LIVE STREAMING
Ricardo Mogo
Ricardo Mogo Acevedo vive actualmente en Miami, pero mantiene fuertes vínculos con sus raíces venezolanas.

Los latinos son la segunda etnia que más títulos de máster obtiene

Ricardo Mogo ha obtenido un máster en psicología escolar. Conozca su trayectoria en este campo.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Legado preservado

Noviembre 05, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Ricardo Mogo Acevedo forma parte del grupo de hispanos con máster del país. Acaba de terminar un máster en Psicología Escolar y empezará el doctorado en el mismo campo en otoño. 

Nacido en Venezuela, se trasladó a Estados Unidos -más concretamente a Florida- alrededor de los 3 años. Por ser un inmigrante de primera generación, siempre sintió que se esperaba de él que consiguiera grandes cosas. Perseguir y hacer algo más que una licenciatura le ha acompañado desde muy pronto. 

Casi el 19% de los titulados de máster en 2021 eran de etnia hispana o latina, según Zippia, sólo por detrás de los blancos, el 61,7%. Al igual que para Mogo, una variedad de desafíos y experiencias en relación con la cultura, la identidad, las oportunidades de carrera y más se interponen en el camino de estas personas que han obtenido con éxito sus calificaciones. 

Mogo se mudó un par de veces durante su infancia y adolescencia. Aunque vivió en zonas y asistió a escuelas con algún tipo de diversidad, en su mayoría eran blancas. Siempre se sintió "muy hispano" porque sus padres conservaban su lengua y su cultura en casa. Se sentía identificado con sus raíces, sobre todo cuando estaba rodeado de gente que no se parecía a él. 

Sin embargo, en la escuela era totalmente diferente. Sus compañeros se metían con él cada vez que hablaba de su cultura, su comida o su música. Era diferente, era raro para ellos. Mogo tuvo que aprender a adaptarse a sus diferentes mundos. 

"En casa, mis padres se esforzaban mucho por mantener nuestra cultura, pero yo no podía ser como era en casa en público", explica. "Y luego no podía ser como era en público en casa. Era difícil".  

Mogo estudió en la Universidad de Florida Central (UCF), en Orlando, donde se licenció en Psicología con especialización en Estadística. Aunque tuvo más contacto social con latinos en la universidad, las expectativas para él en las actividades relacionadas con los hispanos eran mayores. Al ser el único latino en clase de español, por ejemplo, le pusieron el listón muy alto, lo que supuso un reto para él. 

Después de graduarse, en 2016, Mogo se mudó a Canadá para trabajar en el campo de la psicología. Después de un año, se dio cuenta de que no podía hacer mucho con solo una licenciatura en el campo, por lo que decidió volver a la escuela.

Según el censo de EE.UU., en 2021 sólo el 19,7% de los latinos tenía un título universitario o superior, frente al 56% de asiáticos, el 38% de blancos y el 25% de negros. 

Inicialmente quería dedicarse a la clínica y convertirse en médico, pero durante una oportunidad en la escuela, enseñando habilidades socioemocionales a los niños, aprendió sobre la psicología escolar y decidió seguir con ella. Conversaciones con profesores que formaban parte de los programas de diversidad cultural y lingüística (CLD) le permitieron darse cuenta de su importancia en ese tipo de entorno.  

"Tengo que estar ahí para los niños como yo", dijo. "Si en mis escuelas hubiera alguien como yo en mi campo, quizá estaría mucho mejor". 

Cuando se trasladó a Miami para cursar un máster, se encontró con otro reto cultural: "lo poco español que es". 

"En una comunidad que es muy blanca, yo destaco. Soy muy étnico y exótico", añade. "En una comunidad principalmente latina/hispana, soy más gringo que otra cosa".

Aunque Miami supuso un choque cultural para él, el campo al que se dirigía Mogo tenía muy poca o ninguna representación hispana o latina, tanto en los programas de licenciatura como en los de posgrado. Lo atribuye al estigma en torno a la psicología y la salud mental, y a la falta de educación terminológica entre la comunidad latina sobre lo que es una preocupación de salud mental, un problema, un trastorno y otras variaciones - que lo achacan a malas vibraciones, religión o nervios, dijo. 

Descrita por Mogo como un campo monolingüe de mujeres blancas, la psicología necesita representación. Uno de los beneficios que obtiene por ser latino es la conexión que es capaz de establecer con los niños bilingües, ya que parece más accesible, teniendo en cuenta su cultura y antecedentes similares. 

De cara al futuro, Mogo quiere ser lo más útil posible a su comunidad. Con un máster y un doctorado, podrá servir de modelo a muchos niños que aún no están seguros de lo que son capaces de hacer. 

"Espero estar en las escuelas donde se necesite mi representación", concluye. 

00:00 / 00:00
Ads destiny link