LIVE STREAMING

Para hispanos se reducen las opciones de financiación universitaria

Las opciones de préstamos para estudiantes universitarios latinos se han disminuido como resultado de la inestabilidad de la economía de esta nación.

MÁS EN ESTA SECCIÓN

COMPARTA ESTE CONTENIDO:

 

(Segunda de dos partes)

Las opciones de préstamos para estudiantes universitarios latinos se han disminuido como resultado de la inestabilidad de la economía de esta nación. Aun aquellos prestamistas que no son del gobierno federal que quedan todavía después que algunos han abandonado el negocio de los préstamos para la universidad por el encogimiento del sistema de crédito, están volviéndose más estrictos con las normas que imponen para hacer préstamos.

“Los préstamos privados ahora cobran mayores tasas de interés, exigen calificaciones de crédito más altas e insisten en tener una firma secundaria [que garantice el préstamo]”, dice Ronald Johnson, director de asistencia financiera de la Universidad de California, Los Angeles (UCLA).  “Con mayores restricciones sobre los préstamos, los estudiantes encontrarán que se han disminuido sus opciones”.

    Con las nuevas exigencias de los prestamistas privados, se anticipa que aquellos estudiantes que no cuenten con una persona que les garantice el préstamo, no calificarán para recibir financiación privada, señala Johnson.

    La matrícula para estudiantes pre-grado presentan el nuevo escenario.  En la UCLA, llegan a ser $25.000 al año.  Los latinos son el 14.1 por ciento de los 12.579 estudiantes de primer año admitidos para el semestre de otoño del 2009.

    Según un estudio reciente del Centro Hispano Pew, cuando se les compara con otros estudiantes de grupos étnicos/raciales como negros no-hispanos, los estudiantes latinos de pre-grado a tiempo completo reciben la menor cantidad de fondos de asistencia financiera y sacan mayores préstamos federales y otros.

    La financiación privada para los estudios universitarios es una alternativa común.  En algunos casos, es un suplemento a los préstamos federales para estudiantes. Durante la pasada década, son más y más los estudiantes que han recurrido a prestamistas privados para cubrir los costos de su educación superior, según The College Board.

    De los estimados $62.3 mil millones en préstamos a estudiantes en total para el año académico 1997-1998, unos $60 mil millones, o el 96 por ciento, provenían de préstamos federales, los cuales incluyen préstamos derivados de estados e instituciones.

    Una década más tarde, los mismos tipos de préstamo pintan una imagen diferente. De los estimados $165,5 mil millones totales en el 2007-2008 unos $143,5 mil millones, o el 88 por ciento, provenían de fondos federales; los restantes $19 mil millones, o el 12 por ciento, provenía de préstamos que no fueran del gobierno federal.

    Consejeros en asistencia financiera de tanto UCLA como la Universidad de Texas, El Paso (UTEP) pronuncian que para este punto, aquellos estudiantes que necesitan ayuda no se hallarán en el limbo financiero.  Están disponibles aún préstamos y becas garantizados por el gobierno federal en las instituciones para los estudiantes que muestran necesidad monetaria.

    La asistencia derivada del estado, por otro lado, se está haciendo menos común en lo que algunos estados luchan por mantenerse a flote durante esta baja económica.  Algunos han comenzado a reducir sus presupuestos para la educación superior, lo cual podría resultar en un aumento en la matrícula.

CONTENIDO RELACIONADO

    El 4 de noviembre, el gobernador Arnold Schwarzenegger posó una reducción en el presupuesto para la Universidad de California de $65,5 millones. Esto llegó añadido a una reducción de $8 millones ya incluida en la propuesta de presupuesto estatal.

    Como parte de un plan de contingencia, Johnson, de UCLA, dice que existen algunos tipos limitados de financiación que su oficina puede implementar con base en un caso por caso.  No obstante, nota, UCLA no puede reemplazar el dinero que hacen disponible los prestamistas privados.

    Raúl Lema, director de asistencia financiera de la Universidad de Texas, El Paso, advierte que, “Para el año que llega, estaremos preparados para la gente que podrá haber perdido su empleo, pero es posible que tengamos que hacer nuevos cálculos de asistencia financiera con base en el monto de la renta familiar del solicitante en ese momento”.

    Ambos consejeros de asistencia financiera dicen que no han visto llegar un gran número de estudiantes a las oficinas de asistencia financiera este semestre, pero que para el año entrante, esto puede cambiar.

    Los detalles sobre la manera en que el plan de estímulo económico que aprobaron el presidente Obama y el Congreso podrá afectar las aspiraciones universitarias de estudiantes hispanos está todavía por verse.

    Más preocupante para los graduados de secundaria con credenciales académicos ejemplares pero sin seguridad migratoria es lo opaco que está el proyecto de ley DREAM, que los Congresos anteriores rechazaron, y si con un Congreso más ameno, se aprobará o no esta sesión.  Les daría no sólo acceso a oportunidades para una educación superior menos costosas, sino también les permitiría a los que se desempeñan bien la oportunidad de ajustar su situación migratoria y continuar viviendo en el país.

    (Edwin Mora es reportero de Hispanic Link News Service en Washington, D.C. Comuníquese con él a: [email protected]).

00:00 / 00:00
Ads destiny link