LIVE STREAMING
Photo: Drew Angerer/Getty Images
El derecho al aborto en Estados Unidos se enfrenta esta semana a un importante reto que no se resolverá hasta julio del año que viene. Foto: Drew Angerer/Getty Images

El primer enfrentamiento de Roe v. Wade en el Tribunal Supremo está previsto para esta semana

Un caso de Mississippi se refiere a una ley que prohibiría los abortos en el estado después de las 15 semanas. Anteriormente, los tribunales inferiores…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Hipopótamos en peligro

Agosto 05, 2022

No hay confianza

Julio 29, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

El miércoles 1 de diciembre, el Tribunal Supremo se enfrentará a la confrontación más importante sobre el derecho al aborto en al menos tres décadas, un desafío directo de Mississippi a la histórica sentencia Roe v. Wade que establece que el aborto es un derecho constitucional. 

Este es el caso que los defensores de la vida han buscado durante mucho tiempo y que los defensores del aborto han temido, ya que se presenta ante una alineación de jueces fuertemente conservadora. 

"Si se revoca Roe, casi la mitad de los estados de Estados Unidos limitarían estrictamente el aborto y quizá lo prohibirían por completo", dijo Nancy Northup, presidenta y directora ejecutiva del Centro para los Derechos Reproductivos, que apoya el derecho al aborto.

En el centro del caso está una ley de Mississippi -aprobada en 2018, pero bloqueada por los tribunales inferiores- que prohibiría la mayoría de los abortos después de las 15 semanas de embarazo, permitiéndolos solo en emergencias médicas o casos de anormalidad fetal grave. 

El caso presenta un ataque a la sentencia Roe vs. Wade de 1973 y una decisión posterior en Planned Parenthood vs. Casey unas dos décadas después. 

El tribunal sostuvo que un estado puede imponer algunas restricciones al aborto siempre que no causen ninguna "carga indebida", pero no puede prohibir el procedimiento antes de la viabilidad del feto, generalmente considerada entre las 23 y 24 semanas de embarazo. 

En sus alegaciones, Mississippi dijo que el Tribunal Supremo cometió un error fundamental en sus sentencias históricas sobre el aborto, argumentando que "nada en el texto constitucional, la estructura, la historia o la tradición apoya el derecho al aborto". 

El estado también dijo que el tribunal se equivocó al dictaminar que las leyes estatales que prohíben el aborto violan el derecho a la intimidad de la mujer.

"En ningún otro lugar de la ley el derecho a la privacidad o el derecho a tomar decisiones personales proporciona un derecho a destruir una vida humana", dijo en su escrito al tribunal.

Como alternativa, Mississippi dijo que si el tribunal decide no invalidar Roe y Casey, al menos debería decir que prohibir el aborto después de las 15 semanas no supone una carga indebida para el derecho al procedimiento, ya que la mayoría de los abortos se realizan en ese momento. El único proveedor de abortos de Mississippi no ofrece el procedimiento después de las 16 semanas de embarazo.

El Centro para los Derechos Reproductivos, que representa a los opositores a la ley, dijo en sus escritos que "debido a que el embarazo afecta tan intensamente a la integridad corporal de la mujer, sus intereses de libertad son categóricamente más fuertes que cualquier interés del Estado" hasta el punto de viabilidad. 

Casi una de cada cuatro mujeres estadounidenses decide interrumpir un embarazo a lo largo de su vida, y decenas de miles recurren al aborto después de las 15 semanas, señaló el grupo. 

"Dos generaciones, que abarcan casi cinco décadas, han llegado a depender de la disponibilidad del aborto, y el derecho a tomar esta decisión se ha consolidado aún más como algo fundamental para la igualdad de género", escribió. 

El grupo también dijo que el Tribunal Supremo ya ha pasado por todo esto antes, porque se le pidió repetidamente que anulara Roe y abandonara el análisis de viabilidad. Cualquier decisión que se tome ahora para mantener la prohibición de Mississippi después de las 15 semanas "indicaría que todo vale, o al menos que cualquier prohibición tendría una oportunidad de sobrevivir en los tribunales", dijo.

En su informe, el gobierno de Biden se apoyó en gran medida en los precedentes. 

"El paso de otras tres décadas significa que todas las mujeres estadounidenses en edad reproductiva han crecido con el telón de fondo del derecho garantizado por Roe y Casey, que se ha entretejido aún más profundamente en el tejido social de la nación", decía. 

En una encuesta del Washington Post-ABC News realizada a principios de noviembre, el 60% de los encuestados dijo que el Tribunal Supremo debería mantener Roe, mientras que el 27% dijo que el tribunal debería anularlo.

Se espera que el tribunal emita su fallo a principios de julio.

00:00 / 00:00
Ads destiny link