LIVE STREAMING
Diego Hiromi Rodríguez Carrión es un joven artista puertorriqueño, estudiante de la Pennsylvania Academy of Fine Arts, PAFA. Su obra Exodus será parte de la exhibición permanente del Woodmere Art Museum. Atelier San Juan
Diego Hiromi Rodríguez Carrión es un joven artista puertorriqueño, estudiante de la Pennsylvania Academy of Fine Arts, PAFA. Su obra Exodus será parte de la exhibición permanente del Woodmere Art Museum. Atelier San Juan

Artista puertorriqueño primer latino premiado por el Woodmere Art Museum

El joven artista Diego Hiromi Rodríguez Carrión se ha convertido en el primer puertorriqueño en ser galardonado con el prestigioso premio que cada año concede…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Premio a periodista en Miami

Noviembre 25, 2022

Arroz con gandules lover

Noviembre 23, 2022

Legado latino en la música

Noviembre 23, 2022

Un aturdimiento saudí

Noviembre 22, 2022

Valencia, un héroe

Noviembre 21, 2022

Los NFT de los Latin Grammys

Noviembre 10, 2022

Colección de ropa de Tini

Noviembre 10, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

A los dieciocho años, Diego Hiromi Rodríguez Carrión se mudó de Luquillo, Puerto Rico, a Filadelfia para estudiar Bellas Artes en la Pennsylvania Academy of Fine Arts, PAFA. Hoy, cuatro años después de su llegada a la ciudad, el puertorriqueño puede presumir de haber ganado varios premios de prestigio, entre ellos la beca William Emlen Cresson Memorial Travel, el premio Rosa and Nathan Rubinson y el Woodmere Art Museum Purchase Priz, un galardón que implica la adquisición de la obra premiada por parte del centro.

Con solo 21 años, pues, Rodríguez Carrión no solo se ha convertido en el ganador más joven de este premio que cada año concede el Woodmere Art Museum a un estudiante de la PAFA, sino también en el primer puertorriqueño en ganar tan distinguido galardón. La obra premiada, titulada Exodus, formará parte de la colección permanente del museo, ubicado en Germantown Avenue. 

Cada año, un jurado formado por el director del Woodmere Museum, la curadora asistente Rachel McCay y el comité responsable de la Colección, formado por miembros externos al centro, asisten a la exposición anual de los estudiantes del PAFA y seleccionan una obra que será premiada con el Woodmere Art Museum Purchase Prize.  Desde que se puso en marcha el premio, en el año 2012, el Woodmere Museum ha premiado ya a diez artistas con el objetivo de seguir apoyando a los jóvenes creadores que viven o han estudiado en el área de Filadelfia, y de expandir la colección del museo con obra emergente.   

El arte de los antiguos maestros

Nacido en 1995, Rodríguez Carrión vivió su infancia en Puerto Rico y estudió técnicas pictóricas en el Atelier San Juan bajo la tutela de artistas como Luis Borrero y Amber Lia-Kloppel. Allí aprendió lo que él llama las técnicas de dibujo y pintura de los “antiguos maestros”.

 En 2013, Rodríguez Carrión abandonó su isla natal para iniciar sus estudios en la PAFA, en Filadelfia. La decisión de marcharse a estudiar a una ciudad nueva, donde los profesores darían las clases en inglés, se basó principalmente en la buena reputación de la PAFA dentro del mundo del arte así como su atracción por la pintura figurativa. Rodríguez Carrión cursó los estudios de B.A en Bellas Artes, especializándose en pintura. Su verdadera especialidad es la pintura al óleo, pero también le gusta el grabado en madera (xilografía). 

 “Al saber que PAFA era también conocida por esta técnica artística, decidí ir allí para perfeccionar técnicas y desarrollar mi visión artística”, comentó Rodríguez Carrión durante la entrega del Woodmere Art Museum Purchaze Prize.  

“Una bendición y un orgullo”

Halagado por saber que es el ganador más joven de este premio, así como el primer puertorriqueño cuya obra formará parte de la colección permanente del museo, Rodríguez Carrión admitió que “haber ganado este premio es una bendición y un orgullo, no solo para mí sino también para mi familia. Me siento bien contento ya que siendo un joven de 21 años de edad un museo adquirió una de mis obras como parte de su colección”.

“Nos hace mucha ilusión poder incluir esta obra en nuestra colección y poder premiarla con el Purchase Prize de este año”, dijo McCay en referencia a la obra premiada, Exodus. 

“Estamos muy enfocados a los artistas de Filadelfia y como representantes de una de las instituciones más antiguas de la ciudad, la Pennsylvania Academy of Fine Arts, para nosotros es muy importante poder contar con obra de un cuerpo tan diverso de estudiantes”. 

La obra del puertorriqueño —un grabado en madera en formato de tríptico— se incluirá en la próxima exposición, Cutting Edge: Recent Acquisition in Woodcut”, que se inaugurará en setiembre de este año y durará dos meses. El Woodmere Musuem considera que la obra de Rodríguez Carrión y de los demás artistas de la exposición ayudarán a dar a conocer entre el gran público la disciplina artística del grabado en madera.  

“Tenemos obras de grabadores prominentes y otros artistas que trabajan con la madera como medio artístico”, explicó McCay, “y esta pieza en concreto representa un añadido importante para nuestra colección en este aspecto. Se trata de un tríptico monumental impresionante, que ya tenemos ganas de que forme parte de nuestra colección y de mostrarlo en nuestras exposiciones. Es una obra increíble, y la escala y maestría de este medio son muy evidentes. La comitiva del jurado acordó por unanimidad concederle a Diego el premio”.

De la Biblia al museo 

Exodus tiene la estructura de tríptico, es decir, tres paneles, cada uno con un tema en concreto, que juntos permiten explicar al espectador una historia más amplia. Cada panel, con su grabado en madera correspondiente, mide 6 pies de altura por 4 de ancho, y contiene también elementos de carbón, lápiz y tinta. 

Los trípticos fueron durante muchos siglos un medio muy popular en el arte cristiano, y servían para relatar temas religiosos e historias de la Biblia. Rodríguez Carrión optó por usar el tríptico para abordar una historia más actual: los problemas financieros y sociales causados por la migración de Puerto Rico a Estados Unidos – de ahí su nombre, “Exodus”- así como plantearse cual será el futuro de la isla, y el de su patrimonio cultural, si es abandonada por varias generaciones de habitantes. 

“Para este proyecto opté por la técnica del grabado ya que la madera me recuerda a mi país natal. La temática de Exodus es acerca de la situación fiscal que sufre Puerto Rico, donde el gobierno se declaró en quiebra. Es acerca de la emigración de muchas familias puertorriqueñas hacia Estados Unidos por la falta de trabajo y dinero. El primer panel ilustra dos ancianos con gestos de tristeza porque generaciones más jóvenes emigran a otro país buscando un mejor futuro, mientras que ellos se quedan solos. La pareja anciana representa el Puerto Rico actual. El segundo panel representa cómo la naturaleza toma dominio de las plantaciones de plátanos (los plátanos son parte de la dieta puertorriqueña) por el abandono de la tierra. Si no hay gente que cultive la tierra todo el fruto se pierde y no hay comida. La imagen del último panel es una cama vacía entre dos cortinas. La luz cae sobre la mitad de la cama representando la línea entre la vida y la muerte. Con este tercer panel quiero decir que si el futuro —que representan los jóvenes, esta generación— se va de Puerto Rico, el país morirá”.

Rodríguez Carrión tiene pensado aprovechar la Beca Cresson para visitar varias regiones de España, entre ellas Madrid, Toledo, Sevilla y Barcelona, con el fin de expandir su mirada artística y práctica, pero asegura que Filadelfia es un lugar muy bueno para ver y descubrir arte, tanto en la ciudad como en uno mismo, como artista.

Para él, toda su obra gira en torno a la identificación con su pasado, su cultura, la familia y su devoción religiosa. Exodus es un ejemplo de todas estas cosas juntas.  

 “Soy una persona muy familiar y mi familia forma gran parte de mi como persona. Para mí es de suma importancia representar a mi isla por todo lo alto. Quiero que mi familia y Puerto Rico se sientan orgullosos de mí. Cada día pienso que todo lo que hago es para honrar a Dios y es por Él todo lo que hago”, dijo.

Sobre Filadelfia, añadió: “Me gusta mucho porque cada esquina de la ciudad está rodeada de arte, ya sea arquitectura, arte público, galerías o museos. Es un buen lugar para familiarizarse con el mundo del arte”.

Para saber más sobre la obra de Diego Hiromi Rodríguez Carrión puede consultar en la web www.diegohiromi.com/

La exposición “Cutting Edge: Recent Acquisitions in Woodcut” en el  Woodmere Art Museum, (9201 Germantown Ave.) se inaugurará el próximo 2 de septiembre y podrá visitarse hasta el 29 de octubre. Para más información: woodmereartmuseum.org

00:00 / 00:00
Ads destiny link