LIVE STREAMING
WASHINGTON, DC - 24 DE ENERO: El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump habla en el Salón Este de la Casa Blanca durante un evento con los alcaldes de los Estados Unidos el 24 de enero de 2020 en Washington, DC. (Foto de Drew Angerer/Getty Images)
WASHINGTON, DC - 24 DE ENERO: El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump habla en el Salón Este de la Casa Blanca durante un evento con los alcaldes de los Estados Unidos el 24 de enero de 2020 en Washington, DC. (Foto de Drew Angerer/Getty Images)

El fin del Impeachment: ¿Cuál es el verdadero resultado?

El proceso de destitución del presidente Donald J. Trump llega a su fin con consecuencias graves para el país.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Hipopótamos en peligro

Agosto 05, 2022

No hay confianza

Julio 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Casi nueve meses después de la controversial llamada entre el presidente estadounidense Donald Trump y su homólogo ucraniano Volodymyr Zelensky, resumir la situación política del país es más complicado que nunca.

Una investigación en la cámara de Representantes, decenas de testigos y toneladas de documentos parecen indicar una sola cosa: él lo hizo.

Sin embargo, las consecuencias no son del todo claras.

La evidencia habla por sí sola

Debido a la negativa del Fiscal General William Barr de investigar el presunto abuso de poder por parte de Trump a la hora de pedir favores al presidente ucraniano a cambio de dinero aprobado por el Congreso, la Cámara de Representantes decidió llevar a cabo una investigación de más de dos meses detonada por la denuncia de un informante dentro del Departamento de Inteligencia.

Tras varios días de audiencia y recopilación de información, el Comité de Inteligencia de la Cámara explicó en un reporte de 300 páginas cómo la conducta del presidente Trump calificaba como soborno y otros delitos graves que le hacían incompatible con el puesto de la presidencia.

¿Qué fue lo que pasó?
  • El Presidente Trump habría bloqueado ayuda económica aprobada por el Congreso para la lucha de Ucrania contra la invasión rusa, como medida coercitiva para que Zelensky anunciara investigaciones en contra del ex vicepresidente y candidato a la presidencia Joe Biden.
  • No contento con ello, Trump y su abogado personal Rudolph Giuliani habrían puesto en marcha una campaña de desprestigio y presión contra todos los funcionarios involucrados en el asunto, incluyendo los asistentes del presidente ucraniano en Kiev y diplomáticos estadounidenses de larga trayectoria.
  • Mientras los demócratas cerraban filas detrás de la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, y el presidente del Comité de Inteligencia, Adam Schiff, los republicanos daban luz verde al obstruccionismo de la Casa Blanca en el proceso de investigación, apoyando la negativa a colaborar con documentos o testimonios.

En resumen, el presidente sí habría abusado de su poder en el puesto para obtener favores personales para su reelección, y su administración habría obstruido la justicia al intentar a toda costa intervenir en un proceso de investigación.

El debate en el Senado es álgido, pero predecible

Tras la aprobación de los artículos de destitución en la Cámara de Representantes, la sentencia era clara: el proceso de destitución del presidente era una marca para toda la vida.

Sin embargo, la llegada de los artículos al Senado de mayoría demócrata suponía un punto muerto para los esfuerzos demócratas.

Después de que el líder de la mayoría republicana, el Senador Mitch McConnell, anunciara estar “trabajando mano a mano con la Casa Blanca” para determinar las reglas del juicio en el Senado, el resultado resultaba cada vez más evidente.

Los managers demócratas explicaron, tanto para los Senadores como para el país entero, los pasos y la evidencia descubierta en la estratagema presidencial.

La radical diferencia entre la elocuencia de los representantes y las incongruencias de la defensa presidencial exponían como un lado se apoyaba en hechos mientras el otro se refugiaba en excusas fácilmente descalificables.

Sin testigos ni evidencia, el presidente es Rey

La insistencia del partido demócrata, y en respuesta a los reclamos del GOP, era que se permitiera la incorporación de testigos en el proceso, como el ex asesor de seguridad John Bolton quien, una vez fuera del cargo, anunció durante el impeachment la publicación de un libro en el que recuenta su experiencia en la administración y donde se mostraba como testigo presencial del abuso de poder del presidente.

Los Republicanos votaron en mayoría contra la opción de llamar testigos o liberar la evidencia bloqueada por la Casa Blanca.

Su mensaje era entonces que, mientras su partido dominara la cámara alta del Congreso, el presidente estaba, de hecho, por encima de la ley.

¿Qué pasa ahora?

A esperas de que el presidente sea finalmente hallado inocente por su séquito republicano, la continuación es difícil de discernir.

Una encuesta de Gallup publicada este martes, por ejemplo, ha mostrado que el índice de aprobación del presidente Trump “es el más alto hasta la fecha”, con un 49%, según reportó el Washington Post.

Sin embargo, para la presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, el verdadero efecto del impeachment ha sido el de “cristalizar las fechorías del presidente Trump y manchar para siempre su historial”.

Según dijo al New York Times esta semana, Pelosi está segura de haber “descorrido un velo de comportamiento totalmente inaceptable para nuestros Fundadores, y que el público verá esto de manera más clara”.

“Pase lo que pase, él ha sido impugnado para siempre”, concluyó.

00:00 / 00:00
Ads destiny link