LIVE STREAMING
El presidente de Perú enfrenta su sexta investigación en su primer año de mandato, por el presunto delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de organización criminal. Getty Images.
El presidente de Perú enfrenta su sexta investigación en su primer año de mandato, por el presunto delito contra la tranquilidad pública, en la modalidad de organización criminal. Getty Images.

La cuñada de Castillo se entrega a la Fiscalía peruana

Ocurre un día después de una orden de detención en su contra y que la Policía no la encontrara en el Palacio de Gobierno.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

168 réplicas en México

Septiembre 19, 2022

Alerta en Puerto Rico

Septiembre 18, 2022

Gobernador de Texas abusa

Septiembre 17, 2022

¿Krasner en desacato?

Septiembre 15, 2022

Filadelfia apoya el aborto

Septiembre 15, 2022

ACLU tras Mayorkas

Septiembre 13, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 Más temprano Pedro Castillo denunció un “show mediático” contra él y su familia.

“En este momento dentro de su edad, su coraje y valentía se encuentra en la Fiscalía para apersonarse y entregarse a la fiscal”, señaló José Dionisio, el abogado de Paredes al medio Radio Programas del Perú.

Sin embargo, su abogado no dió detalles del por qué no la encontraban las autoridades del país, quienes ingresaron al Palacio de Gobierno el miércoles. 

A Yenifer se le conoce en el Perú como “la hija adoptiva de Pedro Castillo” ya que fue criada por la pareja presidencial tal como sus otros hijos y ella hizo su aparición en la campaña presidencial.

Estudió Administración en la Universidad Nacional de Cajamarca y ahora parece ser uno de los puntos cruciales para hablar sobre los escándalos que rodean al presidente Castillo. Se le acusa por ser testaferro de una red de corrupción que encabezaría el mismo presidente.

La investigación de un reportaje público por “América Televisión” Paredes informaba a miembros de una comunidad del distrito Chota, Cajamarca, en el noroccidente de Perú, que debía censarlos para construir una obra de saneamiento. Pero, ella no tenía un cargo en el Gobierno, por lo que se le acusa de tráfico de influencias.

“Es para mí, para mis compañeros muy gratificante estar hoy con ustedes (...) El perfil ya está aprobado, de su proyecto. Entonces yo he venido el día de hoy a sacar los datos necesarios para llevar y aprobar el proyecto que necesito”, afirmó Paredes en la grabación. Tenía un chaleco de la empresa JJM Espino Ingeniería y Construcción SA, empresa que en octubre del 2021 ganó un contrato con el Estado por más de tres millones de soles (cerca de siete mil dólares).

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link