LIVE STREAMING

Un llamado a la solidaridad de la comunidad latina

Opinión 

Por : Daniel V. Schidlow, Nelson A. Diaz, Anthony Rosado

SHARE THIS CONTENT:

Opinión 

Por : Daniel V. Schidlow, Nelson A. Diaz, Anthony Rosado

El pasado 7 de Octubre, terroristas de Hamas perpretaron en Israel una masacre deliberada y espantosa y una toma de rehenes civiles de todas las edades, incluyendo bebes, niños y mujeres. Asesinatos a sangre fría, quemazones y todo tipo de violaciones fueron cometidas con impunidad. La magnitud y la naturaleza de estos hechos debería haber generado un rechazo universal de parte de cualquier persona con consciencia y un sentido de humanidad. En cambio, no solamente hubo celebraciones en muchos sectores, pero rápidamente la narrativa se convirtió en una de culpar a las víctimas como merecedores de las atrocidades.

A través de los campus de universidades y en las calles eruptaron los gritos llamando a borrar Israel del mapa, y la eliminación genocida de sus habitantes y de judíos  en todas partes del mundo. La oposición a políticas israelíes fue nuevamente fusionada con antisemitismo rampante. organizaciones estudiantiles judías y estudiantes judíos están ahora amenazados y son víctimas de abuso, mientras los demostrantes protestan contra expresiones de solidaridad con Israel o criticas de autoridades académicas como expresión de asalto a la libertad de expresión. El promover el sufrimiento y muerte de un grupo étnico no es libertad de expresión, es abierta agresión. El llamado a boicotear tiendas de dueño judíos, independientemente de sus puntos de vista, es alarmante reminiscente de precedentes históricos no tan lejanos. Y todos sabemos en que termino eso!

Los Latinos conocen lo que es la discriminación y el rechazo. En Filadelfia y a través del país, latinos y judíos nacidos en Estados Unidos y en Latinoamérica se han enlazado a través de valores compartidos de amor por la familia, la patria y la democracia. Latinos y judíos comparten muchas experiencias históricas; esta comunión debe ser alimentada y celebrada. Este es, sin embargo, el momento en el cual la comunidad latina de Filadelfia y sus organizaciones deben manifestarse  y apoyar a sus compañeros judíos en el derecho de existencia del estado de Israel, el rechazo del antisemitismo y de las expresiones de odio contra todas las minorías. El odio no conoce límites: hoy soy yo, mañana eres tu y el resto de todos nosotros.

La sangre de israelíes y palestinos es roja; las madres y padres palestinos e israelies aman a sus hijos profuncdamente. la pérdida de vidas es dolorosa en todas partes y para todos. Todo lo que la mayoría de isarelies y judíos de todo el mundo, como asimismo la mayoría de los palestinos, desean paz, armonía y prosperidad. El proceso de conseguir esta meta es arduo, complejo y lento y ha fallado muchas veces en el pasado.

Rezo con mis hermanos latinos y con la gente de buena voluntad en todas partes por reconciliación y paz. Rezamos por el día en que se hará realidad la visión del profeta Isaías: “de sus espadas harán rejas de arado y de sus lanzas, hoces; no alzara espada nación contra nación, y nunca más se adiestrarán para la guerra".

00:00 / 00:00
Ads destiny link