LIVE STREAMING
Pictured: María Quiñones-Sánchez speaks with parents at school playground
Quiñones-Sánchez espera que su historial hable a favor de sus esfuerzos de campaña para la próxima carrera a la alcaldía de Filadelfia. Foto: Jared Piper/PHL Council

Filadelfia recibe un segundo aire de alcaldesa, María cree que es un soplo de aire fresco

La concejala, que lleva cuatro mandatos, cree que su experiencia y trayectoria hablan a favor de su candidatura.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Cortez Masto gana

Noviembre 15, 2022

Diputada Caraveo

Noviembre 10, 2022

Historia en Nueva York

Noviembre 09, 2022

Daniels cae en picado

Noviembre 09, 2022

Delia confirma la historia

Noviembre 09, 2022

Cepeda-Freyitz hace historia

Noviembre 09, 2022

Homenaje 187 años después

Noviembre 07, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

"Cuando empecé en 2008 entendí que tenía un límite de tiempo para hacer lo que había que hacer", reconoció la concejal del Distrito 7 desde hace mucho tiempo, María Quiñones-Sánchez, acerca de su tiempo en la cámara de la ciudad, donde pasó 14 años fortificando su agenda legislativa antes de su renuncia antes de una candidatura a la alcaldía el martes 6 de septiembre. 

Aunque Quiñones-Sánchez se planteó durante mucho tiempo una candidatura a la alcaldía era más bien una cuestión de "cuándo" para los electores, la concejal aprovechó su posición en el Ayuntamiento como una oportunidad de aprendizaje, y para establecerse dentro de la chusma política de Filadelfia.

Un representante demasiado familiarizado con la situación

Llegó al Consejo tras una escandalosa condena por soborno, que llevó al ex concejal Richard Mariano a la cárcel durante cinco años. Mariano fue su predecesor y gobernó el distrito durante una década antes de su propia perdición. 

Cuando Quiñones-Sánchez era una adolescente en el séptimo distrito, vio de primera mano cómo el soborno, la extorsión y la conspiración hicieron caer al concejal Harry Janotti mediante una operación encubierta del FBI en 1983. 

En febrero de 2022 dijo a AL DÍA que se enfrentó al resultado del trabajo de su predecesor, que le dejó una comunidad apática. 

"Trato de explicarles que es porque [los latinos] no ven un valor en su voto porque han experimentado toda esta corrupción", dijo entonces a AL DÍA. 

Durante su estancia en el Ayuntamiento, a menudo se encontró al margen, como una voz solitaria contra los tratos corruptos dentro de las cámaras de la ciudad cuando las autoridades condenaron al ex concejal Bobby Henon y al jefe del sindicato John Dougherty. 

Los 14 años de mandato de Quiñones-Sánchez marcaron el fin de una era corrupta para el 7º Distrito de Filadelfia y el comienzo de la reforma del gobierno. 

"Siempre he dicho que nunca he recibido el apoyo de mi partido político porque mi partido es el pueblo", dijo, señalando que su trabajo en el Consejo no siempre fue favorecido. 

"Represento a un distrito en el que siempre ha habido una corrupción galopante. Es parte de la razón por la que he tenido que combatir constantemente estas nociones", añadió.

Su paso por el Consejo, dice, fue un aula para redactar e impulsar leyes que reviertan décadas de podredumbre política, una presencia de la que fue muy consciente durante su estancia en el escaño. 

Recientemente, fue autora de un proyecto de ley que limita el salario de un representante municipal a 25.000 dólares por todos los trabajos secundarios que desempeñe. 

Cuando fue elegida, Quiñones-Sánchez se convirtió en la primera latina en representar a Kengsinton a nivel municipal, aunque para ella, se trata tanto de sus calificaciones como de su herencia. 

"Estoy muy orgullosa de ser afro-latina y muy orgullosa de ser puertorriqueña, pero esta candidatura tiene que ver con las cualificaciones. Es importante que nuestra comunidad entienda que cuando uno mira y evalúa las calificaciones de otros candidatos, yo estoy mejor equipada para liderar, dado el estado de Filadelfia", dijo. 

También dijo a AL DÍA que, a pesar de los rumores de relaciones profesionales tempestuosas, está centrada en seguir colaborando para impulsar el trabajo que comenzó en 2008. 

"Actualmente, el apoyo en mi distrito es sólido. Sólo hay una persona, obviamente porque tiene la ambición de recibir una segunda pensión de la ciudad y por eso renunció a su puesto en el estado, y creo que después de 22 años y una carta de servicio, no debería estar en el Consejo", dijo Quiñones-Sánchez.

Sobre la reforma de las armas

En lo que se refiere a la legislación, Quiñones-Sánchez espera participar en la reforma de las armas, pero cree que el problema radica en la desinversión de la comunidad. Aun así, destacó la ardua batalla a la que se enfrentan los legisladores a la hora de elaborar una política que aborde uno de los problemas más generalizados de Filadelfia. 

"En este espacio, hemos intentado, a través de varias leyes, que el Estado, que es en última instancia el que nos da permiso para controlar las armas en la ciudad, pero nunca ha sucedido (...) Hemos participado en varias demandas para controlar las armas, pero nunca se ha materializado", dijo. 

Y aunque destacó la labor del fiscal del distrito de Filadelfia, Larry Krasner, afirma que para que la reforma sea necesaria, los tribunales tienen un papel protagonista. 

"El alcalde tiene que proporcionar liderazgo para que las agendas tengan un objetivo común. Tenemos que asegurarnos de que haya un proceso judicial justo que no abuse de la comunidad negra que históricamente ha sido víctima de un sistema penal que no es tan justo", dijo Quiñones-Sánchez.

"Para eso, se necesita liderazgo. Alguien que diga que hay un problema con el sistema. Vamos a arreglarlo", continuó.

Cuando se le preguntó si declararía el estado de emergencia por la violencia con armas de fuego, Quiñones-Sánchez no especificó, citando la necesidad de abordar el problema a nivel comunitario. 

"Es importante reconocer que no todas las comunidades reciben la misma atención o las inversiones adecuadas (...) Cuando hablamos de crear oportunidades en distritos como el que represento, es un costo, y tenemos que cambiar esta mentalidad", dijo.

"Si cuidamos a nuestros más vulnerables y les proporcionamos calidad de vida, se puede vivir en una comunidad de bajos ingresos de forma limpia, segura y digna. Pero eso requiere inversión", añadió. 

En los próximos meses, Quiñones-Sánchez dijo que planea sumergirse en las comunidades fuera de su distrito para conocer mejor lo que requieren. Mientras la ciudad trabaja para volver a la normalidad, dijo que lo normal no es el camino a seguir.

"Lo normal nunca ha sido justo para nosotros". 

00:00 / 00:00
Ads destiny link