LIVE STREAMING
Spencer Platt/Getty Images
Spencer Platt/Getty Images

La segregación educativa sigue vigente en Estados Unidos

Cuando todos conmemoran a Martin Luther King Jr., pocos hablan de la segregación aún latente en nuestras comunidades.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Omar Montes y su llama

Junio 29, 2022

Latinas en Spy Kids

Junio 29, 2022

Juzgar el nuevo

Junio 28, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Para muchos, la segregación sigue siendo asunto del pasado. Quienes piensan en escuelas de alumnos de color, piensan que es tan sólo un argumento para alguna película como Dangerous Minds, y el argumento persiste como eso: un guión de película.

Pero la Comisión de Derechos Civiles de Estados Unidos publicó su reporte anual este mes, exponiendo un fenómeno más preocupante en la sociedad actual: la resegregación.

Según el documento, “el reporte examina el financiamiento de la educación K-12 y cómo la distribución desigual de estos fondos impacta de manera negativa las oportunidades educativas para estudiantes de bajos ingresos y para estudiantes de color.”

Catherine E. Lhamon, presidenta de la Comisión, explica en la carta introductoria al documento que “la mayoría de la Comisión ha encontrado que muchos estudiantes en Estados Unidos, que viven en barrios segregados y en concentraciones de pobreza, no tienen acceso a escuelas de alta calidad simplemente por el lugar donde viven, y que el caso es susceptible a una política de vivienda que ayude a proveer mejores oportunidades educativas para estos estudiantes”.

Asimismo, la presidenta explica cómo los estudiantes de escasos recursos y de color se ven “frecuentemente relegados a dependencias escolares de poca calidad” en las que faltan los elementos fundamentales (profesores, materiales, tecnología) para obtener una educación de calidad.

Hace 61 años que la corte falló a favor de la Lucha por los Derechos Civiles en el caso Brown v. Board of Education, bajo el alegato de que “la educación es un derecho que debe estar disponible para todos en los mismos términos”, ordenando la desegregación de las escuelas a nivel nacional, pero la circunstancia no ha cambiado exponencialmente hacia el desarrollo.

Como explica el documento, a pesar de la disminución en la segregación práctica dentro de la sociedad, las escuelas públicas permanecen hoy en día “racial y económicamente segregadas, siendo esto exacerbado por la pobreza concentrada y la resegregación en comunidades a nivel nacional”, haciendo referencia a las áreas urbanas, donde en 90 de 95 ciudades grandes “los estudiantes de color son más propensos a asistir a escuelas públicas con estudiantes de bajos recursos, que los estudiantes blancos”.

La transformación de la demografía nacional durante los años ha cambiado las concepciones de “minorías”, en especial tras el crecimiento acelerado de la población hispana, que se ha transformado en la minoría predominante en las escuelas públicas, con un 18% de inscripciones tan sólo durante el año escolar 2002-2003.

Asimismo, un estudio reciente hecho por la Fundación de Educación Sureña (Southern Education Foundation) encontró que “la mayoría de los estudiantes inscritos en escuelas públicas en Estados Unidos vienen de hogares de escasos ingresos”.

Esto demuestra la profunda conexión entre la matriculación de minorías raciales y étnicas en escuelas y las condiciones de pobreza.

Las diferencias entre las escuelas predominantemente blancas y de altos recursos y su contraparte se evidencian en el acceso a los cursos STEM, la calidad en programas de atletismo o extracurriculares, los salarios de profesores y las oportunidades de acceso a educación superior.

Para los autores del informe, la solución está en “equilibrar el campo de juego” entre ambas realidades, haciendo hincapié en el financiamiento escolar de manera de que “la cantidad de dinero producto de los impuestos no dicte la calidad de las escuelas distritales”.

00:00 / 00:00
Ads destiny link