LIVE STREAMING
Manifestantes a favor y en contra del aborto se reúnen a las afueras de la Corte Suprema en Washigton. Foto: Getty Images
Manifestantes a favor y en contra del aborto se reúnen a las afueras de la Corte Suprema en Washigton. Foto: Getty Images

Corte Suprema vuelve a discutir la controversial ley contra el aborto de Texas

Luego de casi tres horas de audiencias, todo indicaría que la ley sería derogada en los próximos días.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando hace dos meses se aprobó la polémica ley SB-8 en Texas, que prohíbe el aborto en el estado a partir de la semana seis de gestación, se prendieron las alarmas no solo por el efecto que tendría la decisión en la salud de las mujeres, sino por el precedente constitucional que se estaba creando. 

Expertos señalaron que esta ley podría ser el modelo para otras leyes restrictivas de derechos no solo al aborto o de acceso a derechos de salud amparados en la sentencia Roe vs. Wade, sino en casos como el porte de armas. 

Tras muchos intentos fallidos por bloquear la ley y demandas en contra de la SB-8, este lunes la Corte  Suprema se volvió a reunir para escuchar por primera vez los argumentos a favor y en contra de esta. Y todo parece indicar que la Corte suspenderá la ley, pero no por el asunto del aborto en sí, sino porque por su estructura, la ley no puede ser demandada por inconstitucional.

PODCAST: El debate sobre el aborto y un nuevo "round" en EEUU

Las demandas que revisaron los jueces, argumentan que la ley de Texas entra en conflicto con fallos históricos de la Corte Suprema que impiden que un estado prohíba el aborto en las primeras etapas del embarazo.

Además, por la forma en la que está redactada, la impugnación de la ley ante cualquier tribunal es prácticamente imposible, como quedó demostrado en los varios intentos de los detractores en los últimos meses. 

La polémica

El detalle que hace que esta ley sea particular, es que deja su aplicación en manos de los ciudadanos privados, que pueden demandar a los médicos o a cualquiera que ayude a una mujer a abortar, y además pueden recibir una recompensa de $10.000. “Este mecanismo único de aplicación ha frustrado los esfuerzos por impugnarla. Por lo general, el Estado se encargaría de hacer cumplir la ley y demandar a los funcionarios estatales sería la vía legal adecuada”, explica AP, pero si la ley es ‘aplicada’ por ciudadanos hace que su impugnación sea más complicada.

En la discusión que tomó casi tres horas, los jueces escucharon  argumentos a favor y en contra de la ley, y dos de ellos, los conservadores Brett Kavanaugh y Amy Coney Barrett, al parecer cambiarían su voto teniendo en cuenta el problema de procedimiento. 

Así las cosas, lo más probable es que la Corte Suprema decida en contra de la Ley SB-8. Si bien lo más probable es que no la bloquee, sí decidirá si el Departamento de Justicia y los proveedores de servicios de aborto pueden impugnarla ante los tribunales federales y si mientras siguen las discusiones legales, la ley seguirá en vigor. 

Todos esto ocurriría antes del 1 de diciembre, cuando la Corte tendrá que discutir otra polémica ley contra el aborto de Mississippi, que pretende reducir el tiempo para interrupción del embarazo de 24 a 16 semanas.

00:00 / 00:00
Ads destiny link