LIVE STREAMING
En Italia y España Amazon se ha negado a cerrar las instalaciones donde los trabajadores han sido infectados. uecdn.es
En Italia y España Amazon se ha negado a cerrar las instalaciones donde los trabajadores han sido infectados. uecdn.es

Amazon aprovecha la pandemia del Coronavirus para crecer a costa de sus empleados

Los trabajadores de Amazon se sienten necesarios al mismo tiempo que desechables al no tener la protección suficiente por parte de la compañía.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

Amazon se posiciona como un servicio esencial durante la pandemia del coronavirus, una medida que beneficia a la empresa y pone en peligro a sus trabajadores y conductores de almacénA medida que el virus se propaga y las fronteras se cierran, los trabajadores de Amazon en Estados Unidos y en otras partes del mundo se ven obligados a asumir un nuevo papel: entregar productos a países en cuarentena. Pero muchos temen que las precauciones de seguridad, los beneficios y las protecciones no hayan cambiado lo suficiente como para reflejar esta nueva realidad, y que si sus almacenes continúan activos mientras todo los demás servicios cierran, muchos caerán enfermos.

 Amazon está en una posición única para prosperar en la crisis. Ha pasado más de dos décadas construyendo una red logística, posiblemente la más grande del mundo, capaz de entregar casi cualquier cosa a cualquier persona en el mundo, y actualmente su mercado primario, los norteamericanos, recurren en cuarentena a la plataforma para satisfacer las necesidades básicas. 

 La estadística proporcionadas por uno de los partner de Amazon, JungleScout, muestran que el volumen de búsqueda aumentó, primero para las mascarillas faciales y el desinfectante de manos, luego para el arroz, la sopa, las cámaras web, los monitores, cualquier cosa que el mercado norteamericano crea que puede necesitar mientras dure el confinamiento. Amazon se está convirtiendo en una infraestructura para una población global.

 El martes 17 de marzo, Amazon anunció que estaba contratando a 100.000 nuevos trabajadores y aumentando los salarios en $2 la hora, sin embargo, ante la letalidad de propagación del virus y su letalidad en China o Italia, no está claro si eso será suficiente para atraer a las personas a aventurarse en un almacén lleno de gente durante una pandemia.

 

 Estas preocupaciones solo se agudizarán a medida que la pandemia empeore. Hace pocos días se informó que un trabajador de un centro de distribución de Amazon en Nueva York dio positivo a las pruebas del virus. Sin embargo, los trabajadores del siguiente turno no fueron notificados y se esperaba que entraran, pero se negaron al enterarse del caso por parte de sus compañeros de trabajo, cerrando así las instalaciones. 

 Por su parte, Amazon afirma que realizó la notificación a los trabajadores y que no se esperaba que entraran a trabajar el siguiente turno, por lo que se ha cerrado temporalmente el centro para efectuar una limpieza exhaustiva. En Italia y España, Amazon se ha negado a cerrar las instalaciones donde los trabajadores han sido infectados, lo que provocó protestas en redes sociales. Sin embargo, en Italia y Francia actualmente solo reparten productos esenciales.

Las medidas de seguridad también han sido desiguales para los conductores de reparto. Son conductores que trabajan mayoritariamente para compañías externas, tienen contratos con Amazon.

 Las políticas de Amazon argumentan una falta responsabilidad legal por el costo humano que implican sus servicios, sin embargo, mantiene un control estricto sobre cómo los conductores de reparto hacen su trabajo.

 ​​​​​​​Muchos medios han reportado cómo los trabajadores están de acuerdo en que la pandemia ha transformado sus trabajos en algo más esencial, aunque varios notaron que todavía están enviando muchas cajas de teléfonos, decoraciones para el hogar y otros productos de baja prioridad, sintiéndose personas desechables. El virus también ha transformado sus trabajos en algo más peligroso, si las operaciones van a continuar a medida que todo se cierra.

 ​​​​​​​Esta situación ha hecho que varios trabajadores en Nueva York le hagan una petición a Jeff Bezos, CEO de Amazon, para pedir seguros y licencias por enfermedad ante la catástrofe.

 ​​​​​​​Luego de que dos senadores norteamericanos escribieran una carta a Bezos, este publicó un memo explicando escuetamente que no existen muchas opciones para sus trabajadores. “No hay un manual de instrucciones sobre cómo sentirse en un momento como este, y sé que esto causa estrés para todos”.

 

00:00 / 00:00
Ads destiny link