LIVE STREAMING
Sen. Warnock campaigning at Morehouse College in Georgia.
El senador Warnock hace campaña en el Morehouse College de Georgia. Foto: Jessica McGowan/Getty Images.

Más obstáculos para votar en la segunda vuelta de Georgia, esta vez para los estudiantes de HBCU

Los estudiantes de las HBCU de Georgia describieron las dificultades para votar a causa de los documentos de identidad, derivadas de una antigua ley estatal.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Serias acusaciones

Febrero 03, 2023

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El próximo martes 6 de diciembre, el senador demócrata Raphael Warnock se enfrentará al aspirante republicano Herschel Walker en una segunda vuelta para el Senado, después de que ambos no obtuvieran más del 50% de los votos en las elecciones al Senado de Georgia celebradas el 8 de noviembre. 

En vísperas del martes, los esfuerzos de movilización electoral se han intensificado y la votación anticipada ha avanzado mucho en muchos condados de Georgia. Ahora, a menos de 24 horas del recuento de los votos, han surgido informes de que se ha impedido participar a los votantes, en particular a los jóvenes votantes negros. 

Según un reciente reportaje de NBC News, estudiantes de colegios y universidades históricamente negros de Georgia han descrito obstáculos para votar que les han impedido votar por su candidato por cuestiones relacionadas con el documento de identidad. 

Se trata de una ley estatal de más de una década que no permite a los estudiantes de colegios y universidades privadas del Estado del Melocotón utilizar su carné escolar como identificación para votar. Más concretamente, la ley electoral de Georgia en cuestión sólo permite los carnés de las escuelas estatales, no de las privadas, como forma aceptable de identificación para votar.

Siete de cada 10 HBCU del estado son instituciones privadas, con más de 10.000 estudiantes matriculados en HBCU privadas del estado. 

Expertos y defensores del derecho al voto han calificado esta especificación de confusa para los votantes y para los estudiantes universitarios y otras personas que históricamente se han enfrentado a otro tipo de barreras. Como resultado, muchos se verán obligados a votar en otro lugar o decidirán no hacerlo en absoluto. 

Muchos de los expertos en derecho al voto antes mencionados también han argumentado -y no es sorprendente- que la disposición ha tenido un impacto desproporcionado en los estudiantes votantes de color. 

"Los estudiantes en general suelen tener más dificultades para acceder a las urnas por todo tipo de motivos. Por ejemplo, sus direcciones cambian a menudo. Los votantes de color también se enfrentan a barreras para acceder a las urnas", explica Rahul Garabadu, abogado especializado en el derecho al voto de la Unión Americana de Libertades Civiles de Georgia. "Así que cuando se superponen esas barreras, se lo pones aún más difícil a un subconjunto de votantes para los que ya es bastante difícil depositar su voto". 

Según Vote Riders, una organización no partidista y sin fines de lucro que lucha por los votantes que viven en estados con estrictas leyes de identificación de votantes como Georgia, hay aproximadamente 157.000 votantes registrados que actualmente no tienen un número de identificación registrado en la oficina del secretario de estado. 

Los expertos en derecho de voto también han señalado que los que se han visto afectados por la disposición son representativos de un pequeño número del electorado de Georgia. Sin embargo, teniendo en cuenta lo reñidas que han sido las principales elecciones estatales en los dos últimos ciclos electorales, reiteraron que cualquier repercusión de la ley estatal afectará al resultado de cualquier contienda reñida. 

"Eche un vistazo a cualquier elección reciente en Georgia y verá que cada voto es realmente importante para el resultado en estos momentos. Los márgenes son excepcionalmente estrechos", dijo Danielle Lang, directora de la unidad de derecho al voto del Campaign Legal Center, un grupo no partidista de vigilancia del voto. "Así que en una contienda como ésta, asegurarse de que el acceso sea lo más amplio posible es esencial para garantizar que los resultados reflejen el deseo de los votantes de Georgia".

La ley específica de identificación de Georgia en cuestión se deriva de la ley estatal de identificación de votantes de 2006.

A lo largo del tiempo transcurrido desde su creación, se ha modificado en múltiples ocasiones, pero incluso con esos cambios, la ley sigue exigiendo que un votante presente un permiso de conducir estatal, un permiso de conducir o una tarjeta de identificación de otro estado, una tarjeta de identificación de votante estatal, un pasaporte, una identificación militar, una tarjeta de identificación tribal o cualquier tarjeta de identificación emitida por cualquier rama, departamento o agencia del estado de Georgia para emitir su voto. 

En el caso de los estudiantes de HBCU de Georgia, los de escuelas privadas no pueden utilizar su documento de identidad. 

La Oficina del Secretario de Estado de Georgia -la oficina encargada de las elecciones estatales- ha sido una de las principales defensoras de la ley estatal en cuestión y escribió una declaración a NBC News haciendo precisamente eso. 

"La identificación gubernamental es, por definición, emitida por agencias GUBERNAMENTALES. La identificación con foto para votar es un requisito legal de larga data aprobado por la legislatura de Georgia y confirmado por los tribunales, y Georgia ofrece una tarjeta de identificación en cada oficina del Registro del Condado u oficina del Departamento de Servicios al Conductor de forma gratuita", dijo Mike Hassinger, portavoz de la oficina. 

En los meses previos a las elecciones legislativas de 2022, el pasado 8 de noviembre, grupos como Vote Riders han viajado por todo el estado educando a los estudiantes que podrían haberse enfrentado a esa ley estatal de identificación en los colegios electorales. En el tiempo transcurrido desde el día de las elecciones y la segunda vuelta de este martes, el grupo ha estado trabajando para asegurarse de que los estudiantes votantes registrados en HBCUs privados sepan qué documentos específicos deben llevar si planean votar en persona, así como recordarles que pueden pedir un voto provisional si se enfrentan a cualquier tipo de obstáculo. 

"Hay muchos estudiantes que vienen de ciudades como Filadelfia o Nueva York y nunca han necesitado un carné de conducir ni han tenido una identificación estatal en su estado", dijo Sylvester Johnson, organizador del grupo en la zona de Atlanta. 

Johnson dijo que había visitado varios campus de Atlanta y que la única forma de identificación con foto con la que muchos habían hablado era su carné de estudiante de su HBCU privada. 

"Este es el tipo de estudiantes que se ven afectados", afirmó. 

En las últimas semanas, Johnson y su equipo han estado acudiendo a los siete campus privados de HBCU en todo Georgia para educar y, lo que es más importante, recordar a los estudiantes qué documentos y cualquier otra cosa deben llevar a la hora de depositar su voto en los colegios electorales. 

Todos y cada uno de los votos de los jóvenes serán necesarios para elegir al ganador esta vez. 

Georgia ya ha establecido nuevos récords de votación anticipada. Según la oficina del Secretario de Estado, Brad Raffensperger, más de 1,85 millones de georgianos ya han votado anticipadamente. 

De esos 1,85 millones de georgianos, el 56% eran mujeres y el 44% hombres. El 55% eran blancos, el 32% negros y los latinos y asiáticos representaban menos del 2% del total. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link