LIVE STREAMING
Vista panorámica de La Habana, Cuba. Imagen para ilustrar artículo sobre niños presos políticos en la isla
La Havana y otras ciudades cubanas han sido escenarios de protestas y represión. Foto: Pixabay.

Niños presos políticos en Cuba: 5 claves para entender su situación

Bajo acusaciones de comportamientos vandálicos, varios menores de edad han sido puestos bajo arresto y podrían enfrentar largas penas en prisión.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

"Soy la guagua 47"

Junio 25, 2022

Latinos en Silicon Valley

Junio 24, 2022

Serie original latina

Junio 23, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Acusados de haber protagonizado actos de vandalismo en medio de la jornada de protesta del 11 de julio, 11J, en Cuba, un número indeterminado de personas, entre ellas varios menores de edad, han sido detenidas por las autoridades del Estado cubano para ser procesadas por varios delitos.

Estas son cinco claves que nos dejan ver el duro panorama legal que tienen por delante estos jóvenes en la isla, algunos de los cuales podrían cumplir penas superiores a los años que tienen de vida.

1. ¿De qué los acusan?

El Gobierno los señala por realizar “conductas vandálicas con el deliberado propósito de subvertir el orden constitucional del Estado socialista”, acusaciones que, tanto familiares de los implicados, como distintos grupos activistas, rechazan en medio de denuncias de abuso de fuerza y violencia estatal. 

De acuerdo con declaraciones entregadas por miembros de la familia de los detenidos a la cadena alemana DW, lo único que ellos hicieron fue gritar consignas como “abajo la dictadura” y responder a los ataques de la Policía. “Mi hijo no es ningún delincuente, no mató a nadie, solo salió a la calle a pedir libertad y eso es un derecho de toda persona”, le dijo la madre de un joven campeón provincial de lucha libre al medio de comunicación.

Desórdenes públicos, instigación a delinquir, robo con fuerza y violencia, así como atentado, sabotaje y sedición son los delitos con los cuales están siendo imputados, estableciendo sentencias de acuerdo con el nivel de violencia de sus actos, la perturbación del orden público, así como “el deliberado propósito de subvertir el orden constitucional de la isla”.

Según la Fiscalía General de la República, el 21 % de las personas que continúan detenidas por los “disturbios” del 11 de julio en Cuba, como los llama el Gobierno de Miguel Díaz-Canel, cuenta con antecedentes penales.

2. ¿Quiénes son los menores privados de la libertad?

La Fiscalía, por medio de un comunicado, indica que de 790 personas “instruidas de cargo por actos vandálicos”, 710 ya han sido presentadas ante los tribunales para recibir sentencia. Cerca del 70 % se encuentra en estado de prisión provisional. Entre estos, sobresalen 28 menores de edad, cuyas edades van de los 16 a los 18 años, y que hacen parte de un total de 55 jóvenes provenientes, en su mayoría, de barrios marginados y con escasos recursos. 

La organización activista Justicia 11J asegura que la cifra está lejos de la realidad, situando en más de 1.300 el número de detenidos. Asimismo, han denunciado que entre ellos hay niños de 12 años. 

policía cubana reprime protestas del 11j

Los datos oficiales también reconocen la inclusión de 27 menores de 16 años dentro de estos procedimientos legales. Por no ser sujetos del derecho penal de acuerdo con la justicia cubana, 10 fueron enviados a lo que el Estado llama escuelas de formación integral y de conducta, mientras que 17 deben recibir atención individualizada en sus escuelas.

De acuerdo con Justicia 11J, la mayoría de los menores de edad están recluidos en el Establecimiento Penitenciario de Jóvenes de Occidente, en La Habana.

3. ¿Presos políticos?

La sedición, un cargo con altas implicaciones políticas, es el que más ha sido imputado dentro de los detenidos. 

detenciones en cuba 11j

Cubalex, otra organización defensora de los derechos de los cubanos, recalca la importancia de hablar de “niños presos políticos”, ya que se acusa a menores de 18 años de cometer delitos contra la seguridad del Estado. Esto, sin importar que en Cuba la responsabilidad penal se adquiere cuando se cumple 16 años, va en contra de la Convención sobre los Derechos del Niño, que establece los 18 años como la edad para dejar de ser considerado menor, tratado al que la isla se encuentra suscrita. 

Otras de las denuncias van dirigidas a la exclusión de los padres en estos procesos legales, muchos de estos extrajudiciales, y a actos de desaparición forzada institucional, pues varios de ellos estuvieron detenidos sin que a sus familias se les brindara ningún tipo de información.

4. Sentencias

De los tres juicios que se han realizado, todos en contra de niñas, dos fueron sentenciadas a penas de entre 8 meses y un año, que pagarán con trabajo correccional o limitación de libertad sin internamiento. La otra fue absuelta. 

La recomendación de la justicia cubana insta a reducir en la mitad las sentencias dirigidas a menores de 18 años, así como en un tercio aquellas contra menores de 20, un logro de los abogados defensores que impidieron así condenas que duplicaban la edad de los implicados.

De los 17 menores juzgados en semanas recientes, 13 con cargos de sedición, ninguno cuenta por ahora con una sentencia firme.

5. Defensa de los menores

Mientras los abogados insisten en que los menores actuaron haciendo uso de su derecho a la legítima defensa en contra de la violencia ejercida por los agentes del Estado, por ahora las expectativas no son muy positivas.

Cuestionan, no solo la severidad de las penas y las condiciones en las que se han llevado a cabo las detenciones y los juicios, sino también la falta de idoneidad de los centros penitenciarios o de reeducación para tratar adecuadamente con estos jóvenes, algunos de los cuales quedan para siempre bajo la sombra de la prisión.

00:00 / 00:00
Ads destiny link