LIVE STREAMING
Flag of Peru.
La Fiscalía de Perú se alista para recibir al expresidente. Foto: Pixabay.

Alejandro Toledo, expresidente de Perú, será extraditado desde EE. UU.

Desde Lima se anunció la decisión de la justicia americana.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Protección Temporal

Septiembre 22, 2023

Buenas noticias empresarios

Septiembre 05, 2023

Adiós a un 'problem solver'

Septiembre 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

De acuerdo con la Fiscalía de Perú, el Departamento de Estado de Estados Unidos aprobó la extradición de Toledo, quien fue presidente entre 2001 y 2006, y deberá responder ante la justicia de su país en los próximos días.

“La Fiscalía de la Nación, como autoridad central en materia de extradiciones, informa que se ha tomado conocimiento que el Departamento de Estado de los Estados Unidos de América concedió la extradición de Alejandro Toledo Manríque, por los delitos de colusión y lavado de activos”, publicaron en la cuenta de Twitter de la entidad oficial. 

La sombra de Odebrecht

Acusado de recibir sobornos por parte de la empresa brasileña, una investigación que se ha extendido por diferentes países de Latinoamérica cuyos líderes han sido salpicados con estos graves hechos de corrupción, Toledo específicamente ha sido investigado por delitos de lavado de activos, colusión y tráfico de influencias.

Los señalamientos se dan por cuenta de los contratos concedidos a la firma brasileña para la construcción de la Ruta Interoceánica entre Brasil y Perú, un movimiento que le habría representado a Toledo el pago de cifras millonarias.

En medio de este caso, también estuvieron implicados los expresidentes Alan García, Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski, así como la tres veces candidata presidencial Keiko Fujimori.

Sobre su detención

Toledo, quien fue detenido en 2019 en California, donde ha residido durante los últimos años, estuvo durante 8 meses en prisión por riesgo de fuga, aunque con el inicio de la pandemia de COVID-19 pudo salir de la cárcel y pasar al arresto domiciliario en marzo de 2020.

A pesar de que la justicia de Estados Unidos había dado luz verde para su extradición en septiembre del año pasado, argumentando haber hallado pruebas suficientes que justificaban la decisión, y luego de que un juez de California avalara la medida, la decisión final estaba en manos del secretario de Estado de EE. UU., Antony Blinken.

De acuerdo con DW, el exprocurador anticorrupción Ivan Meini declaró a la prensa local que “lo que debería suceder, en las próximas horas o días, es que los Gobiernos se pongan de acuerdo en la forma cómo articular el regreso de Toledo a Perú”.

Lo más probable es que luego de su llegada al país, Toledo sea enviado a prisión preventiva mientras se lleva a cabo su juicio, y sería recluido en el penal construido en una base policial de Lima donde también están presos los expresidentes Alberto Fujimori y Pedro Castillo.

“Al respecto, la Oficina de Cooperación Judicial Internacional y Extradiciones de la Fiscalía de la Nación viene realizando las coordinaciones con las autoridades nacionales y extranjeras para la próxima ejecución de su extradición”, complementó el Ministerio Público a través de Twitter.

Toledo, quien viajó a Estados Unidos en 2017, siempre ha negado las acusaciones argumentando persecución política. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link