LIVE STREAMING
Los líderes demócratas del Congreso insistieron este domingo en que quieren ver “completo” el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre los contactos entre la campaña de Donald Trump con las autoridades rusas en las elecciones de 2016, después de recibir un resumen del Departamento de Justicia. Geety Images
Los líderes demócratas del Congreso insistieron este domingo en que quieren ver “completo” el informe del fiscal especial Robert Mueller sobre los contactos entre la campaña de Donald Trump con las autoridades rusas en las elecciones de 2016, después…

Prepárese: Trump se siente envalentonado

Por decepcionante que sea, ya todos la conocen y no hay necesidad de entrar en detalles sobre la investigación de Mueller y su aparente absolución del…

MÁS EN ESTA SECCIÓN

Bye bye, Bunbury

Mayo 16, 2022

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

La supuesta absolución se dio a conocer al público, no en el informe de Muelle, que se envió al Departamento de Justicia el viernes, sino en un breve memorando que el fiscal general William Barr envió a los presidentes y miembros de mayor rango de los Comités Judiciales de la Cámara y del Senado el domingo por la tarde Mueller, de acuerdo con la interpretación de Barr, no encontró pruebas que demuestren que algún miembro de la campaña de Trump se haya aliado con Rusia durante las elecciones de 2016, lo que es una muy buena noticia para Trump, su familia y sus compinches.

Se supone que William Barr sea brillante, competente, honesto, etc. Al menos eso es lo que insisten el presidente Trump y los republicanos cada vez que aparece el nombre del fiscal general nombrado por Trump. Pero nunca nos habían dicho que era el lector más rápido del mundo, capaz de digerir y resumir en menos de dos días un informe que demoró dos años en completarse. Sorprendentemente, Barr pudo sintetizar el informe de Mueller y exponer lo que él llama sus “conclusiones principales” en cuatro páginas y en menos de 48 horas. Que semejante proeza es imposible para cualquier ser humano normal, queda claramente establecido en el informe mismo. Como explica The Guardian:

“En el informe, el Asesor Especial notó que, para completar su investigación, empleó a 19 abogados que fueron asistidos por un equipo de aproximadamente 40 agentes del FBI, analistas de inteligencia, contadores forenses y otro personal profesional”, informó The Guardian el lunes. “El Asesor Especial emitió más de 2,800 citaciones, ejecutó cerca de 500 órdenes de registro, obtuvo más de 230 pedidos de registros de comunicación, realizó 13 solicitudes de evidencia a gobiernos extranjeros y entrevistó a aproximadamente 500 testigos.”

Barr tiene que ser un tremendo genio... No es sorprendente que muchos no estén convencidos de que el AG realmente realizó una hazaña tan sobrehumana. Jerry Nadler, el presidente del Comité Judicial de la Cámara, ciertamente no lo está. Tampoco está convencido de que Barr tenga la intención de entregar el informe completo incluso al Congreso, y ha dejado claro que en ese caso sería apropiada una citación judicial para obtenerlo. Aún más, el congresista demócrata de Nueva York está “absolutamente" dispuesto a llegar hasta la Corte Suprema.

“Intentaremos negociar. Intentaremos todo lo demás primero. Pero si tenemos que hacerlo, sí, emitiremos citaciones judiciales para obtener esa información”, dijo a CNN.

Como debe ser. Después de todo, Barr, quien había escrito un documento extenso y no solicitado al Departamento de Justicia contra la investigación de Mueller, fue nombrado por Trump para obstruir la investigación. A pesar de sus esfuerzos, Mueller nunca pudo entrevistar al presidente.

Sí, el fiscal general debe sentirse satisfecho de haber realizado con éxito el trabajo de obstrucción para el que fue contratado. Su jefe está obviamente satisfecho. Tanto es así que incluso elogió a Mueller, su némesis durante dos años, un hombre cuya reputación trató tan arduamente de destruir, acusándolo de no tener integridad y presidir sobre una cacería de brujas en complicidad con Hillary Clinton y el Partido Demócrata.

Sin embargo, cuando le preguntaron en un evento del domingo en la Casa Blanca si pensaba que Mueller “actuó honorablemente”, Trump respondió con un descaro inaudito: “Sí, lo hizo”.

La reacción de la periodista puertorriqueña Patricia Guadalupe ante una hipocresía tan descarada no tiene precio: “Es una cacería de brujas hasta que no lo es, y todo está bien ahora y creemos todo lo que dice, aunque fue una cacería de brujas, que no es, aunque dijimos que lo era.”

Prepárese, porque en los meses venideros el reality show de Trump de seguro será aún más hipócrita, manipulador, racista y odioso

00:00 / 00:00
Ads destiny link