LIVE STREAMING
Foto: Kim Hachadoorian
Charley Stewart en el Nature Conservancy. Foto: Kim Hachadoorian

La supervivencia de los ecosistemas depende de la resiliencia

Una estudiante de posgrado de la Universidad de Pensilvania diseña un proyecto de conmemoración vegetal para que la gente se preocupe. designs a plant memoriual

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Legado preservado

Noviembre 05, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Charlye Stewart es una apasionada estudiante de posgrado de la Escuela de Diseño Stuart Weitzman de la Universidad de Pensilvania. Interesada en crear sistemas que fomenten una mejor relación entre la vida salvaje y las personas, cursa un máster en Arquitectura del Paisaje. 

Aunque Stewart aspiraba a ser médica forense en el instituto y se hizo auxiliar de enfermería para participar más en la atención sanitaria, en su primer año en la Universidad Howard decidió que la biología era el campo que más le interesaba, por lo que se trasladó a la Universidad de Delaware, donde más tarde se licenció en Ecología y Conservación de la Fauna y Flora Silvestres.

Según cuenta, sus abuelas materna y paterna contribuyeron a su amor y aprecio por la naturaleza. “Me inculcaron que la naturaleza es tu igual”, explica. Y se pregunta: “¿Quién eres para determinar que vas a aplastar un bicho o que debes talar un árbol?”.

La exposición que recibió en el programa de vida salvaje de la Universidad de Delaware le hizo darse cuenta de que había muchas cosas que no sabía que le interesarían, un camino de exploración que amplió sus conocimientos sobre el comportamiento animal y cómo funcionan sus cuerpos en climas de invierno frente a los de verano.

Atribuye a sus prácticas en el Jardín Forestal Comestible de la Universidad de Delaware haberse introducido en el diseño. Y a la persona encargada del programa,  haberle hecho darse cuenta de la relación entre el diseño, los animales y la vida salvaje. 

Sin embargo, el tiempo que pasó como especialista en programas para animales en el zoológico de Brandywine le permitió conocer de primera mano la relación con los animales: se hizo amiga de Enrique, una serpiente de leche ciega y con cataratas.

“Antes de Enrique, las serpientes me daban miedo”, dijo Steward, quien manifestó que . “hay algo interesante en una serpiente ciega, aunque no vean necesariamente con los ojos”. 

Un mentor de The Nature Conservancy motivó a Charlye a solicitar plaza en Penn porque “es donde se supone que tienes que estar”, comparte con franqueza, añadiendo que no creía que la aceptaran en la institución de la Ivy League, y mucho menos que pudiera asistir a la universidad con una beca completa. Charlye es una de los dos estudiantes negros de la cohorte de arquitectura paisajística.

Photo: Courtesy
Charley Stewart en el colmenar de la Universidad de Delaware. Foto: Cortesía

Resiliencia vs. sostenibilidad

Stewart afirma que la supervivencia y longevidad de los ecosistemas dependen de la resiliencia y no de la sostenibilidad, un concepto que, en su opinión, se basa en la capacidad de los sistemas establecidos para adaptarse a la evolución de la sociedad.

Los problemas actuales que afectan la conservación de la fauna son la pérdida y la fragmentación del hábitat, que limita el agua para caudales ambientales. Según Stewart, “no asociamos los lugares con lo que ya existía", sino que a menudo “los asociamos con lo que será”, como en el caso del desarrollo urbano y cómo este disminuye la biodiversidad y aumenta la exposición a un surtido de contaminantes.

En Penn, Charlye ha podido desarrollar diferentes proyectos de estudio, entre ellos un monumento a las plantas: Una idea sobre semillas y las raíces  que salen de la tierra moviéndose a través de la basura, Above and Below, un jardín de esculturas, como a ella le gusta pensarlo, destinado a animar a la gente a preocuparse por la vida salvaje, pero también a considerar cómo esta lucha para sobrevivir al descuido de los humanos. 

Beca LAF IGNITE

La Landscape Architecture Foundation (LAF) anunció su primer grupo de participantes en el programa LAF Ignite, y Stewart fue una de los cuatro estudiantes seleccionados para recibir una beca completa, prácticas y tutoría durante el verano. El programa apoya a los estudiantes de arquitectura paisajista BIPOC y los participantes de Ignite reciben una beca anual de 10.000 dólares, una pasantía anual de verano remunerada y tres tipos de tutorías a lo largo de su trayectoria académica.

Stewart se refirió a su beca completa para asistir a Penn durante el proceso de entrevista de LAF. Señaló que "tengo todos estos préstamos, ni siquiera para pagar la escuela, sino para pagar los comestibles". La beca plurianual es crucial para aliviar la carga financiera de los estudiantes y brindarles la oportunidad de crear una red, explorar opciones profesionales y superar retos con un grupo de apoyo. Su experiencia como participante en Ignite ha sido positiva. Añadió que es un "espacio muy enriquecedor, y ya han dejado claro que, incluso una vez que me gradúe, me van a seguir incluyendo" en diferentes oportunidades. Además, recibirá ayuda para obtener un empleo después de finalizar el máster.

Su consejo para los estudiantes de naturaleza y paisajismo es que se ensucien las manos y los pies y que “no les importe ser la única persona de color en una habitación”.

Permítete experimentar cosas con las que no estás familiarizado o no te sientes cómodo.

00:00 / 00:00
Ads destiny link