LIVE STREAMING
Esteemed women leaders at the WHALAC 2019, discussing the role of women leaders in Latin America. Photo: Gustavo Pena
Appreciadas mujeres líderes en la WHALAC 2019 discutiendo el papel de las mujeres líderes en América Latina. Foto: Gustavo Peña/AL DÍA News

Liderazgo de las mujeres en los negocios latinoamericanos

La Conferencia Latinoamericana de Wharton (WHALAC) abordó el tema de las mujeres en el liderazgo y la diversidad de género, como una de sus muchas.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Cuando se trata de liderazgo, las mujeres siempre han jugado un papel crucial. Sin embargo, y si seguimos la definición tradicional de líder, el número de mujeres siempre ha sido muy bajo.

Ya sean políticas, CEO o miembros de la junta directiva, es muy difícil encontrar gran cantidad de mujeres en estos puestos.

"Pero sí encontramos muchas mujeres que están haciendo grandes cambios en diferentes tipos de roles", dijo Monique Skruzny, CEO de INSPIR.

Como parte de una amplia gama de temas discutidos en la Conferencia Latinoamericana de Wharton (WHALAC), el liderazgo femenino en América Latina fue uno de ellos.

Hace tan solo cinco años, América Latina tenía cuatro mujeres presidentes. Actualmente, no hay ninguna.

La falta de liderazgo femenino en la parte superior está influenciada por la falta de mujeres que ocupan cargos en los niveles más bajos.

En una discusión moderada por Skruzny, dos prominentes líderes mujeres, Luanne Zurlo y Yovanka Bylander, compartieron sus experiencias, perspectivas y consejos sobre qué les llevó a tener un impacto en sus roles ejecutivos.

La cuestión de la diversidad de género

No es ningún secreto que estar en una profesión dominada por hombres puede traer desafíos para una mujer.

Bylander, quien es el jefe global de North American ESG Business en Institutional Shareholder Services (ISS), dijo que una de las cosas que subrayaría acerca de trabajar en un entorno predominantemente masculino es que las mujeres necesitan tener un mayor nivel de inteligencia emocional "porque parte de ese comportamiento que es aceptable para los hombres no es aceptable para las mujeres”, dijo.

Ambas mujeres destacaron que nunca han tenido a una mujer como jefa en toda su carrera. Si bien admitieron que sus jefes varones han sido duros con ellas, nunca experimentaron ser discriminadas por ser mujeres.

A pesar de los avances logrados en relación con la diversidad de género en la inversión y otros campos corporativos, el hecho es que todavía existe una gran demanda en el asunto.

Zurlo, que es el director ejecutivo de la Red de Escuelas de Brilla, tiene una alta participación dentro de los sistemas educativos, tanto en América Latina como en Estados Unidos.

Dijo que tradicionalmente las niñas han tenido más éxito en los niveles de educación primaria, secundaria e incluso terciaria, sin embargo, destacó que todavía hay dos problemas principales que enfrentan las mujeres en la fuerza laboral.

"Las mujeres [no] están creciendo en la fuerza laboral, no están ganando algunos de los empleos formales y de alto nivel de gestión en las mismas tasas", dijo. "Y no se les paga tanto".

Zurlo agregó que en Brasil y México, las mujeres ganan cerca de dos tercios del salario que ganan los hombres, pero la brecha salarial en la educación superior se amplía aún más.

Esto demuestra que en los campos donde las mujeres tienen un asiento en la mesa, su presencia es a menudo aún menor que sus contrapartes masculinas.

¿Qué se puede hacer?

Los hombres probablemente seguirán siendo la mayoría en los niveles ejecutivos más altos en el futuro previsible.

Con esta dinámica, los hombres tendrán que tener una gran responsabilidad si se quiere que las mujeres sean consideradas en los cargos ejecutivos.

Las tres ponentes estuvieron de acuerdo en que las mujeres a menudo tienen cualidades, como ser buenas oyentes e influencers, que son cruciales en el entorno laboral. Sin embargo, Skruzny destacó que es importante ver a la persona detrás del trabajo.

"Al final del día, somos humanos y tenemos los mismos valores", dijo. "Comprometiéndose a nivel personal, creo que iguala a la persona, ya sea que sea hombre o mujer, que estás tratando de influir".

"Si puedo pensar en esa persona solo como una persona, en lugar de su función, eso genera confianza y una relación", agregó Zurlo.

Los hombres tienen un papel muy importante que desempeñar en que las mujeres avancen a más posiciones de liderazgo ejecutivo. Sin embargo, la discusión que rodea a hombres y mujeres en puestos directivos es matizada y requerirá la cooperación y la dedicación de todos.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link