LIVE STREAMING
Garcia explained that there are different types of HSIs: institutions that are designated and institutions that have a grant — not to mention institutions that have 25% of Latino students but don’t apply to be an official HSI.
García explicó que hay diferentes tipos de HSI: instituciones que son designadas e instituciones que tienen una subvención, por no hablar de las instituciones que tienen un 25% de estudiantes latinos pero no solicitan ser una HSI oficial.

Gina García es la principal especialista en instituciones al servicio de los hispanos

La investigación de Gina Ann Garcia se centra en cuestiones de equidad y justicia en la enseñanza superior.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Troya debe cambiar

Febrero 07, 2023

BHM para profesores

Febrero 03, 2023

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Una institución al servicio de los hispanos (HSI) -la Universidad Estatal de California, Northridge- fue la responsable del primer contacto de Gina Ann García con la educación superior. 

Desde entonces, ha cursado másteres y doctorados, y trabaja desde hace casi 10 años como profesora asociada en el departamento de Fundamentos, Organizaciones y Políticas Educativas de la Universidad de Pittsburgh. Nunca ha dejado de trabajar por el futuro escenario de la educación en Estados Unidos. 

Principalmente como profesora investigadora, el trabajo de García está dedicado a las HSI y a cómo instituciones que no fueron fundadas para servir a los estudiantes latinos pasan a servirles. Ella aborda la educación superior como un sistema, observando cómo funciona en su conjunto en lugar de analizar sólo una organización. 

"Creo que las HSI tienen que aceptar su designación", dijo García. "Significa que están comprometidas a apoyar a una comunidad que ha sido desatendida en este país". 

García explica que las HSI no son como las Historical Black Colleges and Universities (HBCU), que existen y sirven a la comunidad negra desde hace más de 100 años. Originalmente, las HBCU sólo aceptaban estudiantes negros porque no podían asistir a instituciones blancas debido a la segregación. Por otro lado, las HSI fueron instituciones predominantemente blancas durante la mayor parte de su existencia y ya no lo son debido a los cambios demográficos. Ahora tienen que centrarse en qué hacer para ponerse al día y atender el cambio.

QUÉ SIGNIFICA SER UN HSI

La designación federal para convertirse en HSI depende de la matriculación. Las instituciones que alcanzan el 25% de estudiantes hispanos pueden presentar una solicitud y someterse al proceso. Las instituciones tienen que volver a solicitarlo cada año para obtener de nuevo el título y pueden perder su designación si no lo hacen o si su número de estudiantes latinos cae por debajo del 25%, dejando de ser elegibles.  

La designación también tiene un componente de estudiantes muy necesitados, que tienen bajos ingresos y entran dentro de los programas de bajos ingresos - como las becas Pell, por ejemplo. Teniendo en cuenta que los ingresos y la raza están muy relacionados, ya que la mayoría de los estudiantes de las HSI son de bajos ingresos, los estudiantes hispanos muy necesitados hacen que las instituciones puedan optar al competitivo proceso de financiación federal. 

Sin embargo, García subraya que ser una HSI y tener un gran porcentaje de estudiantes hispanos no significa necesariamente que las instituciones hayan hecho algo para atender a esos estudiantes. Su trabajo se centra en la parte de equidad y justicia, para las instituciones que quieren hacer algo más que el aspecto técnico que proporciona el gobierno federal. García promueve este cambio mostrando a las instituciones cómo cambiar estructuralmente para ser mejores servidores y centrar a los estudiantes latinos en sus procesos educativos - considerando todas las dimensiones e intersecciones que tiene la identidad latina.   

El idioma, los ingresos, los estudiantes de primera generación y a veces los indocumentados son conversaciones importantes cuando se trata de estudiantes latinos en la universidad. Los estudiantes que están en la universidad tienden a ser bilingües y biculturales, pero no necesariamente. García explica que es importante tener en cuenta también a las familias, ya que los estudios demuestran que los padres están muy implicados en la toma de decisiones universitarias de los estudiantes. 

"Que los estudiantes sean bilingües no significa que las familias lo sean", añade. "Las HSI también tienen que atender mejor a las familias". 

La mayoría de las prácticas implantadas en los campus de las HSI están impulsadas por subvenciones federales. Hacer que el plan de estudios sea más relevante desde el punto de vista cultural, apoyar los programas académicos y proporcionar desarrollo de la formación profesional del profesorado son habituales en las HSI. El Departamento de Educación tiene prioridades cada año para las subvenciones, y si las instituciones las abordan, ganan más puntos, explicó García. 

Por eso, sean cuales sean las prioridades del gobierno federal, eso es lo que tienden a hacer las instituciones. Este año, por ejemplo, una de las prioridades era la salud mental social y emocional, por lo que es probable que las instituciones se centren más en esta cuestión.

EL PAPEL DE LOS HSI 

Existe un debate en evolución sobre el papel que deben desempeñar las HSI. Consideradas como una denominación joven entre las universidades, al igual que la población latina en Estados Unidos, las HSI aún están dando forma a lo que es la educación superior.    

Un estudio publicado en 1995 por Daniel G. Solórzano demostró que la mayoría de los latinos que cursaban estudios de doctorado obtuvieron su licenciatura en las HSI. Teniendo en cuenta que la investigación se realizó en una época en la que había muchas menos HSI, García dijo que si alguien la repitiera ahora, veríamos que la cifra acaba de aumentar. 

Además, añadiendo al debate sobre la falta de profesorado latino no sólo en las HSI, sino en todas las universidades, García cree que las HSI pueden ser mejores productoras o crear mejores vías de acceso a esas futuras funciones docentes. 

En la actualidad, las HSI representan el 18% de todas las facultades y universidades: en 2020-21, había 559 HSI ubicadas en 29 estados. En los próximos cinco a diez años, las predicciones muestran que las HSI representarán una cuarta parte de todos los colegios y universidades del país, siendo los productores de la futura fuerza de trabajo y afectando a todas las industrias. 

"El futuro de la mano de obra va a ser hispana, va a ser latinx", dijo García.  

Además, diferentes estudios sobre movilidad económica y social muestran que las HSI son mayores productoras de la misma en relación a las no HSI. Esto significa que esas instituciones están haciendo un gran trabajo matriculando a estudiantes de bajos ingresos que se gradúan, consiguen trabajo y se convierten en personas económicamente más viables, añadió García.

RETOS Y CAMBIOS PARA EL FUTURO DE LAS HSI 

El trabajo de García trata de promover un cambio cultural en las HSI. Los datos y la investigación muestran que las instituciones a menudo se sienten reacias a reivindicar su compromiso con los hispanos, o con otros grupos minoritarios, porque suena excluyente. 

Para ella, las HSI deberían reivindicarlo en sus declaraciones de misión, lo que haría que más estudiantes quisieran asistir a estas instituciones si supieran lo que se está haciendo por la comunidad. 

"Muchos estudiantes ni siquiera saben que estudian en una HSI", afirma García. 

Por primera vez desde que la designación se hizo oficial, en 1992, las HSI disminuyeron en el otoño de 2020. Desde su creación, sólo habían aumentado de forma paulatina. Este fenómeno está relacionado con la disminución en el número de latinos que ingresan a la educación superior - ya que se correlaciona con el número de HSIs, que sólo son impulsados por la matrícula. 

No sólo se debe a la pandemia, sino que otros factores han influido en esta tendencia. Uno importante, destacado por García, es el escandaloso coste de la universidad, que la hace inaccesible para muchos. Como alternativa, la gente está optando por incorporarse a la población activa para asegurarse un futuro económico más sólido para ellos y sus familias. 

Las HSI aún tienen un largo futuro por delante, sobre todo a la hora de definir lo que significan y cuál es su papel. Sin embargo, darse cuenta de la importancia que tiene en la sociedad y potenciarla será esencial para su mantenimiento y crecimiento. 

"Sabemos que la educación superior produce mucho más que resultados individuales como graduarse, conseguir un trabajo o promover la movilidad económica", dijo García. "Crea conciencia crítica en los estudiantes y los hace más comprometidos cívica y políticamente".

00:00 / 00:00
Ads destiny link