LIVE STREAMING
A Congressional staffer puts up a picture of Kathryn Steinle, who was fatally shot in broad daylight on San Francisco's Pier 14 while walking with her father Jim Steinle (not pictured); during Jim Steinle's testimony at the Senate Judiciary Committee hearing on Capitol Hill in Washington DC, USA, 21 July 2015. EPA-EFE FILE/MICHAEL REYNOLDS
Imagen de Kathryn Steinle, asesinada en 2015 mientras paseaba por un muelle de San Francisco. Foto: EPA-EFE FILE/MICHAEL REYNOLDS

Exculpado el indocumentado mexicano acusado de asesinato que desató el debate anti-inmigración

Trump hizo de este caso uno de los argumentos principales para impulsar la construcción del muro en la frontera con México y despotricar contra las ciudades…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Crisis política en Perú

Diciembre 07, 2022

LULAC demanda a Houston

Diciembre 06, 2022

El DCCC gasta mucho

Diciembre 06, 2022

Lucha contra el plástico

Diciembre 05, 2022

Krasner demanda

Diciembre 05, 2022

HBCUs bloqueados

Diciembre 05, 2022

No hay muchos indultos

Diciembre 05, 2022

LUMA ampliado

Diciembre 05, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Los inmigrantes indocumentados de EE.UU. se han ganado esta semana un punto en la sucia batalla de desprestigio de imagen que el presidente Donald Trump tiene librada contra ellos.

Jose Inés García Zarate, un indocumentado de origen mexicano de 45 años, fue absuelto el jueves por un jurado de un tribunal de San Francisco de los cargos de asesinato de una joven de 32 años en 2015, mientras paseaba por el muelle de la ciudad. Desde entonces, el asesinato de Kate Steinle se  convirtió en uno de los centros del debate anti-inmigración de la campaña electoral de Donald Trump.

Al ser detenido,Garcia Zarate admitió haber disparado el arma, pero dijo que la muerte fue un accidente. Tras dos años y medio encarcelado, el jurado ha aceptado las pruebas presentadas por la defensa, que demuestran que la bala rebotó en el suelo del muelle antes de darle a la víctima en la espalda. Steinle murió de inmediato, en los brazos de su padre.

En el momento del accidente, Garcia Zarate era un sin-hogar y pesaban sobre él varios delitos criminales, que habían sido motivo de deportación en cinco ocasiones.   

“Un desafortunado veredicto en el caso Kate Steinle. No hay duda de que la población de este país está muy enfadada con la inmigración ilegal”, tuiteó el presidente Trump el jueves por la noche.

El diario El País recuerda que Trump hizo de este caso “uno de los argumentos principales para impulsar la construcción del muro en la frontera con México, una de sus principales plataformas de campaña”.

En un comunicado, un funcionario del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) dijo que tras saberse el veredicto, la agencia "trabajaría para tomar la custodia del Sr. García Zárate y finalmente lo sacaría del país".

El fiscal general Jeff Sessions, defensor de la política de mano dura contra los indocumentados y de cortar el acceso a fondos federales a las ciudades “santuario”, como San Francisco, alegó en otro comunicado que “la decisión de San Francisco de proteger a los delincuentes extranjeros llevó a la muerte prevenible y desgarradora de Kate Steinle".

 "El Departamento de Justicia continuará asegurándose de que todas las jurisdicciones pongan la seguridad de sus comunidades por encima de la conveniencia de los inmigrantes criminales. Insto a los líderes de las comunidades de la nación a que reflexionen sobre el resultado de este caso y consideren meticulosamente el daño que están haciendo a sus ciudadanos al negarse a cooperar con los agentes del orden público federal ".

En mayo de 2017, el gobernador de Texas, Gregg Abbott, también mencionó el caso Steinle para justificar una nueva ley para prohibir las ciudades santuario en el estado de Texas, el segundo estado más poblado de EEUU, después de California, con una población latina que se aproxima al 40%.  

Durante la firma de la iniciativa legislativa, el pasado 4 de mayo, Abott criticó la inmigración ilegal y advirtió que las consecuencias pueden ser "mortales", poniendo como ejemplo, la muerte de Kate Steinle en julio de 2015 en San Francisco (California), explica El Mundo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link