LIVE STREAMING
LONDRES, INGLATERRA - 23 DE ABRIL: La activista ambiental sueca Greta Thunberg se dirige a políticos, medios de comunicación e invitados con las Casas del Parlamento el 23 de abril de 2019, en Londres, Inglaterra. (Foto por Leon Neal / Getty Images)
LONDRES, INGLATERRA - 23 DE ABRIL: La activista ambiental sueca Greta Thunberg se dirige a políticos, medios de comunicación e invitados con las Casas del Parlamento el 23 de abril de 2019, en Londres, Inglaterra. (Foto por Leon Neal / Getty Images)

Greta Thunberg y el poder del “ahora”

¿Puede una mujer ser ‘muy joven’ para cambiar al mundo? Greta Thunberg tiene 16 años y ya está nominada al Premio Nobel de la Paz.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Reforma tributaria en Chile

Septiembre 26, 2022

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

“Cuando tenía más o menos 8 años de edad, escuché, por primera vez, algo llamado cambio climático o calentamiento global. Aparentemente, eso era algo que los humanos habíamos creado por nuestra manera de vivir. Me decían que apagara las luces para ahorrar energía, y que reciclara el papel para ahorrar recursos. Recuerdo haber pensado que era muy extraño que los humanos, que son una especie animal entre otras, pudieran ser capaces de cambiar el clima de la Tierra. Porque si fuese así, y de verdad estuviese pasando, no estaríamos hablando de otra cosa.” –Greta Thunberg, para la conferencia TED de Estocolmo en el 2018.

 

El calentamiento global es real, y Greta lo ha sabido desde que tiene 8 años, ¿pero quién es ella?

Nombre completo: Greta Ernman Thunberg

País de origen: Suecia

Profesión: activista radical contra el cambio climático

Años de concientización: 8

Años en la Tierra: 16

Logros: nominada al Premio Nobel de la Paz 2019, 100 personas más influyentes de la revista Time 2919, mujer más importante del año 2019 en Suecia, oradora invitada a la Cumbre sobre Cambio Climático de las Naciones Unidas 2018, y sí, la lista continúa.

Y sí, también has leído bien: apenas tiene 16 años, y si obtiene el Premio Nobel de la Paz, se convertirá en la persona más joven de la historia en recibir el distinguido honor.

¿Logrará esto que nos hagamos una pregunta? ¿Qué hemos estado haciendo nosotros para cambiar al mundo? Sigamos el ejemplo de la señorita Thunberg. Aparentemente, hacer que nuestras voces se escuchen, mostrando una posición firme, sí ayuda. ¿Quién hubiera dicho?

Abandonando a la escuela por el planeta

Revolucionando al mundo con su campaña Huelga Escolar por el Cambio Climático (#SchoolStrikeForClimate), Greta Thunberg no solo ha logrado aparecer en muchos titulares, también ha empujado a la gente a tomar acción, ahora, porque mañana puede ser muy tarde.

Esta joven activista del clima comenzó a llamar la atención de los medios de comunicación en agosto del 2018  y ya ha movilizado a más de un millón de personas alrededor del mundo, protestando masivamente en contra de la inacción del gobierno de los últimos 30 años en torno al calentamiento global.

Con su premisa que asegura que “nadie es muy pequeño para marcar una diferencia”, Greta ha alcanzado una increíblemente gran audiencia, joven y no tan joven, haciendo de su prioridad el hablar sobre la amenaza inminente que representa el cambio climático, y el accionar urgente que requiere de nuestra parte para que dicha amenaza sea detenida.

La visión de Greta

Teniendo tan solo 11 años, Greta fue diagnosticada con síndrome de Asperger, desorden obsesivo compulsivo y mutismo selectivo, algo que ella dice que “básicamente significa que solo hablo cuando creo que es necesario”, creyendo que “ahora es uno de esos momentos”.

Su objetivo ha sido encender de nuevo la llama en la conversación sobre el cambio climático, pero no solo para seguir con “charlas motivadoras” en el tema, sino para generar un compromiso real de parte de los líderes mundiales que permita cumplir con el Acuerdo de París. Un acuerdo que ha quedado a un lado por mucho tiempo.

“Así que cuando comenzó la escuela en agosto de este año (2018), decidí que ya era suficiente. Me senté en el suelo a las afueras del parlamento sueco. Hice una huelga escolar a favor del clima”, y sus protestas mostraron que lo único que necesitamos es un poco de ánimo.

“Creo que si unos cuantos niños pueden generar titulares alrededor de todo el mundo, simplemente por no ir a la escuela durante un par de semanas, imaginen lo que podríamos hacer todos juntos si quisiéramos”, y ese es el sentimiento que Greta ha esparcido por todo el planeta. La idea idílica de unirnos todos para crear verdadero impacto sobre uno de los temas más urgentes a nivel mundial: el calentamiento global.

No es un juego de niños, es una amenaza real

Con las temperaturas globales subiendo alrededor de 1.5 grados Fahrenheit (0.8 grados centígrados) durante las últimas 4 décadas, es más que imperativo que, de una vez por todas, comencemos a hacerle un cambio a nuestra manera terrenal de vivir, y a trabajar en pro de nuestra meta de calentamiento del siglo, establecida en los 2 grados centígrados.

La adolescente está pidiéndole al gobierno sueco que reduzca las emisiones de carbono, por lo menos, en un 15% si queremos seguir con la posibilidad de “continuar como civilización”. También está empoderando a otros niños alrededor del mundo para que se pronuncien y le pidan a sus gobiernos que hagan lo mismo. Juntos sí somos mejores.

Y aunque en definitiva las proyecciones no nos un dan buen augurio, si tenemos niñas como Greta Thunberg reviviendo la conversación sobre el cambio climático, presionando a nuestros líderes mundiales y exigiendo a la sociedad que dé un paso al frente y se comprometa genuinamente con hacer cambios, entonces todavía tenemos esperanzas.

“Aunque lo único que necesitamos más que esperanzas es acción”. –Greta Ernman Thunberg

00:00 / 00:00
Ads destiny link