LIVE STREAMING
If passed, the legislation would “empower” Puerto Ricans to determine their own political future, out of the hands of Congress aside from the initial vote on the Act. Photo: Getty Images
Si se aprueba, la legislación "facultaría" a los puertorriqueños para determinar su propio futuro político, fuera de las manos del Congreso, aparte de la votación inicial de la Ley. Foto: Getty Images

Reps. Velázquez y Ocasio Cortez reintroducen la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico con el senador Menéndez

Los esfuerzos de autodeterminación de Puerto Rico se enfrentan a una mayor oposición por parte de los defensores de la estadidad.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Serias acusaciones

Febrero 03, 2023

Respuesta de Delia al WFP

Febrero 03, 2023

¿Un nuevo calendario?

Febrero 03, 2023

"Es insultante"

Febrero 03, 2023

¿Escucharán esta vez?

Febrero 02, 2023

No Latinx en Connecticut

Febrero 02, 2023

Llamada de Celin en D7

Febrero 02, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

"En 1787, los fundadores de este país se reunieron para formar una convención constitucional para decidir cómo debía gobernarse América. Ahora, 123 años después de que el gobierno de EE.UU. invadiera Puerto Rico, debemos hacer la misma pregunta al pueblo de la Isla".

Así se expresó Nydia Velázquez (demócrata de Nueva York), quien el 18 de marzo reintrodujo la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico 2021 junto a Alexandria Ocasio Cortez (demócrata de Nueva York) junto al senador Bob Menéndez (demócrata de Nueva Jersey). 

Si se aprueba, la legislación "empoderaría" a los puertorriqueños para determinar su propio futuro político, fuera de las manos del Congreso, aparte de la votación inicial de la Ley. 

La representante Velázquez introdujo por primera vez la Ley de Autodeterminación de Puerto Rico en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos en 2007, y recientemente fue reintroducida el 25 de agosto de 2020 en la Cámara por ella y por la representante Ocasio-Cortez. El proyecto de ley impulsaría a la legislatura de Puerto Rico a hacer una Convención de Estatus cuyos delegados serían elegidos por los votantes puertorriqueños. 

"Después de más de cien años de dominio colonial, los puertorriqueños tendrían un mecanismo para determinar su propio futuro. Este proyecto de ley presentado ahora mismo proporcionaría una opción democrática al dar al pueblo puertorriqueño la oportunidad de hacer oír su voz en dos elecciones abiertas", escribió la representante Velázquez en Twitter.

"Y estoy orgullosa de que lo presentemos con más de 70 copatrocinadores, y confío en que aún más miembros del Congreso se unirán en las próximas semanas", continuó. 

La ley de Velázquez se presentó en la Cámara de Representantes con 75 copatrocinadores, un número que va en aumento. 

Hasta ahora, esto es sustancialmente más que el esfuerzo de la estadidad a principios de marzo con 57. Ese esfuerzo está liderado por los Reps. Darren Soto (D-FL) y Jenniffer Rivera, representante republicana sin voto de Puerto Rico en el Congreso. 

Lo que es más, la autodeterminación ha cosechado un poderoso apoyo del liderazgo de la Cámara. Tanto el actual presidente del Caucus Hispano, el congresista Raúl Ruiz, como el anterior presidente, el congresista Joaquín Castro, han firmado la propuesta. También lo han hecho Pramila Jayapal, presidenta del Caucus Progresista, y Gregory Meeks, presidente de la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara, entre otros. 

En pocas horas, el proyecto de ley también ha conseguido el apoyo de senadores clave. El senador Menéndez presentó el proyecto de ley junto a los Reps. Velázquez y Ocasio-Cortez. Entre los otros siete copatrocinadores del proyecto de ley en el Senado se encuentran cuatro antiguos aspirantes a la presidencia.

"Durante demasiado tiempo, el pueblo de Puerto Rico se ha enfrentado a una asistencia inadecuada y a la explotación colonial tras los desastres naturales, las crisis económicas paralizantes y el injusto sufrimiento humano", escribió el senador Sanders en un comunicado. "El pueblo de Puerto Rico merece el derecho a decidir su propio futuro. Merecen el derecho a que sus voces sean escuchadas por igual en la gobernanza y las elecciones". 

Con la introducción del nuevo proyecto de ley, el caso de la estadidad ahora carece de su apoyo mayoritario legislativo, pero sigue siendo fuerte. El apoyo procedente de ambas partes ha dividido a los congresistas puertorriqueños sobre cómo votar respecto al futuro de la isla con o sin Estados Unidos.

Dos meses después de que se introdujera la Ley de Autodeterminación en 2020, Puerto Rico celebró un referéndum no vinculante, en el que los puertorriqueños declararon su deseo de estadidad, en una votación en la que sólo participó el 55% de los votantes registrados. De ellos, la estrecha votación dio como resultado un 52% de apoyo y un 47% en contra. 

Pero la posición de Velázquez es que el referéndum -un voto por el sí o el no a la estadidad- no era vinculante, no incluía un plan de transición ni una campaña educativa sobre las consecuencias del voto, y no incluía otras opciones de estatus político. 

"Han votado eso, pero ¿qué va a pasar después?" preguntó durante la conferencia de prensa del jueves, instando a una comisión bilateral entre Puerto Rico y el Congreso. 

Según el esquema de su proyecto de ley, una delegación elegida por los puertorriqueños desarrollaría una solución a largo plazo para el pueblo de Puerto Rico, no para el Congreso. 

Sea cual sea el resultado, los cofirmantes creen que se alejaría del actual "acuerdo territorial".

El Congreso estadounidense tiene autoridad sobre los asuntos de Puerto Rico. En ese sentido, dijo que es necesario que haya una fórmula al margen del aspecto territorial. Es decir, que una convención sobre el estatus se discuta entre los delegados. 

"Cuando la gente vaya a las urnas, tiene que saber lo que significa, sea cual sea su postura", dijo Velázquez. Mencionó a su hermana, que está a favor de la estadidad, pero la congresista argumenta que una simple pregunta de sí o no, como la del último plebiscito, no es suficiente información para tomar una decisión informada. 

"Una colonia es incompatible con la democracia", dijo la congresista Ocasio Cortez al final de la rueda de prensa. "La autodeterminación es la forma de lograrlo, finalizó."

El 3 de marzo, la Casa Blanca, sin embargo, pareció inclinarse por la autodeterminación, sugiriendo un referéndum adicional en Puerto Rico, según dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, un día después de la presentación del proyecto de ley de estadidad. 

"El presidente apoya un referéndum en Puerto Rico, para que el pueblo de Puerto Rico decida el camino a seguir", dijo. 

El esquema de autodeterminación de Puerto Rico es el siguiente. Encuentre el proyecto de ley completo aquí. 

Creación del Convenio de Estatus: El proyecto de ley propone la creación de una "convención sobre el estatus" formada por delegados elegidos por los votantes puertorriqueños que propongan una solución a largo plazo para el estatus territorial de la isla, ya sea la estadidad, la independencia, una asociación libre o cualquier otra opción distinta del actual acuerdo territorial.

Elección de delegados: Una vez determinado el número de delegados, los votantes decidirán quiénes formarán parte de la delegación. La elección de delegados se financiará con fondos públicos. Para mantener el dinero oscuro fuera de esta elección, se establecerá un Fondo Público de Financiación de la Convención del Status de Puerto Rico, que estará sujeto a la Comisión Federal de Elecciones.

Delegar la colaboración con una Comisión Bilateral de Negociación: Se creará una Comisión Bilateral de Negociación compuesta por varios miembros del Congreso y de la administración para asesorar y consultar a los delegados sobre las diferentes opciones de estatus.

Votación del referéndum: Después de la colaboración entre los delegados y la Comisión Bilateral de Negociación, se celebrará un referéndum en el que los delegados presentarán las opciones de estatus al pueblo de Puerto Rico. Se asignará una partida de 2,5 millones de dólares a la Comisión Estatal de Elecciones de Puerto Rico para ejecutar dicho referéndum. Además, los delegados llevarán a cabo una campaña de educación a través de los medios de comunicación tradicionales pagados relacionados con el referéndum bajo esta sección. Se autoriza una asignación de $5 millones de dólares para llevar a cabo dicha campaña.

Reconocimiento del Congreso: Si el pueblo de Puerto Rico aprueba el referéndum en virtud de la Ley, el Congreso aprobará una resolución conjunta para ratificar la opción de autodeterminación aprobada en la votación del referéndum.

00:00 / 00:00
Ads destiny link