LIVE STREAMING
Marquise y E fueron dos de los adolescentes con los que AL DÍA habló a lo largo de seis meses sobre la violencia con armas de fuego. Foto: Kianni Figuereo/AL DÍA News
Marquise y E fueron dos de los adolescentes con los que AL DÍA habló a lo largo de seis meses sobre la violencia con armas de fuego. Foto: Kianni Figuereo/AL DÍA News

Creciendo con la violencia por las armas: La próxima generación de Filadelfia habla al respecto

Los jóvenes de Filadelfia suelen quedar al margen de la conversación sobre la violencia armada en la ciudad. AL DÍA los escuchó.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

AL DÍA + Telemundo

Junio 28, 2022

Una trifecta emcee

Junio 22, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Los jóvenes de Filadelfia no suelen estar incluidos en la conversación sobre la violencia por armas de fuego. Durante los últimos años, los jóvenes han sido las  víctimas y al mismo tiempo perpetradores de la crisis en la ciudad.

De los 562 homicidios y 2.332 víctimas de tiroteos del año pasado en Filadelfia, 213 de ellos fueron menores de 18 años. 

En respuesta a esta crisis, AL DÍA lanzó hace casi un año una serie de vídeos sobre la violencia armada What Our City Needs.

Lo que nuestra ciudad necesita (What Our City Needs) es una serie original de AL DIA en YouTube que explora la violencia con armas de fuego en Filadelfia a través de diferentes perspectivas como la legislación, la cultura, la salud mental, la economía y la educación. Su propósito es exponer como la crisis de la ciudad tiene raíces en todos los niveles y desde todos los ángulos en los que operamos como ciudad así como sociedad.

En noviembre de 2021, AL DÍA publicó el segundo episodio de su serie Lo que nuestra ciudad necesita sobre la crisis de la violencia por armas de fuego en la ciudad, y habló con múltiples líderes de toda la ciudad con conocimientos especializados sobre la relación entre la participación de los jóvenes en la violencia con armas de fuego y su salud mental. 

Para el tercer episodio de la serie, AL DÍA buscó a los jóvenes y fueron ellos quienes contaron la historia. 

AL DÍA pasó seis meses recopilando sus historias y reviviendo con ellos sus traumas, pérdidas, luchas así como confusiones, todo esto causa y efecto, según ellos, de la crisis de violencia armada que se vive. Tras entrevistar a 20 jóvenes de entre 13 y 18 años de organizaciones e instituciones de la ciudad como IDAAY, Beloved Care Project y Esperanza Academy Charter School, AL DIA observó causas y efectos recurrentes.

Juzgado por 12 que llevado por 6

Todo empieza por la protección. Los jóvenes, especialmente los de las comunidades más afectadas, no se sienten seguros al salir de sus casas si no llevan un arma. Como dijo a AL DÍA Ricardo, un joven de 18 años de Kensington, al sopesar las opciones de ser asesinado o ir a la cárcel por un arma de fuego, siempre gana lo segundo.

"Prefiero que me cojan con ella que sin ella porque no hay seguridad. Puedo salir a la calle para ir a la tienda, si no llevo mi arma y un tipo se me acerca. Me disparará. Pero si salgo y me pilla la policía, iré a la cárcel, pero al final volveré a casa", dijo. "Así es como pienso, no voy a dejar que nadie me separe de mi familia. Amo mi vida".

Venganza 

Otra causa que nace de la propia violencia es la venganza. Ya sea por una pelea perdida, o por un tiroteo anterior que provocó la muerte de un amigo cercano o de un ser querido, la venganza suele estar a la orden del día con un arma. Brandon, un joven de 17 años del norte de Filadelfia, habló de la primera circunstancia, y de cómo mantener el estatus entre los compañeros (otra causa) primordial que conduce a consecuencias más mortales.

"No quiero que me den por culo, ¿me entiendes? Así que voy a coger esa pistola para que no me den una paliza", dijo. "Eso es lo que piensan muchos chicos".

El estatus es una causa que también influye en los jóvenes procedentes de hogares y entornos estables para que se involucren en la violencia armada sin conocer su coste real. Es un situación que Marquise, de 17 años, del norte de Filadelfia, ha visto jugar con demasiada frecuencia.

"Ahora hay gente que tienen una buena vida y todo eso y ven a sus amigos o ven a la gente haciendo esto y lo otro, y se sienten excluidos", dijo. "Entonces caen en ello y lo siguiente que sabes es qué se enfrentan a la vida por hacer alguna mierda estúpida".

Trauma en casa

Hay algunos jóvenes que no tienen una vida estable en el hogar, tanto dentro de sus hogares individuales, como en sus vecindarios. El odio generacional que se transmite a los jóvenes puede influir en su seguridad sin que ellos lo sepan. Tanto en el hogar como en el vecindario, suele haber una falta de liderazgo u orientación por parte de los padres o de los mayores de la comunidad para mantener a los jóvenes en el buen camino. 

Quan, un joven de 16 años del oeste de Filadelfia, se refirió a la importancia de tener una figura mayor que sea guía en la vida, también a la dura realidad de muchos jóvenes como él en la ciudad.

"Todo el mundo necesita a alguien que le ayude, que le lleve siempre por el buen camino", dijo, "y la mayoría de nosotros no tenemos a nadie".

Marcel, un joven de 18 años del norte de Filadelfia, habló desde su experiencia personal de lo que supone crecer en un entorno en el que las malas influencias están por todas partes y las buenas son inexistentes. Para jóvenes como él, no había muchas opciones.

"Eso es lo que se siente. Como si no tuvieras otra opción", dijo. "Piensas: 'No hay vida fuera de la trampa'. Sólo sabes lo que no eres y eso es todo lo que has aprendido".

Marcel, 18
Marcel, 18, said when you grow up in the trap, it can feel like your only option. Photo: Kianni Figuereo/AL DÍA News.

Todo el mundo y su madre tienen un arma

Muchos de los jóvenes entrevistados por AL DÍA también señalaron la accesibilidad de las armas en Filadelfia como la razón por la que la crisis de violencia armada en la ciudad está donde está. Como se explica en el episodio 1 de la serie Lo que nuestra ciudad necesita, Filadelfia luchó en los tribunales contra Pensilvania para promulgar sus propias leyes de armas de sentido común. Trató de quedar exenta de las leyes estatales de prelación, que obligan a legislar sobre armas en todo el estado y anulan cualquier proyecto de ley local. La ciudad ha perdido la batalla.

Desde el punto de vista de los jóvenes, la postura laxa del estado queda expuesta en lo fácil que les resulta conseguir armas de fuego en la ciudad.

Swervo, un joven de 18 años de West Philly, sabe que la gente de su edad no debe tenerlas, pero dice que la violencia con armas es tan alta en la ciudad porque lo hacen.

"Si no tuviéramos acceso a ellas, no habría tantos asesinatos porque somos nosotros los que realmente lo hacemos", dijo. "Es como 21 y abajo, y entonces están muriendo cada vez más jóvenes".

Swervo, 18
Swervo, 18, said there wouldn't be as many shootings if guns weren't as easy to get. Photo: Kianni Figuereo/AL DÍA News.

Tristeza y miedo

Los efectos que se derivan de estas causas son numerosos, pero los tres comunes que AL DÍA escuchó de los jóvenes que entrevistó fueron el dolor por la pérdida de seres queridos y el miedo a que ellos o sus seres queridos sean los siguientes. La combinación de la pena y el miedo constantes les lleva a sentirse fracasados por las diversas instituciones de la sociedad, incluido el gobierno de la ciudad.

En cuanto al dolor, F.N., de 18 años, de West Philly, describió los sentimientos de confusión y tristeza al perder a alguien cercano.

"Es como: 'Joder, ¿cómo ha pasado esto? Esta persona está conmigo todos los días, así que ¿cómo dejé que lo mataran o cómo dejé que le dispararan, cómo dejé que le pasara algo?", dijo. "No puedo hablar por todo el mundo, pero sé que paso por ello".

Para Aquaiyah, una joven de 16 años del suroeste de Filadelfia, el sentimiento de la muerte se traslada a los que aún viven y están de duelo.

"Una vez que pierdes a alguien muy cercano a ti, ya no te importa nada", dijo. "Una vez que esa persona [está] muerta, se siente como si tú estuvieras muerto".

Sobre el miedo, casi todos los jóvenes con los que habló AL DÍA hablaron de las formas en que cambian su vida cotidiana (rutas a la escuela, lugares a los que pueden y no pueden ir, etc.) para evitar poner su vida en peligro.

Edelis, una joven de 17 años del norte de Filadelfia, dijo que el miedo a que su vida acabe por culpa de la violencia armada es algo cotidiano.

"En cualquier momento puede pasar un coche y estar muerta. Eso está en el fondo de mi mente, siempre", dijo.

Ricardo dijo que el miedo le ha hecho pensar que alguien le persigue cada vez que sale de su casa.

"Pienso que alguien me persigue cada vez que veo que un coche frena, o que alguien lleva una máscara caminando. Eso es lo primero que pienso. No me importa si nunca los he visto [antes] o no me resultan familiares, voy a pensar que vienen a por mí", dijo. "Así es Filadelfia, vas a pensar que todo el mundo va a por ti".

Ricardo, 18
Ricardo, 18, said he always feels like someone's out to get him when he steps outside his home. Photo: Kianni Figuereo/AL DÍA News.

Para Mula, de 13 años, ese miedo recae en su madre.

"Ella no quiere verme morir. Quiere que la entierre antes de que ella [me entierre]", dijo. "Así que yo estaba como: 'Mamá, pero este es el mundo real. No puedo cambiar el mundo'". 

RJ, un joven de 18 años del oeste de Filadelfia, dijo que esa existencia de miedo es la que engendra el agotamiento, especialmente entre los jóvenes de color.

"Siempre es muy agotador. Porque, cuando eres negro, ya tienes una diana en la espalda. Tienes que enfrentarte a la policía y a los blancos racistas. Pero cuando el problema viene de tu propia comunidad y tienes que vigilar a todas las personas que te rodean, es un poco ridículo", dijo.

La pérdida de la próxima generación

Al final, lo que la experiencia de crecer en Filadelfia rodeado de violencia armada genera es apatía. Apatía por la vida, el futuro y la propia ciudad. Muchos de los jóvenes entrevistados por AL DÍA no tenían planes de quedarse en Filadelfia más allá de su graduación en el instituto o en otro lugar.

Cuando se dirigió a los dirigentes de la ciudad, Marquise no tuvo pelos en la lengua.

"Es como si quisieran que todos nos matáramos para que nos fuéramos y no tuvieran nada de qué preocuparse. Así es como me siento", dijo.

Los testimonios de los jóvenes fueron tan sinceros como desgarradores y son algunas de las citas más reveladoras publicadas en cualquier lugar sobre una crisis de las armas que sigue empeorando en 2022. 

Para ver el episodio 3 y los demás mencionados, visite el canal de YouTube de AL DÍA para ver los vídeos completos. El episodio 4 se publicará en un par de semanas, y en él se analizará el efecto de la educación y el empleo en Filadelfia sobre la crisis.

semew68921
Cash making job for evey american to earn and work online. earns more than $15k every month with this home based job.bvg i made $18521 from this job SD in my spare time afte my college. easy to do job and its regular income are awesome. no skills needed to do this job all you need to know is how to copy and paste stuff online.
Open This Website >>>>>>>>>> 𝑾𝒘𝒘.𝑪𝑨𝑺𝑯𝑨𝑷𝑷1.𝑪𝒐𝒎
00:00 / 00:00
Ads destiny link