mayorkas quien jugará el papel clave de navegar por un camino hacia adelante para el presidente y lograr algunos de los cambios "radicales" que se esperan.

También ayudará a sacar algunas de las espinas más profundas que Trump plantó a Biden antes de dejar el cargo, una de ellas la reunificación de las familias separadas en la frontera bajo la política de "tolerancia cero" de la anterior administración.

Biden también anunció el 2 de febrero, a través de una orden ejecutiva, la creación de un "grupo de trabajo" de unificación familiar para reunir a las familias aún separadas.

Estará dirigido por Mayorkas y tendrá 120 días, o cuatro meses, para presentar un informe sobre sus esfuerzos.

Según la Casa Blanca, todavía hay entre 600 y 700 niños separados de sus familias como resultado de las políticas de la anterior administración. 

En algunos casos también hay pocos registros para seguir adelante.  

En resumen, puede que Mayorkas haya hecho historia, pero tiene una montaña de trabajo para deshacer la historia que le precede.

00:00 / 00:00
Ads destiny link